Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Kia e-Niro frente a Audi Q4 e-tron: dos ventajas y dos debilidades de cada uno

prueba Audi Q4 Sportback 35 e-tron

Fortalezas muchas, pero también debilidades.

El Kia e-Niro es una de las grandes opciones que tiene disponibles la compañía surcoreana. En su gama de eléctricos contamos con este modelo, la versión eléctrica del Kia Niro. El modelo ha sido renovado, aunque en estas líneas hablaremos de la generación saliente. De la misma forma, el Audi Q4 e-tron representa otra de las grandes alternativas que tenemos disponible en el mercado del eléctrico, un coche que pone el diseño como una de sus grandes bazas. ¿Kia e-Niro o Audi Q4 e-tron? Dos ventajas y dos debilidades de cada uno.

Kia e-Niro

Kia e-Niro

Ventajas: Entre las ventajas que encontramos del eléctrico asiático podemos destacar su equipamiento. Y es que de serie cuenta con climatizador automático, llantas de aleación, sensor de lluvia, encendido automático de luces, sensor de lluvia, control de crucero adaptativo, entre otros elementos. La autonomía también es parte de sus ventajas, con una cifra real que ronda los 300 km. a velocidad de autovía.

Debilidades: El SUV eléctrico de Kia tiene muchas fortalezas, pero también debilidades. Entre ellas encontramos un precio elevado, un coste de adquisición que supera el de alguno de sus rivales. Desde 39.963 € podemos obtener un e-Niro 64 kWh Emotion con descuentos, una cantidad nada despreciable. Y eso teniendo en cuenta que se suma a esta debilidad la calidad de algunos plásticos.

Audi Q4 e-tron

prueba Audi Q4 Sportback 35 e-tron

Ventajas: La marca se refiere a él como uno de sus coches más innovadores, y no es para menos. Se trata de un coche que combina a la perfección el diseño, la tecnología y un comportamiento dinámico, siendo este una de sus grandes ventajas. También cuenta con una gran fortaleza en el interior, con un habitáculo muy espacioso que suma al vehículo un excelente confort.

Debilidades: En cuanto al apartado de debilidades tenemos que destacar en este Audi sus consumos, unas cifras que son muy sensibles al tacto de pedal y las condiciones. Hay que tener en cuenta que tiene un peso de nada menos 2.210 kg, y que su potencia en la versión 50 es de 299 CV. Sumamos a esta debilidad un aislamiento no tan bueno como cabría esperar teniendo en cuenta que su precio supera los 50.000 euros.

Etiquetas:

Motor

Y además