Skip to main content

Noticia

Motor

Superdeportivos abandonados en un concesionario de China

Porsche Carrera GT

En la ciudad de Guangzhou  nos encontramos con el que fue el primer distribuidor de Ferrari y Maserati del sur de la China continental. Sin embargo, este establecimiento es algo más que eso. Se ha convertido en una especie de museo improvisado en el que descansan algunos vehículos de Chevrolet, Ferrari o Porsche… ¡y qué modelos! Estos son los superdeportivos abandonados en un concesionario de China.

El Gordon Murray Automotive T.50 recoge el testigo del McLaren F1

El establecimiento abrió sus puertas en 2005 y, según informa Periodismo del Motor, las cerró entre 2011 y 2012. Fue la crónica de una muerte anunciada puesto que en 2007 dejó de estar ligado oficialmente a Ferrari porque la marca italiana se asoció con la subsidiaria de una empresa estatal. A esto tenemos que añadir las medidas anticorrupción del presidente chino Xi Jinping con las que pretendía frenar el consumismo. Evidentemente, comprar un Ferrari entraba dentro de esos excesos.

Prueba Audi RS 6 Avant 2020: la familia va a alucinar

Ferrari Superamerica

Ferrari Superamerica

Uno de los modelos que descansa entre sus paredes nos da una pista sobre el momento en el que echó el cierre: el Ferrari 612 Scaglietti dejó de venderse en 2011 así que sería este año o el siguiente cuando escribió el punto final de su historia. Junto a este modelo había dos Ferrari Superamerica, uno de ellos se vendió en 2016 y otro sigue allí. 

Se trata de una versión especial del Ferrari 575M Maranello de la que sólo se hicieron 559 unidades para todo el mundo; 43 tenían cambio manual… como el ejemplar de este concesionario. Equipado con un motor V12 atmosférico de 540 CV y 589 Nm de par motor, se ha llegado a pagar más de 600.000 euros por un superdeportivo como este.

Porsche GT Carrera

Porsche Carrera GT

Sin embargo, la joya de la corona de este rincón es el Porsche Carrera GT. La marca alemana hizo 1270 ejemplares y este es el número 1255 que, además, presume de un color que sólo fue elegido por tres de las personas que pudieron permitirse este modelo: el Zanzíbar Red Metallic.

Antes de llegar a China pasó por Alemania y Rusia, ha tenido dos dueños y su V10 atmosférico (con 612 CV de potencia y 590 Nm de par) sólo había recorrido 4.581 kilómetros; un superdeportivo tan especial que en las subastas supera sin problemas el millón de euros… y, a pesar de ello, está abandonado a su suerte en el sur de China.

Fuente: Periodismo del Motor

Fotos: James Wan

Etiquetas:

Superdeportivos

Y además