Skip to main content

Noticia

El Hennessey Venom F5 de más de 1.600 CV estará en Ginebra

Hennessey Venom F5

Hennessey Performance quiere dar un golpe de autoridad en el Salón de Ginebra 2018 con su Venom F5, un ‘monstruo’ de más de 1.600 CV de potencia.

El espectacular Hennessey Venom F5 es el último modelo confirmado para la larga lista de novedades del Salón de Ginebra 2018. El fabricante y preparador texano viajará hasta la capital de Suiza para robar algo de protagonismo a marcas como Koenigsegg o Bugatti, que habitualmente hacen grandes despliegues en este evento, con su llamativo superdeportivo que promete ofrecer más de 1.600 CV de potencia.

Venom GT Spyder de Hennessey: el convertible más rápido del mundo

Como sabrás, el Hennessey Venom F5 debutó en el SEMA Show a finales del pasado año, pero hasta el momento solo se ha exhibido públicamente en Estados Unidos. El Salón de Ginebra 2018, siendo la cita más importante del año para la industria del automóvil, se presenta por tanto como el escaparate perfecto para que el propio John Hennessey muestre en vivo y en directo su radical creación a los acaudalados visitantes de la muestra y poder cerrar ahí mismo, si es posible, alguna venta.

Esto no tiene que ser una tarea sencilla y no por el coche en sí, porque sus cifras son verdaderamente imponentes, más bien lo digo por los modelos contra los que compite. Solo se van a fabricar 24 unidades del Venom F5 y cada una de ellas podría costar alrededor de 2 millones de dólares en función de las opciones seleccionadas.

Una cantidad que le sitúa cerca de vehículos como el Bugatti Chiron o por encima de modelos como el Koenigsegg Regera. Ahora bien, a diferencia del anterior Hennessey Venom GT, que se desarrollaba a partir de la base de un Lotus, este nuevo Hennessey Venom F5 equipa un chasis propio sobre el que se sitúa una aerodinámica carrocería de fibra de carbono.

Bajo esa carrocería esconde un motor 7.4 V8 biturbo que produce más de 1.600 CV de potencia y que está ligado a una caja de cambios secuencial de siete velocidades y que envía la fuerza exclusivamente a las ruedas traseras. Pese a ello, el superdeportivo de Hennessey teóricamente acelera de 0 a 300 km/h en menos de 10 segundos.

Para pasar de 0 a 400 km/h este coche necesita menos de 30 segundos, mientras que se cree que la velocidad máxima estará fijada en alrededor de los 484 km/h.

Lecturas recomendadas