Reportaje

7 cosas que debes probar antes de comprar un coche usado

7 cosas que debes probar antes de comprar un coche usado

Emilio Salmoral

22/04/2016 - 09:33

Estas son las 7 cosas que debes probar antes de comprar un coche de segunda mano. La compra de un coche de ocasión siempre está repleta de riesgos y tendrás que estar muy atento para encontrar todos los fallos que puede tener un coche. ¿Te vas a perder estos prácticos consejos?

No te pierdas: ‘Los 7 coches usados más fiables de 2015

Aquí tienes las 7 cosas que debes probar antes de comprar un coche de segunda mano. La compra de un coche usado siempre es un riesgo considerable. Ten en cuenta que estás comprando un elemento con un montón de piezas mecánicas y que cualquiera de ella puede estar en mal estado.

Como siempre, te recomendamos que te hagas un experto en el modelo que te quieres comprar. De este modo, conocerás los típicos fallos que suelen tener esos coches, sus soluciones y, por supuesto, la cotización de ese coche en el mercado de ocasión.

No compres el primer coche que vayas a ver, lo mejor es ver varios coches usados del mismo modelo. De este modo tendrás una visión más amplia y podrás valorarás que coche usado comprar. También es importantísimo una prueba dinámica del vehículo en condiciones reales. Es decir, no ha 50 km/h por las calles de alrededor. Lo ideal es salir a carretera y circular a 120 km/h. Si el vendedor no accede, no te preocupes, hay más coches como ese en el mercado.

1. Amortiguadores

Los amortiguadores son unos elementos clave en la seguridad de un vehículo ya que “sostienen” la carrocería del coche en las curvas. Muchos conductores tienen la costumbre de no cambiárselos nunca o cuando ya tienen muchísimos kilómetros. Lo ideal es revisarlos cada cuatro años o 60.000 kilómetros.

¿Cómo comprobar si hay que cambiar los amortiguadores? Puedes hacer el pequeño truco de hacer una fuerte presión en uno de los extremos del coche. Si la carrocería baja y vuelve a su posición original de forma lenta y estable estarán en buen estado. También los debes probar en marcha: si el coche balancea en exceso en las curvas y se hinca de morro en la frenadas… ¡Están para cambiar!

2. Neumáticos

Es vital que los neumáticos del coche te quieras comprar estén en buen estado. Ten en cuenta que son los único cuatro puntos en los que el coche está en contacto con el asfalto. Así que presta atención a que tengan la profundidad mínima obligatoria de 1,6 milímetros.

También debes asegurarte que se están gastando de forma uniforme, ya que si “comen” de la zona exterior o interior deberás hacer una paralelo. Pero este detalle puede revelar que gasto anormal por un accidente en el que el chasis del coche no ha quedado perfecto.

Tendrás que ensuciarte las manos y tocar los neumáticos antes de comprar tu coche usado. Muchos coches tienen la tendencia de crear pequeños escalones o dientes de tiburón en las bandas: producen vibraciones y ruidos que podrás comprobar cuando durante la prueba dinámica del coche.

3. Motor

Es obligatorio que realices una inspección visual a todo el motor. Levanta el capó, enciente una linterna y comprueba que el coche no tenga fugas de ningún tipo de líquidos: aceite, anticongelante, líquido de frenos o servodirección. Todo debe estar seco.

Por supuesto, también te tocará hacer esta inspección visual en la zona baja del coche. La junta del cártel o el retén del cigüeñal son zonas propensas a sufrir fugas de aceite.

Durante la prueba de conducción, comprueba que el motor mantiene bien el ralentí, que acelera sin dar tirones desde marchas largas a bajas velocidades y que el electro ventilador entra en funcionamiento sin problemas.

4. Frenos

Otro punto fundamental que debes probar antes de comprar un coche usado son los frenos. Por lo general, no son unos elementos costosos de sustituir aunque, eso sí, depende del coche. No cuestan lo mismo los de un Fiat Panda que los de un Porsche 911 Turbo.

Los mayores desgastes de los frenos se producen en el eje delantero que es el que soporta mayor carga. Un buen truco para comprobar el estado de los discos es comprobar con el dedo el desgaste que tienen el reborde. Si notas que hay mucho escalón… ¡Te tocará cambiarlos!

Durante la prueba dinámica tienes que comprobar que el coche frena bien, sin irse hacia ningún lado y que no se producen ruidos ni vibraciones al pisar el pedal del freno.

5. Aire acondicionado

aire acondicionado

Aunque estés probando el coche usado en pleno invierno, tienes que comprobar que el aire acondicionado funciona correctamente. Ya llegará el verano y querrás tener un habitáculo confortable. Además, las averías en el sistema de refrigeración suelen ser bastante costosas.

En parado, enciende el aire acondicionado del coche. A los pocos segundos debería salir aire frío por los aireadores. Si están haciendo esta prueba en invierno, el aire que saldrá deberá estar helado.

6. Carrocería

carroceria

A la carrocería también puedes realizarle una prueba dinámica. Cuando estés probando el coche usado, comprueba que no se escuchen crujidos al circular por zonas bacheadas ni al subirlo en las típicas aceras que dan acceso a los garajes.

Además, debes observar si hay zonas que están extrañamente en muy buen estado o recién pintadas. Puede ser que escondan importantes golpes. Llévate el típico imán de nevera. Se debería pegar en todas las zonas de la carrocería (excepto si es de aluminio) menos en las zonas que hayan sido reparadas con masilla de carrocero.

7. Analiza al vendedor

vendedor

Sí, el vendedor es otra de las 7 cosas que debes probar antes de comprar un coche usado. Pregúntale desde cuándo tiene el coche, es posible que lo haya comprado para luego revenderlo o, peor todavía, que lo haya comprado hace poco tiempo y haya encontrado una gran avería y se quiera quitar el coche de encima.

Pide un informe en la DGT con la matrícula del coche. En este documento te dirán si el coche tienen alguna carga, si está de baja provisional… y comprueba si tiene libro de mantenimiento. Pero atención, cerciórate que no es una falsificación.

Tampoco te fíes de “tengo a varias personas interesadas”, “este coche era de un señor mayor que apenas lo usaba”, “siempre ha estado aparcado en el garaje”… La mayoría de la veces, no se suelen cumplir.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches