Skip to main content

Reportaje

F1

Así salvó la vida ‘Super Grosjean’: La F1 más segura de la historia

Romain Grosjean

Romain Grosjean ha cambiado su foto de perfil en Twitter. Ahora es ‘Super Grosjean’, gracias al dibujo que le ha enviado un seguidor en redes sociales. El francés consiguió salir por su propio pie del monoplaza destrozado y en medio de un terrible incendio. Sin las actuales medidas de seguridad, no habría sido posible.

Romain Grosjean envió un mensaje de agradecimiento la familia de Jules Bianchi tras su accidente el pasado domingo en Bahréin. Jules falleció tras un terrible impacto contra una grúa de extracción en el Gran Premio de Japón, cifrado por la FIA en nada menos que 254 G de fuerza, una auténtica brutalidad a la que el joven francés no pudo sobrevivir, después de meses ingresado en un hospital. La FIA tomó cartas en el asunto tras perder a un piloto en competición – no sucedía desde 1994 –, analizó lo ocurrido tras este accidente y el de María de Villota, y decidió introducir el Halo entre un sinfín de críticas. Ese Halo tan criticado, salvó la vida a Grosjean el domingo. "Jules me salvó la vida. Sin el accidente de Jules, probablemente no se hubiera introducido el Halo. Y sin Halo, Romain Grosjean ya no estaría aquí". Ahora la FIA analiza qué se puede mejorar tras el accidente del piloto de Haas para seguir salvando vidas en el futuro. Porque todos sabemos que pudo haber sido peor. Mucho peor.

Super Grosjean
Imagen: @BMoreauDessins

“Siempre se puede mejorar”, esa es una frase que hemos oído a pilotos exigentes, que siempre buscan hasta la última décima y exprimen su conocimiento y el de sus ingenieros para lograr los mejores resultados posibles. Esos logros son vitales en su trayectoria deportiva. Pero hay algo aún más importante: la seguridad. El riesgo nunca será cero, y siempre se puede mejorar. Por eso la FIA, papel y bolígrafo en mano, ya analiza lo ocurrido en el Gran Premio de Bahréin de F1.

Se ha considerado un milagro que Romain pudiera salir por su propio pie del monoplaza. Incluso se ha dichoo que tuvo suerte, tras un golpe de más de 50 G contra el guardarraíl, el cual llegó a atravesar con el propio monoplaza, que además quedó partido en dos y convertido en una bola de fuego. Nos agarramos a la suerte cuando ocurre un hecho excepcional para el que no conseguimos encontrar una explicación. Que un piloto tras un terrible accidente de estas características se levantara él mismo, sin ayuda, y apareciera de entre las llamas para salvar su vida, es más aún que excepcional.

VIDEO: Una vuelta al circuito exterior de Bahréin

Los mecanismos de protección de la FIA

El Haas VF-20 de Romain Grosjean puso a prueba cada uno de los mecanismos de seguridad que la FIA ha introducido durante décadas de trabajo e investigación. El monoplaza se fue desintegrando a medida que golpeaba las protecciones. Tanto el morro, alerones y la estructura de impacto del monoplaza amortiguaron los golpes para proteger al piloto.

Lo que no estaba previsto en ningún caso es que el Halo acabara haciendo palanca contra el guardarrail. El monoplaza penetró la valla y la atravesó, provocando la separación en dos partes del coche americano, del tren delantero y trasero, tras romperse los seis anclajes que los unen. Gracias al Halo, Romain no sufrió impactos en su cabeza mientras el cockpit atravesaba el guardarrail, lo cual habría sido fatal en un golpe de estas características. 

Tanto la célula de supervivencia como el Halo quedaron ligeramente dañados, pero prácticamente intactos tras el accidente. Esto fue clave para que Romain no sufriera daños de gravedad y pudiera continuar consciente en todo momento. En las imágenes siguientes, se pueden ver los daños en la estructura de la célula de supervivencia y el Halo, aunque todos los sistemas cumplieron con su objetivo.

