Skip to main content

Noticia

Nuevo Ford Puma 2019: nombre de coupé, cuerpo de SUV

Con acabado ST Line y llantas de 19"

Deja de lado la silueta coupe, pero se basa en el Fiesta como el modelo que estrenó el nombre

El Ford Puma 2020 ya está aquí. Se trata de un SUV del segmento B con líneas redondeadas que de algún modo te podrían recordar al coupé de los años 90 que tienes más abajo, pero lo cierto es que no tiene nada que ver con él.

Bueno, nada no, porque, al igual que el modelo que 'anunciaba' en 1997 Steve McQueen, el Ford Puma está asentado sobre la plataforma del Ford Fiesta, a la que han añadido batalla y más vías para obtener un modelo más musculoso y llamativo.

Ford Puma coupé 1997

Antes de desvelarnos el coche a Álex Aguilar, fotógrafo de AUTO BILD España y a mí en un estudio en Dusseldorf, Alemania, la gente de Ford nos hablaba de dinamismo, de ese espíritu del Fiesta (ellos decían 'fiestaness', que se podría traducir como 'fiestismo', más o menos), de deportividad... Por ejemplo, los faros están inspirados en el Ford GT nada menos. 

Le pregunto al responsable de diseño que por qué cambian la filosofía del modelo con el Puma 2020 y la respuesta es que los tiempos cambian. Lo cierto es que uno de cada cinco modelos que venden son SUV. Además, el segmento de los SUV urbanos está creciendo y es de lo más jugoso. Piensa que es un nicho de mercado donde están unos rivales de lo más atractivo: VW T-Roc y T-Cross, Nissan Juke, Opel Grossland X, Seat Arona, Peugeot 2008...

El modelo que ves en las fotos corresponde al acabado ST Line, que llevará llantas más grandes (de 18 pulgadas) y algunos detalles específicos como el paragolpes frontal, que es más agresivo. También se lanzará una versión de acceso denominada Trend y la más lujosa, Titanium.

Interior del Ford Puma

No se puede negar que el Ford Puma 2020 emana ese feeling a 'fiestaness'. El salpicadero, los asientos, la disposición de los mandos... También el tacto: lógicamente, los materiales son los mismos, pero más allá de eso, al sentarte sientes que es un coche que, al igual que el Fiesta, está muy bien rematado. Las ruletas y pulsadores varios tienen un tacto sólido, y lo mismo puedo decir de la palanca del cambio.

Dentro se siente espacioso: detrás hay espacio para las piernas. La banqueta no se desplaza porque en la marca piensan que eso solo sirve para ampliar el maletero, ya que al echar el asiento hacia adelante no cabe nadie detrás. Eso sí: el respaldo se reclina. En general me gusta la postura que tiene y solo echo en falta un detalle para redondear esta zona: los aireadores posteriores.

Con su pantalla de 12,3 pulgadas y un maletero brutal

Una de las principales novedades está en el cuadro de mandos: olvídate de las agujas y los reloes convencionales, al menos en las versiones superiores, ya que se van a sustituir por una pantalla LCD de alta resolución y 12,3 pulgadas

Ford Puma: un maletero inteligente

Uno de los puntos fuertes del nuevo Ford Puma está en el maletero. Tiene 456 litros, lo que le convierte en líder en su segmento, pero es que además tiene una especie de cofre bajo el suelo del maletero que añade más capacidad de carga (y aguanta hasta 200 kilos) de la que te puedes esperar en un coche así. Es más, nos hicieron una demostración a Álex y a mí y al ver lo que pensaban meter dentro, creía que abatirían los asientos...

La boca de carga tiene un metro de ancho, hasta 1,16 de alto y el borde está a 68 cm, por lo que puede que sea uno de los modelos más fáciles de cargar de su segmento.

Con su pantalla de 12,3 pulgadas y un maletero brutal

Motores del Ford Puma: ¿habrá híbrido? 

Al estar basado en el urbano de Ford, los motores procederán también de ese coche. Eso quiere decir que puedes esperar un bloque de gasolina de un litro y tres cilindros con tres escalones de potencia: 90, 125 y 155 CV. También habrá diésel, pero llegará más tarde (como la caja de doble embrague de siete marchas) y cumpliendo la Euro 6d, que es la normativa de emisiones más restrictiva.

El más potente de todos convertirá al Puma híbrido, o mejor dicho, el mild hybrid, por lo que podrá tener la etiqueta DGT más deseada de todas: la Eco. 

Como no puede ser de otro modo, utilizarán la tecnología de 48 voltios como ocurre en el nuevo Ford Kuga 2019. Dispone en lugar de alternador de un arrancador-generador por correa integrado llamado BISG, que permite la recuperación y el almacenamiento de la energía que normalmente se pierde durante el freno y en pausa para cargar una batería de ion-litio voltios refrigerada por aire. 

El BISG, que actúa como motor, y se integra en el motor EcoBoost de 1,0 litros y de baja fricción, permite bajar el consumo. Además, el tricilíndrico cuenta con desactivación de cilindros, por lo que el tercero deja de funcionar en situaciones de baja carga.

En cuanto a prestaciones, lo más seguro es que sean brillantes, ya que el BISG también ayuda al motor a moverse con mayor desahogo. Eso sí: no esperes avanzar en modo totalmente eléctrico: parece que una versión de este tipo queda descartada.

Del Puma 2020 nos decían que esperan que sea todo un superventas, que es un modelo muy llamativo y cin imagen, algo que busca la gran mayoría de los compradores de este tipo de coches. Desde luego, tiene presencia y ofrece una estética distinta a lo que ipera en el mercado así que probablemente se convierta en uno de los más vendidos de la marca...

Y además