Logo Autobild.es

DS 7 2023: probamos el SUV más exitoso de la marca que ahora se electrifica

Esta prueba del DS 7 2023 demuestra que no hace falta un cambio revolucionario en alguno de sus aspectos para conseguir un poco de aire a mitad de su ciclo comercial.

Y es que este SUV, que fue el primer modelo propio de DS y se lanzó en 2018, se ha convertido en un peso pesado dentro de la marca: nada menos que el 45% de los coches que venden en Europa llevan este nombre.

Diseño e interior: ligeros cambios y sabor 'francés'

Si te fijas en las fotos, verás que no hay cambios dramáticos, sino solo leves ajustes. Y es normal, puesto que el DS 7 seguía estando plenamente vigente hoy en día.

Sin embargo, el equipo de diseño sí que ha creado un frontal algo diferente, un poco más dinámico y elegante. Para ello han hecho algo más grande la parrilla y afilado los faros, que pierden los tres puntos de luz anteriores por un sistema de leds de alta intensidad con 84 puntos de luz repartidos en tres filas para un mayor alcance (hasta 380 metros).

Otros cambios llegan en forma de detalles: precisamente junto a los faros aparecen unos 'DS Wings' y, siguiendo con las luces, los pilotos del nuevo DS 7 2023 cuentan con un patrón de rejilla algo diferente. Entre ellos, ahora aparece la inscripción DS Automobiles y sí, lo has adivinado: nos olvidamos de eso de ‘Crossback’.

 

En cuanto al interior del 'nuevo' modelo de DS, se estrena una tapicería de piel gris perlada y se actualiza, junto a algunas nuevas molduras y diseños gráficos, la luz de ambiente para ofrecer un aspecto más moderno. 

Una de las cosas que más me gusta al iniciar la prueba de este DS7 2023 es que el sistema de infotainment es diferente y se acerca al que utiliza el grupo en el Citroën C5 X. Su funcionamiento es mucho más fluido, los gráficos más legibles y agradables a la vista y en general la sensación de funcionamiento es mucho más gratificante. 

En cuanto al manejo, se mantienen los botones físicos táctiles de la zona baja de la pantalla y todo lo demás se fía al control a través de la pantalla de 12” del salpicadero, por lo que siguen siendo incómodas algunas cosas tan sencillas como cambiar la temperatura o escoger una emisora de radio.

Por lo demás, aprueba con nota. Estoy al volante de un DS 7 E-Tense de 225 CV, la versión de acceso al mundo E-Tense, con el acabado Opera, por lo que disfruto de acabados en piel y de unos asientos opcionales con masaje y un tamaño, forma y mullido más que aceptables.

Lo que no cambia en ninguna de los acabados es la agradable sensación de espacio en el interior. Las plazas delanteras están fuera de toda duda y detrás podrás acomodar a tus acompañantes sin ningún problema en una zona luminosa y espaciosa, tanto para piernas como para cabeza.

Dinámica: más cómodo que otra cosa. Y no pasa nada

DS7 2023

La prueba del nuevo DS 7 la hago por las carreteras estrechas de los alrededores de Niza. Muchas curvas, asfalto en un estado “no ideal”, resaltos reductores de velocidad... Lo cierto es que este SUV compacto puede con todo sin despeinarse demasiado.

Es cierto que el dinamismo no es lo suyo, pero eso seguro que ya lo intuías. Si subes el ritmo, el DS 7 se muestra torpón y perezoso a la hora de cambiar de dirección. Pero no creo que sea algo negativo, ya que este coche no ha nacido para seguirle la estela a cualquier compacto deportivo de última generación.

En el caso del DS 7 2023, como ocurría en el modelo de 2018, lo que tienes entre manos es un modelo cómodo, con unas suspensiones suaves

En el caso del E-Tense 225 (y al igual que en el resto de gama electrificada, a la que llegaremos en un momento), el eje delantero tiene la inestimable ayuda del DS Active Scan Suspension que adapta los amortiguadores delanteros a lo que ofrece la carretera: badenes, baches, grietas... 

Durante la prueba también pude hacer un pequeño recorrido urbano en el que pude sacar partido del motor eléctrico. Como en todos los coches de este tipo, al no haber vibraciones ni ruido la sensación es muy satisfactoria. Cuando entra en funcionamiento el motor térmico (un 1.6 de 180 CV) se nota, pero de una manera bastante contenida y que no molesta, afortunadamente.

También me gusta que la transmisión se fía a una caja de ocho velocidades fabricada por Aisin que cumple con su cometido de manera eficaz y discreta: las leyes del cambio están muy bien calibradas para ofrecer un comportamiento cómodo y no se va a convertir en protagonista de tus viajes, lo cual es genial.

Precio/rivales: 

El precio del DS 7 2023 es quizá la parte más peliaguda del coche. En la marca han decidido apostar por las versiones E-Tense, de las que hay tres variantes: 225, 300 y 360 CV, por lo que no se puede decir que sean baratos. Aparte, también llegará una versión BlueHDI de 130 CV que será ideal para los que tengan previsto recorrer grandes distancias. 

Los precios del DS 7 2023 quedan así:

  • Blue HDI 130: 42.800 euros
  • E-Tense 225: 52.600 euros
  • E-Tense 300 4x4: 60.500 euros
  • E-Tense 360 4x4: 75.200 euros

En cuanto a los rivales, el segmento compacto de los SUV está más que poblado y tienes modelos para todos los gustos. 

Se ubica en la parte confortable del segmento, por lo que se puede codear con modelos como el Audi Q5 TFSIe (desde 65.000 euros) o el Volkswagen Tiguan e-Hybrid (48.000 euros). Los que busquen más dinamismo, quizá dudarán si escoger la versión de 360 CV o ahorrarse unos buenos euros y apostar por el Cupra Formentor e-Hybrid (lee aquí la prueba; desde 40.500 euros)

Quizá el DS 7 de esta prueba juegue en la liga de los modelos de marcas “alternativas”, para todos aquellos que no quieren el típico SUV alemán. Por eso, puede que también echen un vistazo al Volvo XC60 Recharge (67.300 euros).

Factores de compra

Tras la prueba del DS 7 2023, llega la pregunta: ¿A quién le puede interesar un SUV híbrido de este tipo como este? Lo cierto es que barato no es, pero a cambio ofrece un buen equipamiento y proyecta una imagen diferente a sus rivales más conocidos.

Además, el DS 7 E-Tense de 225 CV se permite el lujo de ofrecer una autonomía urbana de 80 km (WLTP), por lo que puede tener mucho sentido para los que tengan un día a día eminentemente urbano o interurbano.

A la hora de hacer viajes por autopista, repostarás más de la cuenta y llegarás a consumos que rondan los siete litros cuando te quedes sin batería, como ocurre con sus primos el C5 X o el 3008 enchufable. Pero eso no debería sorprenderte, ¿no?

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Coches híbridos enchufablesSUV híbridos

Valoración

Nota7.5

Hemos probado el nuevo DS7 2023, que recibe ligeros cambios y se convierte en un SUV electrificado, aunque mantiene una versión diésel de 130 CV.

Lo mejor

Autonomía eléctrica de la versión 225, suavidad de marcha, comodidad

Lo peor

Manejo táctil, algunos plásticos poco vistosos en el salpicadero