Reportaje

Los cinco deportivos más radicales de 2015

Raúl Salinas

23/12/2015 - 09:50

Todavía nos dura la resaca de la última hornada de superdeportivos, con el LaFerrari, 918 Spyder y P1 entre los más destacados. No obstante, 2015 también ha visto unos cuantos deportivos radicales, de esos con los que pasarlo genial durante una mañana de domingo tanto en una carretera revirada como en cualquier circuito. Estoy seguro que cualquiera de estos cinco deportivos radicales de 2015 podrían estar en la lista a los reyes magos de un 'petrolhead'.

Decidir cuáles son los cinco deportivos más radicales de 2015 no es tarea fácil: son muchos los coches espectaculares que hemos visto durante el año que se termina. Este 2015 no ha sido tan generoso en el segmento de los hypercar como el año pasado, pero aún así, si por radical entendemos que son coches que aportan el máximo placer de conducción, los candidatos no son pocos. En la galería de los cinco deportivos más radicales de 2015 podrás verlos en detalle, quizás no estén todos los que son, pero sí son todos los que están.

No te lo pierdas: Los cinco deportivos más bonitos de 2015

Para Porsche ha sido un año muy importante en el sector de los deportivos radicales, con dos de los productos más alucinantes que jamás hayan salido de Stuttgart: el Porsche 911 GT3 RS y el Porsche Cayman GT4. El primero busca la máxima eficacia, mientras que el segundo busca las sensaciones de un deportivo de los de antes, placer de conducción pura: motor central, tracción trasera y cambio manual. Por supuesto, Ferrari y Lamborghini no se han quedado atrás, con dos versiones 'carreras-cliente' de sus modelos más potentes, el Ferrari F12 y el Lamborghini Aventador. El Ferrari F12tdf da un salto en términos de eficacia y de agresividad sobre la pista muy importante sobre el F12, mucho más de lo que hizo en su día el Ferrari 599 GTO.

El Lamborghini Aventador SV es portador de unas siglas que siempre son sinónimo de deportividad radical y velocidad extrema. Entre los modelos puramente de carreras, pero con un aire de querer llevar mucha de esa tecnología a la calle, este pasado año ha destacado el Aston Martin Vulcan. Y si hablamos de coches pensados por y para la pista, pero que nos permiten ir a buscar el pan con él, el Lotus 3-Eleven es amo y señor: un coche que define perfectamente lo que es un coche radical, sin concesiones, sin lujos: un volante, un potente motor, ligereza y diversión, mucha diversión. 2015 se termina pero 2016 tiene una pinta excelente: veremos deportivos tan apasionantes como el Ford GT de producción o el esperadísimo Bugatti Chiron.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches