Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba Toyota Yaris Cross Hybrid 4x2: Un poco de todo

Prueba Toyota Yaris Cross Hybrid 4x2
Nota

7

Polivalente, urbanita y un poco aventurero.

El Toyota Yaris Cross Hybrid 4x2 que hemos probado y el Aygo X Cross pueden parecer similares, pero presentan dos conceptos bastante más diferenciados de lo que sus formas o su logo en común podrían dar a entender. Y, por cierto, el hecho de que la T del Yaris Cross tenga fondo azul tampoco es casual: es un auténtico híbrido, con motores térmico y eléctrico. 

Así que vayamos por partes y empecemos por posicionamiento en el mercado y sus características técnicas. Si el Aygo X Cross es el crossover de acceso que tiene la marca (y pertenece oficialmente al segmento A de los coches urbanos), con cualquier Toyota Yaris ya saltaríamos a los utilitarios del B. 

Pero es que, encima, el Yaris Cross Hybrid es un híbrido con etiqueta ECO que se puede elegir con tracción 4x2 o total y unos modos de conducción que lo asemejan a un todocamino real. Como podrás intuir ya, es más coche en todos los aspectos, pero también su punto de partida se va a 24.400 euros, 13.600 más que el de su hermano pequeño con aires de grandeza SUV

Y si ya nos quedamos con el protagonista de este test, lo de grandeza no es en sentido literal, puesto que tampoco él hace alarde de unas dimensiones que lo puedan penalizar n su verdadero territorio: la ciudad y las escapadas de fin de semana solo, en pareja o con un par de críos. 

Eso sí: el muy puñetero disimula sus limitaciones con un look en los que se notan los genes de su afamado y prestigioso pariente Toyota RAV-4. Y claro, así le entra por los ojos a cualquiera. 

Antes de que se ponga respondón cual jovenzuelo rebelde (aunque sea más lo primero que lo segundo), hay que reconocerle que intenta desmarcarse del Yaris con sus 4,18 metros de largo (por 3,9 de su alter ego), también a lo ancho (2 cm más, hasta los 1,77 metros) y, cómo no, a lo alto (24 centímetros), que para eso va por ahí diciendo que es un todocamino. 

Pero el tirón de orejas viene cuando vuelves a sacar la cinta métrica y compruebas que Yaris y Toyota Yaris Cross tienen la misma batalla (2,56 m) y las plazas traseras de este segundo no dejan de dar algo de guerra a pesar de su crecimiento en cotas, porque las plazas traseras no son precisamente aptas para grandes trayectos con adultos de estaturas medias. 

¿A costa de un maletero especialmente generoso para su segmento? Tampoco. De hecho, otros crossover de la competencia y también denominados B-SUV -como por ejemplo, el Volkswagen T-Cross- sí que tienen algo más de amplitud para los viajeros de la segunda fila.

Mejor, al volante 

Así que toca instalar a los mandos -y sin demasiada fe en la física, no te voy engañar- mi 1,90 m. Pero ¡oye, ni tan mal! No sé si es que ya había rebajado mucho mi nivel de expectativas o qué, pero el caso que aquí sí que me encuentro mucho más cómodo de lo que habría apostado hace unos segundos. ¿Por qué? 

Es amplio. Y la calidad percibida de los materiales y sus ajustes ayudan bastante a que las primeras impresiones a bordo sean también muy prometedoras. Eso y el hecho de que tenga que retirar el adhesivo sobre el display central que pone Toyota en sus unidades de pruebas a modo de explicación -y protección y simula apps ya sincronizadas con el móvil.

Toyota Yaris Cross 2022, tres razones para comprarlo y una para pensarlo

Entonces, ya puedo comprobar las bondades de este sencillo pero bien pensado monitor táctil central y, sobre todo, con teclas de acceso directo y botones reales para las funciones importantes. ¡Bien! 

En marcha, casi todo está a mano, aunque es una lástima que haya que rebuscar junto a la rodilla izquierda algunos controles castigados relativos a la iluminación o a la apertura del maletero...

Además, no hay levas en el volante que funcionen como cambio de marchas para ahorrar tiempo -y frenos- a la hora de aminorar, algo que sí que tienen en la marca desde el verdadero RAV-4 al modestísimo Aygo X Cross, también con la transmisión por variador continuo CVT.

Prueba Toyota Yaris Cross Hybrid 4x2

Aquí donde el Yaris Cross Hybrid está absolutamente condicionado, para lo bueno y lo no tan bueno. El tricilíndrico de 1.5 litros sin turbo aporta 92 CV y el motor eléctrico, otros 82 CV, pero debido a que nunca desarrollan toda su potencia al mismo tiempo, la cifra combinada es de 116 CV. Y km a km, compruebo que esto es más que suficiente para una conducción tranquila y ámbitos urbanos. 

Es más, con esta filosofía de ligereza (1.249 kg), eficiencia, consumos y un uso más de asfalto que off-road, tiene más sentido pensar en esta versión 4x2 que en la alternativa con un segundo motor eléctrico (4.250 euros más) que aporta una tracción total -la suspensión es algo imprecisa en ambas). 

En este uso de proximidad es donde brilla más y mejor el mencionado CVT, que aporta comodidad y progresividad en un rodar silencioso y agradable... que va recargando la batería en los descensos (especialmente, al poner el selector de marchas en el modo Brake) y las frenadas. 

Si se requiere más potencia, lo típico de esta transmisión en modelos tan justos de potencia y par: ruido y falta de respuesta, a pesar de tratarse de un verdadero coche híbrido.

Sin embargo, si te da el presupuesto y cambias un poco el chip incluso cuando cojas carretera -y planificas bien el viaje para ir sin prisas-, podrás tener un bonito crossover polivalente, bastante más económico cada 100 km recorridos respecto a muchos competidores, cargado de asistentes de serie y con la codiciada etiqueta Eco.

Mi opinión

Entra por los ojos y es casi perfecto para desenvolverse cómodamente, sin restricciones y con bajos consumos por ciudad y alrededores, (a pesar de una suspensión mejorable y el ruidoso CVT). Sólo espero que te llegue el bolsillo y no tengas que esperar a que abunde como usado...

Conclusión

Lo mejor

Su comportamiento prima la suavidad y el consumo.

Lo peor

La habitabilidad de las plazas traseras y el maletero.

Ver otros acabados de Toyota Yaris Cross
  • Precio

    27.750

  • Tipo de Motor

    Híbrido

  • Cilindrada

    1.490 cc

  • Par motor

    141 Nm / -

  • Potencia Conjunta

    116 cv /5.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    397 L / 1.097 L

  • Aceleración 0-100

    11,2 s

  • Velocidad máxima

    170 km/h

  • Consumo oficial

    4.9 l/100km

  • Garantía

    3 años/100.000 km

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

SUV

Y además