Accidente de Romain Grosjean en Bahrein
Accidente de Romain Grosjean en Bahrein
Accidente de Romain Grosjean en Bahrein

Se ha criticado la posición de la valla, pero según Aman Barfull, director deportivo del RACC y responsable de seguridad vial del Circuit de Barcelona-Catalunya en declaraciones al diario La Vanguardia, “la ubicación de ese tipo de valla en ese tramo del trazado no es incorrecta; es una valla tupida, sin huecos, y situada en una recta: cumplía la normativa. Solo cuando se precisa una protección adicional (la FIA) pide filas de neumáticos o los módulos Tec-Pro”.

El incendio y los 28 segundos en el infierno

Accidente de Romain Grosjean en Bahrein

Uno de los momentos más dramáticos del accidente de Romain Grosjean fue el tremendo incendio que provocó su impacto. Las causas todavía están bajo estudio de la FIA, y no hay duda de que los avances en la seguridad en el futuro irán en esta línea. Con el fortísimo golpe y la separación en dos del monoplaza, se cree que se rompieron los tubos que van desde el depósito de combustible hasta el motor, y estos restos se incendieron con los restos.

El depósito estaba lleno y preparado para el inicio de la carrera, con más de 100 kilogramos de combustible, y ha trascendido que prácticamente se encontraba completo tras el accidente... afortunadamente, porque visto el incendio que provocó “solo” un poco de combustible, habría sido terrible que se prendiera el resto. El depósito está hecho de Kevlar y caucho, a prueba de balas.

Accidente de Romain Grosjean en Bahrein

Grosjean tardó 28 segundos en salir del VF-20, un tiempo límite para que aguantaran el mono, las zapatillas y guantes ignífugos que equipan los pilotos. Romain tuvo que apoyarse en el cockpit, que estaba ardiendo, para poder impulsarse hacia arriba y salir del monoplaza. Consiguió subirse a las barreras, salió del fuego y saltó ayudado por Ian Roberts, Médico de la F1, que había llegado allí en el Coche Médico, que acompaña a los monoplazas durante la primera vuelta de carrera.

La labor de Roberts, como la del piloto del Coche Médico, Alan Van der Merwe y de los comisarios presentes, fue clave. Si bien es cierto que Romain hizo lo más importante, que es salir del monoplaza, Roberts se acercó hasta un metro de la bola de fuego, sin temor a que aquello pudiera acabar estallando. Comisarios sin la protección adecuada y sin estar preparados para este tipo de accidente, hicieron todo lo posible para sofocar las llamas lo suficiente para que Grosjean pudiera salir del coche. Roberts dijo que en cuanto se acercó vio cómo Grosjean se estaba moviendo y trataba de salir del monoplaza para ponerse a salvo.

La seguridad en la F1: 70 años viviendo a fuego

Investigación de la FIA

Accidente de Romain Grosjean en Bahrein

Como decíamos al inicio, ahora la FIA tendrá que investigar todo lo ocurrido. De hecho, el análisis ya está en marcha y la Federación investigará durante entre seis y ocho semanas todos los datos y elementos de los que dispone para averiguar qué fallo y qué se puede mejorar. Se podrá conocer si las barreras funcionaron correctamente, los extintores del monoplaza – que podrían no haber saltado a tiempo – y esa separación en dos mitades del F1 que agravó el accidente.

El jueves del Gran Premio de Sakhir, en el que el francés no participa mientras se recupera de sus quemaduras en piernas y manos, Romain se acercó al paddock del GP de Bahréin. Allí agradeció la labor de aquellos que se jugaron la vida para salvar la suya: Ian Roberts, Alan Van der Merwe, los comisarios… Todos saben que pudo ser peor. Que pudo ser terrible. Pero la Fórmula 1 ha demostrado por qué es la categoría reina... también en seguridad.

Bernd Mayländer, conoce al piloto del safety car de la F1

Imagen: Motorsport Images/Twitter @BMoreauDessins

 

Y además