Skip to main content

Lista

Motor

Los 7 mejores SUV híbridos que puedes comprar en 2021

7 mejores SUV híbridos que puedes comprar en 2021
Electrificación al poder.

Identificar patrones y tendencias dentro de un mercado si no es sinónimo, si al menos implica aumentar considerablemente las probabilidades de éxito. En el mundo de la automoción es fácil apreciar el auge de la electrificación y el hecho de que los SUV siguen siendo la moda es más que patente. Por eso, el área en que ambos elementos coinciden genera mucho interés entre los conductores: estos son los 7 mejores SUV híbridos que puedes comprar en 2021.

Toyota C-HR

Uno de los SUV más vendidos en España en 2020, combina unas dimensiones compactas con un diseño atractivo, así como con la posibilidad de montar dos sistemas de propulsión híbridos de distinta potencia. El de acceso con 122 CV, ya es un conjunto solvente aunque sin alardes, pero el superior, con 184 CV, transmite unas sensaciones más deportivas acordes con su deportiva estética. Se puede comprar desde 25.500 euros.

Hyundai Kona

Hyundai Kona 2021

El Hyundai Kona tiene versiones para todos los gustos (incluso una deportiva N) y entre todas sus variantes electrificadas no falta un híbrido convencional de 141 CV, equipado con una pequeña batería de 1,56 kWh. A su favor cuenta con un bajo consumo (unos 4 l/100 km) aunque si es cierto que su peculiar diseño puede polarizar las opiniones, a quien le guste le gustará mucho pero a quien no, quizá lo odie. Es lo que tiene salirse de la norma. Está disponible desde 22.890 euros.

Honda HR-V

El Honda todavía no está a la venta aún (llega a finales de año), pero constituye una alternativa interesante entre sus congéneres por lo peculiar se su sistema de propulsión híbrido. Está formado por un motor de gasolina y dos bloques eléctricos, con una potencia de 131 CV. Hasta ahí todo normal, pero por lo que destaca es porque es el motor eléctrico principal el que se encarga de mover el coche, dejando que el propulsor térmico actúe como generador la mayor parte del tiempo, interviniendo para propulsar el vehículo únicamente en situaciones de alta demanda.

Nissan Qashqai

Situación similar es la del Nissan Qashqai (aunque llega en verano). El superventas estrena nueva generación, que a todas luces continuará la senda de éxito de sus predecesoras, y entre sus múltiples novedades está el sistema ePower, una suerte de híbrido/eléctrico de autonomía extendida con 190 CV en la que el motor gasolina 1.5 actúa como generador de electricidad para el bloque de cero emisiones. Promete un consumo de 5,3 l/100 km. Solo se ha desvelado el precio de la edición especial de lanzamiento, que cuesta 133.000 euros.

Kia Xceed

La versión SUV del compacto de Kia ha sido la última en recibir la conocida mecánica híbrida enchufable del Grupo Hyundai, con una potencia total de 141 CV, que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 11 segundos, y una batería de 8,9 kWh con la que homologa una autonomía eléctrica de 48 km. Optar por el Xceed en lugar de por otros modelos como el Kia Niro depende de gustos personales, pero lo cierto es que el todocamino presenta una imagen desenfadada y con mucho empaque. Está disponible desde 25.400 euros.

Renault Arkana

Una de las novedades más recientes del mercado, el Renault Arkana propone una fórmula de SUV coupé que hasta ahora no se había visto entre las marcas generalistas. El francés entra por los ojos y solo se vende con mecánicas híbridas, empezando por una alternativa microhíbrida de 140 CV y ofreciendo también un HEV convencional con 145 CV, esta última desde unos 27.000 euros.

Mercedes GLE

Cerramos la lista de los 7 mejores SUV híbridos que puedes comprar en 2021 con un híbrido enchufable que se sale de la norma y es que, lejos de conformarse con una autonomía eléctrica suficiente para hacerse con la etiqueta CERO, Mercedes le ha otorgado al GLE 350 de 4MATIC Coupé una batería de mayor tamaño que le permite recorrer hasta 107 en modo cero emisiones. Con tanto rango funciona como eléctrico sin problema en todos los trayectos diarios y el gasto de combustible puede ser prácticamente inexistente. Eso sí, es caro, cuesta casi 88.000 euros.

Y además