Skip to main content

Reportaje

GTI Performance Days 2018: a prueba la gama GTI de Volkswagen

GTI Performance Days 2018

Viajamos hasta Málaga para asistir a los GTI Performance Days 2018, un evento donde ponemos a prueba la gama de modelos GTI de Volkswagen al completo.

Una hora al volante y dos viajes en tren para llegar a Málaga y poner a prueba la gama completa de modelos GTI de Volkswagen en uno de los eventos más deportivos de la marca, los GTI Performance Days 2018. El fantástico clima de la Costa del Sol es perfecto para conocer los vehículos más prestacionales de la compañía alemana, con el colofón de poder rodar en el circuito de Ascari con ellos.

Los GTI Performance Days 2018 nos deparan dos importantes novedades en las dos jornadas en las que se dividen. Además del Volkswagen Golf GTI, que fue renovado el pasado año en un restyling de la séptima generación del compacto alemán, el nuevo Volkswagen Polo GTI como principal novedad y la exclusiva oportunidad de poder ponernos al volante de uno de un modelo que no va a llegar al mercado español, el Volkswagen up! GTI, un homenaje al GTI original que tan solo estará disponible en Alemania.

No te pierdas: ¿Se avecina un nuevo Volkswagen Polo GTI Performance?

Pero ahí no acaba todo. Y es que Volkswagen nos ofrece la posibilidad de subir a bordo del renovado Volkswagen Golf GTI TCR para la temporada 2018 de la TCR Series, un auténtico coche de carreras con 350 CV y todo el equipamiento necesario para haber cosechado ya un total de 12 títulos internacionales en ediciones pasadas del campeonato. Por último, la gama completa del Volkswagen Golf GTI, con una unidad de cada una de las siete generaciones y 42 años de historia, como telón de fondo.

Volkswagen Polo GTI, el ‘superutilitario’

La sexta generación del Volkswagen Polo vio la luz oficialmente a finales del año pasado y, junto a éste, también llegó la variante GTI, la más potente jamás creada en los 20 años de trayectoria del Polo GTI. Este título recae sobre él gracias al motor 2.0 TSI de 200 CV y 320 Nm con el que consigue pasar de cero a 100 km/h en 6,7 segundos y alcanza una velocidad punta de 237 km/h. El propulsor se asocia a un cambio automático DSG de doble embrague con seis velocidades (más adelante llegará el cambio manual) y al sistema de bloqueo del diferencial XDS.

Vídeo: Volkswagen Polo GTI, lo metemos en circuito:

Recorro los primeros kilómetros a los mandos del nuevo Polo GTI. Sus nuevas dimensiones se notan en el habitáculo, siendo ahora casi tan grande como lo fue en su momento el Golf de cuarta generación, nuevos materiales y lo último en tecnología, donde destaca la doble pantalla para el sistema de infoentretenimiento y para el cockpit digital. Se muestra cómodo para recorrer largas distancias en autopista, pero también es capaz de extraer su auténtico lado GTI cuando llega ese momento.

Y ese momento llega cuando localizo una carretera de montaña entre los Embalses del Guadalhorce y del Guadalteba, donde, gracias al modo Sport y a las levas tras el volante, puedo disfrutar de cada curva de esta breve, pero intensa, carretera. El chasis deportivo, la suspensión y la respuesta del motor, con un reparto de pesos ideal hacen que el Polo GTI se convierta en ese pequeño deportivo versátil que puedes utilizar tanto en tu día a día como para disfrutar de un puerto de montaña.

La mordida de sus frenos detiene contundentemente al hermano mediano de la familia GTI en cada entrada a curva, mientras que el cambio DSG se sincroniza a la perfección con el motor turbo para entregar la potencia de manera continua en todo momento. Además, la combinación de sus neumáticos, la suspensión y el chasis deportivo hacen que el paso por curva sea muy rápido y estable, denotando algo de subviraje en pleno giro si abrimos gas antes de tiempo, resultado de una potente mecánica y de un peso liviano de 1.355 kilogramos.

En definitiva, el Volkswagen Polo más deportivo es uno de los miembros de honor de la familia GTI. No solo por su comportamiento afinado, sino por una estética acorde a lo que es la extensa y tradicional extirpe bajo las siglas ‘GTI’ de la marca, como es la tapicería Clark de diseño a cuadros, las llantas de 17 pulgadas (opcionales de 18 pulgadas), las pinzas de freno en color rojo, el volante deportivo con fondo plano e inserciones metálicas, o las dos salidas de escape integradas en el difusor trasero.

