Skip to main content

Noticia

F1

El aterrador relato de Grosjean sobre su accidente

Accidente de Romain Grosjean en Bahrein
“No sé si se puede hablar de milagros o si se puede usar esa palabra, pero en cualquier caso diría que no era mi momento”, ha señalado el francés.

Romain Grosjean ha concedido su primera entrevista tras el accidente que sufrió el pasado domingo en Bahréin a una televisión francesa. El piloto francés ha dicho que vio la muerte venir, que se acordó del accidente de Niki Lauda en el GP de Alemania de 1976, aunque lo que más le preocupó fue su familia y sus hijos. “Me dije a mí mismo que tenía que salir”.

Los ángeles de la guarda de la F1

VIDEO: Los test de Fernando Alonso con el Renault de 2018, desde dentro

Romain Grosjean ha hablado sobre el accidente que sufrió el pasado domingo en el GP de Bahréin en una entrevista a la cadena de televisión francesa “TF1”, en la que ha relatado lo que sintió en los interminables 28 segundos que estuvo atrapado en unas llamas que nos hicieron temer lo peor.

“No sé si se puede hablar de milagros o si se puede usar esa palabra, pero en cualquier caso diría que no era mi momento”, ha señalado el francés, que todavía se encuentra en el hospital de Bahréin recuperándose de sus heridas en las manos y pies.

“Parecieron más de 28 segundos. Vi cómo mi visera era naranja, al lado izquierdo del coche veía el fuego. Pensé en muchas cosas, me acordé de Niki Lauda y pensé que no podía terminar así. Mi historia en la Fórmula 1 no podía terminar de esta forma. Pensé en mis hijos y me dije a mí mismo que tenía que salir”, ha explicado el piloto de Haas.

“Metí las manos en medio del fuego. Sentí que ardía el chasis. Conseguí salir y de repente sentí que alguien tiraba de mí. Fue cuando supe que estaba fuera”, comentó, antes de definir lo sucedido como “el accidente más grande que ha visto en la vida”.

“El monoplaza se incendió, estalló y la batería se prendió, por lo que añadió mucha energía al impacto. Ha sido como volver a nacer. Marcará mi vida para siempre”, comentó Romain, que tratará de volver a competir en el GP de Abu Dhabi, con el que cerrará su paso por la F1.

“Estoy feliz porque estoy vivo, pero también siento la necesidad de volver al coche en Abu Dhabi para finalizar mi paso por la Fórmula 1 de una forma distinta”, añadió. "Romain Grosjean nunca habría dicho eso pero, si corro en Abu Dhabi, seré feliz incluso si termino vigésimo”.

Romain también tuvo unas bonitas palabras hacia sus hijos. Dijo que el pequeño, Simon, cree que su padre tiene “poderes mágicos y un escudo de amor” que lo protege. También le ha hecho un dibujo que le ayude a recuperarse. El mayor, de siete años, sí que trata de entender lo ocurrido. 

El francés también dijo que se siente un poco como “Mickey Mouse” por las vendas que tiene en las manos, y que le dificultan a día de hoy el poder escribir mensajes desde el hospital. También comentó que necesitará apoyo psicológico tras haber visto “la muerte venir” y recordó a Jules Bianchi, piloto francés que falleció meses después de un fuerte accidente en el GP de Japón de 2014. “No quería llevarme allí arriba”. El de su compatriota fue uno de los terribles accidentes que provocaron la introducción del “Halo”, el elemento de seguridad que ha salvado la vida a Grosjean.

Imagen: Motorsport Images

Y además