Skip to main content

Noticia

Motor

El Gordon Murray Automotive T.50 recoge el testigo del McLaren F1

Gordon Murray Automotive T.50
Digno heredero.

El McLaren F1 sentó cátedra en los años 90 y ha habido que esperar casi tres décadas para que su creador, Gordon Murray, haya dado vida a su sucesor espiritual. La espera ha sido larga, pero viendo el resultado final que es el Gordon Murray Automotive T.50, ha merecido la pena. Rendir homenaje al mítico superdeportivo no era fácil, pero para conseguirlo se ha apostado por unas señas de identidad muy sencillas: peso ultraligero, motor de altos vuelos y conducción pura.

 VÍDEO: Así es el GMA T.50, el sucesor espiritual del McLaren F1

Es un deportivo de tamaño muy compacto, que la propia firma compara con un Boxster de Porsche, y tremendamente ligero, con solo 986 kilos (957 en seco), algo que consigue gracias a su monocasco de carbono (menos de 150 kg), a su motor, que es el V12 más liviano del mundo (178 kg); la caja de cambios (80 kg), la suspensión de aluminio, etc.

7 historias del McLaren F1 que seguramente no conocieras

Su diseño está muy cuidado, sobre todo desde el punto de vista aerodinámico, pero a nivel estético destaca por la abaja altura del frontal, la “cúpula” del habitáculo, las puertas diédricas, las tapas del motor que se abren hacia arriba y una zaga en la que los pilotos impresos en 3D cede el protagonismo al ventilador de 400 mm de diámetro, que succiona el aire que pasa por debajo y “pega” el deportivo al suelo. Es una de las muchas soluciones aerodinámicas del T.50, que cuenta además con dos modos automáticos y cuatro manuales que permiten aumentar hasta un 50% la carga aerodinámica y reducir el drag en un 12,5%.

Pasando al habitáculo, como en el F1, cuenta con tres plazas, situando al conductor en el centro y adelantado para mejorar la experiencia de conducción, con un cuadro de mandos formado por un reloj analógico central y dos pantallas digitales a los lados. Los pasajeros van un poco más atrás y con los tres asientos en uso la capacidad para llevar equipaje es de 228 litros.

Hemos dejado para el final uno de los puntos más destacados del Gordon Murray Automotive T.50, su motor. Ha sido desarrollado por Cosworth y se trata de un bloque V12 de 3,9 litros y aspiración natural, que desarrolla 663 CV y 467 Nm, además de ser capaz de subir hasta las 12.100 vueltas. Se combina con una caja de cambios manual de seis marchas, que ha sido desarrollada con las cinco primeras acortadas para mejorar la aceleración y dejando la última para desahogar el motor. Por desgracia no se han hecho públicos sus tiempos de aceleración ni cuál es su velocidad punta.

Su producción empezará en enero de 2022 y sólo se fabricarán 100 ejemplares, todos con un precio de 2,36 millones de libras (2,61 millones de euros) antes de impuestos.

Y además