A los mandos del exclusivo Volkswagen up! GTI

Además de probar la nueva generación del Polo GTI, mi atención siempre se centró en el Volkswagen up! GTI, un coche que, desgraciadamente (ahora te explico por qué), no llegará a España, pero con el que el Volkswagen ha querido rendir tributo al icónico Golf GTI de 1976, por prestaciones, por dimensiones y por peso, un homenaje en toda regla que cumple con creces y que me deja un muy buen sabor de boca.

Vídeo: Volkswagen Up! GTI 2017: claves más importantes y en acción:

Como bien sabrás, el primer Golf GTI llegó en 1976 y es considerado el primer compacto deportivo de la historia. Cuando llegó, los ingenieros de Volkswagen instalaron un motor de 1.6 litros con 110 CV de potencia (más tarde se actualizaría hasta los 112 CV), todo ello en un coche de solo 810 kilogramos que era capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 9,2 segundos, todo un prodigio prestacional para un coche de su tipo en aquella época.

42 largos años después y tras siete generaciones del icónico Golf GTI, el modelo ha cambiado radicalmente perdiendo parte de la esencia de ese mítico GTI que sentó las bases de un segmento de compactos deportivos y que se ha ganado el estatus de clásico de culto. Sin embargo, Volkswagen ha querido rendir homenaje a este momento, y qué mejor manera de hacerlo que con una variante GTI del pequeño Volkswagen up!.

Como cabría esperar, las cosas han cambiado en estas cuatro décadas y, en lugar de su motor 1.6 de 110 CV, ahora encontramos una unidad tricilíndrica turbo 1.0 TSI con 115 CV y 200 Nm de par, cifras más que suficientes para alcanzar los 100 km/h en 8,8 segundos (0,4 segundos menos que el GTI original) y una velocidad punta de 196 km/h (14 km/h más que el Golf GTI Mk1). El peso también es superior, en parte por el equipamiento y en gran medida por la mejora en materiales y sistemas de seguridad y electrónica que incorpora el pequeño up!, lo que ha hecho que sobre la báscula alcance los 1.070 kg.

Ya conocemos sus especificaciones, por lo que llega el momento de ponerse al volante del Volkswagen up! GTI. Ha sido equipado con un chasis deportivo y una suspensión que rebaja la altura en 15 mm con respecto al modelo estándar, las llantas de 17 pulgadas otorgan un extra de estabilidad a su pequeña carrocería de tres puertas, mientras que componentes de estilo deportivo como los parachoques, el alerón sobre el techo o los asientos con la característica tapicería Clark de diseño a cuadros, armonizan todo el conjunto.

No te pierdas: Volkswagen Polo GTI 2018: cinco cifras que debes tener en cuenta

Salgo a carretera y empiezo a recorrer kilómetros. El comportamiento del motor tricilíndrico es lo que más me sorprende. Se muestra contundente, con empuje desde cualquier punto de cuentarrevoluciones y su sonido no presenta ni la baja sonoridad de algunos propulsores de estas características ni el repiqueteo de otros. Todo lo contrario. Incluso tiene algo de garra, algo de alma cuando piso el pedal del acelerador a fondo. Me gusta ese sonido que recuerda a un motor atmosférico a plena carga, aunque sea producto de un actuador que lo transmite al interior a través de los altavoces.

Vídeo: VW Polo GTI contra Golf II GTI 16v. ¡Viaja en el tiempo!:

A los mandos del up! GTI es casi imposible no sentirse nostálgico. El cambio manual de seis velocidades, poder hacer doble embrague para reducir de marcha o la dirección tan directa y cargada de sensaciones recuerda a modelos clásicos de la compañía alemana. Pero, además, el miembro más pequeño de la gama incluye tecnologías avanzadas como el filtro de partículas Otto para cumplir con la normativa de emisiones Euro 6 AG, una dirección asistida electromecánica, climatizador, iluminación ambiental y un sistema de información y entretenimiento sin pantalla, donde puedes instalar tu teléfono móvil y disfrutar de todas las soluciones de conectividad disponibles.

¿Por qué no va a llegar el Volkswagen up! GTI a España? Esta quizá haya sido la pregunta que más frecuentemente hayamos escuchado en los GTI Performance Days 2018. Y es así, no va a llegar por una simple causa de oferta y demanda. En nuestro mercado, el único modelo de la gama up! que se comercializa es el Volkswagen e-up!, el eléctrico. Sin embargo, en Alemania si está disponible y puede adquirirse por un precio de 16.975 euros.

Prueba del Volkswagen Golf GTI Performance en Ascari

Y como no podía ser de otra forma, los GTI Performance Days 2018 no serían nada sin el rey, sin el referente en el segmento, sin el Volkswagen Golf GTI Performance. Para ponerme a los mandos del miembro más grande y capaz de la gama, espero a la rodada en el circuito de Ascari. El trazado malagueño es nuevo para mí. Aprovecho mientras espero mi turno para conocer sobre el papel cada curva del circuito antes de dar rienda suelta a los 245 CV y 370 Nm de par del motor 2.0 TSI del GTI Performance.

Vídeo: VW Golf GTI Clubsport S: así se consiguen los récords:

Ajusto el asiento del conductor y el volante, más cerca de lo habitual para un mayor control. Mi unidad está equipada con cambio automático DSG de siete velocidades, aunque también está disponible con transmisión manual. Sin embargo, en circuito prefiero la capacidad de un cambio tan efectivo como éste para poder centrarme en ejecutar las mejores trazadas posibles. Llega el momento de salir a pista y, tras una vuelta de reconocimiento con las indicaciones necesarias del instructor que me precede en un potente Volkswagen Golf R, llega el momento de darlo todo.

Modo Sport y cambio en modo secuencial con las levas tras el volante. Las curvas comienzan a llegar y el Golf GTI Performance las devora de una forma casi pasmosa. Si lo comparamos con el Polo GTI, su hermano mayor acusa ese extra de potencia, pero también unas dimensiones y un peso ligeramente más elevado, lo que hace que, unido a las dotes al volante del compañero que me sigue en un Polo GTI dentro del circuito, me vea en la imposibilidad de dejarlo atrás, a excepción de las rectas donde la potencia adicional entra en juego.

El Golf GTI es uno de los referentes dentro del segmento de compactos deportivos por varias razones, pero también por lo equilibrado que se muestra, por lo bien ajustado que está su suspensión y su chasis, así como su capacidad en el paso por curva y la fuerza de frenado, la cual es capaz de mantenerlo todo bajo control en cada aproximación a un vértice. Y en las curvas rápidas, cuando mi mente entra en estado de alerta y está a punto de mandar la orden a mi pie derecho para que deje de pisar el acelerador, sigo las indicaciones del instructor de no dejar de acelerar, sintiendo como el GTI me invita a ello, me obliga a ir más rápido, a ir mejor vuelta tras vuelta.

Te interesa: 5 razones por las que todos deberíamos conducir un Volkswagen Golf GTI MkII

Unos últimos metros a un ritmo más calmado para dejar enfriar los potentes frenos y que el siguiente turno de pruebas disponga de ellos al 100%, y me dispongo a entrar a pit lane para concluir mi prueba con el Volkswagen Golf GTI Performance, con la sensación de conocer de primera mano porqué es el referente, porqué es uno de los mejores compactos deportivos del segmento y averiguar porqué las siglas GTI están reservadas a unos pocos (y afortunados) modelos.

Vídeo: Volkswagen Golf GTI, 40 años siendo leyenda:

La vuelta más rápida al circuito de Ascari

En los GTI Performance Days 2018 ninguno fuimos tan rápidos en la pista como lo fue el Volkswagen Golf GTI TCR de la temporada 2018 de las TCR Series. Desde 2016 se han comercializado más de 100 unidades de este vehículo de carreras en pequeñas series y trabajo artesanal, mientras que el currículum actual del modelo de Volkswagen Motorsport ha cosechado un total de 12 títulos internacionales.

Vídeo: Volkswagen Golf GTI TCR 2018:

Basado en el Golf GTI de producción, del cual adopta, por ejemplo, el motor 2.0 TSI y lo mejora hasta los 350 CV y 420 Nm de par, el GTI TCR está disponible con cambio de doble embrague DSG o engranaje de carreras secuencial específico. Sin embargo, ofrece un sistema de tracción total, una carrocería 15 cm más ancha y todo lo necesario para competir de manera oficial, como jaula antivuelco, asientos baquet con arneses de seis puntos, un volante de carreras con un cuadro de instrumentos digital integrado o un descomunal alerón trasero de aluminio en la parte posterior.

Nos ofrecen todas estas especificaciones y luego nos invitan a dar dos vueltas como pasajeros al circuito de Ascari. A los mandos un piloto profesional del equipo Volkswagen, y a su lado un servidor enfundado en un mono de carreras, un casco y ‘atado’, literalmente, al asiento mediante los arneses. Si bien es cierto que el coche es muy rápido en las rectas, lo cierto es que en las curvas es donde realmente se siente su increíble agarre que hace que sintamos un cosquilleo en el estómago, una sensación que desaparece con el paso de las primeras curvas.

Y es que el Golf GTI TCR es la joya de la corona de la gama GTI de Volkswagen, la máxima expresión de la deportividad y el Performance de la compañía alemana que se ve reflejado en modelos tan pequeños como el up! GTI, novedosos como el Polo GTI y emblemáticos como el Golf GTI Peformance.

Lecturas recomendadas