Skip to main content

Comparativa

Coches 4x4

Comparativa DS7 Crossback/Mazda CX-5/Volvo XC60: ¡A por Alemania!

DS 7 Crossback/Mazda CX-5/Volvo XC60.

Hay vida más allá de Audi Q5, BMW X3 o Mercedes GLC. DS7 Crossback, Mazda CX-5 y Volvo XC60 llegan dispuestos a demostrar que la alternativa también puede ser interesante. El recién llegado DS7 Crossback viene dispuesto todo. ¿Lo conseguirá?

Cuando hablamos de SUV 'premium', ¿quién dice que solo existen el Audi Q5, BMW X3 o el Mercedes GLC? Te traemos aquí a tres ejemplos de que hay otras alternativas de lo más satisfactorias. Y los enfrentamos. Comparativa: DS 7 Crossback/Mazda CX-5/Volvo XC60.

Sobre todo, el DS7 Crossback busca la diferenciación. Cuando me acerco, con la llave en la mano, y pulso el botón del cierre centralizado, llega la primera sorpresa: el coche parpadea... ¡Como si flirteara con nosotros! O dicho de otra manera: seis bombillas de LED de los faros principales giran sobre sí mismas. Un espectáculo que hay que ver en directo para comprenderlo. También los pilotos traseros, con sus luces láser romboides, dejan claro el cuidado por los detalles de este DS.

Dentro esperan muchos. ¿Hace cuánto no veías los botones de los elevalunas en la consola central? En este caso, son unos rombos que parecen pulidos a mano por un joyero. Porque los rombos son la constante en el DS7. Los ves por todas partes. Otro detalle simpático es el reloj que gira en el medio, nada más encender el motor. Me acomodo en los asientos, muy confortables, y arranco.

VÍDEO: ¡Así se comporta el DS4 Crossback en la nieve!

DS7 Crossback: Suavidad francesa

Se mueve con una suavidad absoluta, la que esperan lo compradores de este modelo: en modo Confort, los ocupantes apenas se dan cuenta de que ha una carretera bajo sus cuerpos. Nuestra unidad iba equipada con el sistema DS Sensoral Drive, que incorpora amortiguadores adaptativos y una cámara que escanea las irregularidades y resulta muy eficaz. Solo las enormes ruedas de 20 pulgadas empañan algo el confort general, y las juntas de la carretera se hacen algo presentes.

DS 7 Crossback/Mazda CX-5/Volvo XC60.

Y es que, incluso en modo Sport, la suspensión del DS sigue siendo un poco más confortable que en el Mazda CX-5. A partir de 130 km/h entran algunos ruidos aerodinámicos que en ningún momento llegan a ser molestos, y el motor diésel de 177 CV y 400 Nm está bien aislado. La otra cara de la moneda llega cuando afronto una carretera de montaña con decisión: la carrocería balancea demasiado, y se acentúa una tendencia al subviraje. Me queda claro: el DS7 Crossback no es un devoracurvas, sino un SUV para viajar relajadamente con mucho confort.

Mazda CX-5: Dinamismo japonés

Si lo que quieres es algo de picante, mejor hazte con el Mazda CX-5: es el más ágil de los tres. Y con 1.661 kilos de peso en vacío es el más ligero. El Volvo XC60 es el peso pesado de la comparativa: le saca 200 kilos al Mazda. El japonés entra y sale de las curvas con aplomo, y los balanceos bastante controlados para su altura. Y va apoyado en una dirección rápida, precisa y muy comunicativa. El tarado del chasis es firme, pero no llega a ser incómodo. Y el ESP es permisivo, permite incluso jugar un poco con la zaga, pero siempre dentro de unos márgenes de seguridad amplios.

El motor diésel de 175 CV y 420 Nm gira con ganas, y tiene a una gran aliada en la palanca del cambio, de recorridos cortos y exactos. Está bien aislado, pero en aceleraciones fuertes, se hace más presente en el interior de lo deseado. Para frenar en caliente de 100 km/h a 0 necesita 35,6 metros. Es un buen dato, pero queda por detrás de sus dos rivales: requieren un metro menos, y con sus discos más grandes tienen mayor resistencia a la fatiga. Por otro lado, el Mazda es el más prestacional, con solo 8,6 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, tres décimas antes que el Volvo. El DS necesita más de nueve. Y el japonés es el más tragón, aunque solo consume un poco más que sus rivales: 7,2 litros frente a 7. En todos los casos, muy por encima de las cifras oficiales de los fabricantes.

Volvo XC60: Aplomo sueco

En Volvo siempre han cuidado mucho la seguridad, y el XC60 no es una excepción. Parece como si nada fuera capaz de ponerlo nervioso. El ESP tiene una entrada pronta, pero suave, y el chasis de serie sorprende con su excelente capacidad de filtrado. En acabados, se pone por encima de sus rivales. En este apartado, el Mazda es el que queda por detrás. Sus ajustes y materiales en general son buenos, pero es menos afinado en los pequeños detalles que los otros dos modelos.

DS 7 Crossback/Mazda CX-5/Volvo XC60.

El Volvo, por otro lado, es el que mejor aislado está, y el que ofrece más espacio. Especialmente detrás: el Mazda y el DS obligan a ir con las rodillas muy flexionadas, y en el sueco la postura es mucho más relajada. Finalmente, hay que destacar una virtud del Volvo y el DS: son de los primeros modelos en cumplir la exigente normativa de emisiones Euro 6d.

¿Quieres conocer todas las versiones del nuevo DS7 Crossback? Aquí las tienes.