Noticia

Coches autónomos

Los fabricantes buscan que los conductores lleven las manos en el volante

Tesla Autopilot
Aarón Pérez

Muchos son los fabricantes que buscan que los conductores lleven las manos en el volante en los diferentes sistemas de conducción semi-autónoma que actualmente están desarrollándose. Uno de ellos es Tesla, quien ha fortalecido este sistema frente a los diferentes accidentes que han ocurrido por un mal uso del sistema Autopilot.

No te pierdas: La conducción autónoma, objetivo del G7

La conducción autónoma es el futuro de la movilidad personal, pero hasta que ese momento llegue, nos queda un largo camino de evolución, tanto por parte de las marcas y los sistemas como por la nuestra y la concienciación de lo que supondrá que un vehículo sea capaz de operar completamente de forma autónoma. Actualmente contamos con algunos sistemas de conducción semi-autónoma algo primitivos, pero los fabricantes buscan que los conductores lleven las manos en el volante y te explico por qué. 
En el accidente de un Tesla Model S en el que murió el conductor se determinó que éste tan solo mantuvo las manos en el volante 25 segundos durante una sección de 37 minutos del viaje total de 41 minutos. Tesla asegura que el sistema Autopilot no es un sistema de conducción autónoma como tal y que obliga al conductor a llevar las manos en el volante y a prestar atención a la carretera y el tráfico en todo momento.

Vídeo: así funciona la conducción pilotada de Audi:

Para que el sistema sea capaz de determinar que estamos prestando atención y llevamos las manos en el volante, se instalan cámaras y sensores de movimiento para los ojos y el volante. Y gracias a éstos, empresas como General Motors tuvieron que retrasar la introducción de su propia tecnología de asistencia al conductor, conocida como Super Cruise, la cual ofrece la función de atención a los conductores gracias a una pequeña cámara que se centra en la persona que se sienta al volante, y funciona con luces infrarrojas para realizar un seguimiento de la posición de la cabeza.
Por el contrario, si este sistema detecta que el conductor no está prestando atención a la carretera, le pedirá que lo haga mediante unas alertas que irán aumentando a medida que sean ignoradas. Si el conductor no responde a las advertencias visuales, táctiles y sonoras, el vehículo realizará una parada controlada. Tesla cuenta con un sistema similar de advertencia. 

Según el propio Elon Musk, si el conductor retira las manos del volante durante más de un minuto a velocidades superiores a 72 km/h cuando no hay vehículos delante, se lanzará una advertencia sonora que pedirá que vuelva a colocar las manos sobre el volante. El sistema se apagará automáticamente hasta que el coche esté estacionado si el conductor ignora tres avisos sonoros en una hora.
Fuente: Reuters

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria