Logo Autobild.es

¿Qué diferencias hay entre los coches nuevos más vendidos y los de segunda mano más vendidos en España?

Diferencias coches más vendidos

Poco o nada tienen que ver unos con otros.

Aunque ya haya comenzado febrero, los datos y estadísticas de ventas del mercado español del año pasado siguen dejando puntos interesantes que analizar. Hoy vamos a poner el objetivo en los coches nuevos más vendidos en España y los coches de segunda mano más vendidos en el país, que demuestran una diferencia abismal entre uno y otro mercado.

Antes que nada, los números absolutos de uno y otro. El de los coches nuevos experimentó un crecimiento del 16,7%, lo que llevó a alcanzar las 949.359 matriculaciones, quedándose por debajo del objetivo de un millón de coches anuales al que la industria parece no conseguir volver.

 

En cuanto al de ocasión, la subida fue menor, de hecho, meramente testimonial, con solo un 2,6% de aumento, pero dado que el volumen que se maneja es mucho más grande, el total de transacciones fue de 1.940.488 unidades.

Ahí está la primera diferencia: aunque es algo lógico, las ventas de coches usados son de más del doble de las protagonizadas por los coches nuevos, algo que afecta directamente a la renovación/rejuvenecimiento del parque automovilístico español.

Lo siguiente es que reparar en cuáles son los modelos presentes en cada una de las dos listas.

Por un lado, éstos son los coches nuevos más vendidos en España en 2023:

  1. Dacia Sandero: 27.951 unidades
  2. Seat Arona: 21.639 unidades
  3. Toyota Corolla: 19.845 unidades
  4. MG ZS: 19.818 unidades
  5. Peugeot 2008: 19.433 unidades
  6. Hyundai Tucson: 19.097 unidades
  7. Toyota C-HR: 18.478 unidades
  8. Kia Sportage: 18.359 unidades
  9. Volkswagen T-Roc: 17.238 unidades
  10. Seat Ibiza: 16.644 unidades

Por otro, la lista con los coches de segunda mano más vendidos en España en 2023:

  1. Volkswagen Golf: 61.883 unidades
  2. Seat Ibiza: 57.054 unidades
  3. Seat León: 46.578 unidades
  4. Renault Megane: 43.051 unidades
  5. Ford Focus: 41.113 unidades
  6. Renault Clio: 40.462 unidades
  7. BMW Serie 3: 37.752 unidades
  8. Opel Corsa: 35.342 unidades
  9. Opel Astra: 30.954 unidades
  10. Audi A3: 30.023 unidades

Con ambas listas frente a frente es bastante fácil apreciar tendencias propias de cada uno de los dos mercados, que no tienen réplica en el otro.

Los SUV son cosa de los coches nuevos

Es una tendencia que se lleva manteniendo desde siempre: el auge SUV es total… en el mercado de los coches nuevos, pero no tiene presencia entre los modelos más vendidos de segunda mano. En el primer caso, ocupa siete de las 10 primeras plazas, mientras que en el segundo, ni uno solo de los 10 coches usados más vendidos es un SUV.

Es algo que tradicionalmente se justificaba con el hecho de que, al ser una tipología de coche más reciente, no había suficiente oferta en el mercado de ocasión como para tener un peso relevante en éste.

Sin embargo, eso podía valer hacer años, pero ya no. Actualmente llevamos ya, sin problema, 20 años dentro del fenómeno SUV y, tal y como han arrasado en el mercado, hay parque suficiente como para adquirir uno usado. Sin embargo, los compradores siguen prefiriendo otros tipos de formatos.

Los compactos fueron los reyes y lo siguen siendo entre los usados

Otra tendencia que es diametralmente opuesta entre coches nuevo y usados. Entre los primeros, los compactos se han hecho a un lado para dar paso a los SUV (tanto C como B) y a los utilitarios, que en los últimos años han crecido y son más versátiles y pueden prácticamente cumplir las mismas funciones a un precio más barato.

El resultado es que han desaparecido prácticamente del top de ventas, contando con el Toyota como único representante.

Sin embargo, los datos del mercado de segunda mano muestran que “quien tuvo, retuvo”, siendo compactos el 60% de los modelos presentes.

La puerta de entrada a vehículos premium

En más de una ocasión, analizando los datos de ventas de los coches nuevos, hemos dicho que el conductor español no se compra el coche que quiere, si no el que puede. Y es algo que, comparándolas con las cifras del mercado de ocasión, se pone más que de relevancia.

Entre los primeros triunfan los coches de precio muy asequible (véanse los casos de los Dacia y MG) o de marcas generalistas que, preferentemente, sean modelos baratos. Ese no es para nada el caso entre los usados, puesto que es el mercado al que muchos conductores acuden para hacerse con el vehículo que querían a un coste más permisivo.

Es algo que también lleva ocurriendo desde siempre. Este año se vuelve a poner de manifiesto con los casos del BMW y del Audi, modelos de marca premium que para muchos potenciales compradores tienen un precio prohibitivo al salir del concesionario, pero que sí pueden costearse de segunda mano.

Sin embargo, el paradigma de esta tendencia es el Volkswagen. El Golf es un compacto al que muchos conductores aspiran, pero que debido a su precio mayor que el de otros modelos generalistas del mismo segmento, muchos no pueden permitirse. Optar por él usado solventa ese problema y es lo que hace que lidere este mercado año tras año.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Ventas de coches