Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba Peugeot 2008 1.2 Puretech 130 CV, un tamaño que vale para mucho

Prueba Peugeot 2008 apertura
Nota

8,0

Manejable y capaz

En pleno 2022 ya no tiene mucho sentido pensar en otro tipo de coche que no sea un SUV como parte mayoritaria de la tarta de ventas. Ahora bien, hay tanta oferta de todocaminos y, sobre todo, de modelos grandes a partir de 4,5 metros de longitud que a veces nos olvidamos de lo prácticos que son los que hay por debajo.

Por ejemplo, para una familia de tres personas es un coche ideal tanto por tamaño interior como por capacidad de carga. En estos casos creo que no merece la pena dar el salto a la categoría superior, donde estarían los Peugeot 3008 y compañía... y donde los precios de acceso a esas gamas ya se van con facilidad a los 30.000 euros. 6.000 euros mínimo más de lo que te gastarías en un 2008.

VIDEO

Vídeo: así es el nuevo Peugeot 2008 2020 de un vistazo

Diseño e interior

Eso es lo que me ha demostrado la prueba del Peugeot 2008 1.2 Puretech 130 CV, un modelo que con 4,3 metros de longitud, un maletero de 434 litros y un espacio interior muy bien aprovechado se convierte en una alternativa más barata a los SUV compactos. Sobre todo si tus necesidades de carga no son muy elevadas.

Por fuera, este francés fue de los primeros en vestir la nueva línea de diseño Peugeot, con un frontal de ópticas agresivas y y una enorme rejilla en la parrilla. La sensación de diseño deportivo continúa en la zaga y solo le pongo un pero en términos de usabilidad: para acceder al coche la parte baja de la carrocería hace un escalón con el que te puedes golpear.

Peugeot 2008 1.2 lateral
La carrocería mide 4,3 metros de longitud

Por dentro, protagonismo absoluto para el i-cockpit, ese puesto de conducción santo y seña de Peugeot y que lo diferencia de forma notable de toda la competencia. Es un volante achatado y pequeño, sobre el que se coloca el cuadro de mandos. 

Reconozco que en los primeros 308 que lo llevaban me costó adaptarme (sobre todo el aro del volante me quedaba a la altura de los relojes), pero en este modelo (más alto) visualizo toda la información sin problema.

Prueba Peugeot 2008 1.2 cuadro
Interior de calidad protagonizado por el i-cockpit

Motor y prestaciones

Pulso el botón de arranque y comienza a funcionar el bloque 1.2 gasolina Puretech que lo anima. Lo hace con mucha suavidad, pues suena poco y no vibra nada. Es una bloque muy refinado, con 130 caballos de potencia y asociado a un cambio automático de ocho velocidades. Es perfecto para moverte por ciudad con el brío de las tres primeras relaciones, mientras las últimas (más largas) contienen el consumo en viajes largos.

Durante la prueba me ha gastado una media de 6,5 l/100 km, una cifra algo superior a la homologada,  pero muy correcta para un motor de solo 1,2 litros. De hecho, rivales que también recurren a motores de gasolina de baja cilindrada consumen más, por ejemplo un Ford Puma o un Seat Arona. Este 2008 Puretech es muy alegre al iniciar la marcha y mantiene con solvencia cruceros de 120 km/h. Otra cosa son los adelantamientos, donde la transmisión podría ser un punto más rápida.

Prueba Peugeot 2008 maletero
La posibilidad de abatir los respaldos amplía la capacidad del maletero

Comportamiento dinámico

A veces menos es más, sobre todo en términos de comportamiento dinámico. Esa es uno de los aspectos que más me ha gusta de un Peugeot 2008 que solo pesa 1.205 kilos y eso le permite presumir de una relación peso/potencia favorable. Porque muchas veces importa más el peso que la potencia del motor. 

Con 9,2 kg/CV y un chasis bien aplomado que contiene las oscilaciones de la carrocería y le permite virar muy plano, el Peugeot 2008 es uno de los 'jefes' del segmento en materia de eficacia en curva. Aquí se agradece también el pequeño radio del volante, que le da un punto extra de agilidad y permite enlazar virajes con un punto común de seguridad y diversión.

Prueba Peugeot 2008 trasera
El acabado GT le da un toque muy deportivo

Factores para la compra

Llega la hora de hablar de lo más importante, ¿es una buena compra este Peugeot 2008 1.2 Puretech de 130 caballos asociado al cambio automático EAT8? Vamos a verlo desde distintos ángulos. El primer factor a valorar sería la necesidad real de espacio que tienes. Si en tus viajes no llevas más de dos tres maletas y en las plazas traseras rara vez van más de dos adultos, con este 2008 te sobra.

Y te ahorras dinero, porque se mueve en la frontera de los 24.000 euros, lejos de los SUV de 4,5 metros más caros. También es algo más caro, eso sí, que otros rivales directos como Renault Captur o Kia Stonic, pero ya sabemos que Peugeot se quiere posicionar cerca de los premium. Eso se agradece en calidad a bordo y se paga algo más en la factura...

Conclusión

Lo mejor

Diseño, comportamiento y espacio interior

Lo peor

Cambio automático algo lento

Ver otros acabados de Peugeot 2008
  • Precio

    26.800

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.199 cc

  • Par motor

    230 Nm /1.750 rpm

  • Potencia

    130 cv /5.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    434 L / 0 L

  • Aceleración 0-100

    9,9 s

  • Velocidad máxima

    199 km/h

  • Consumo oficial

    6.1 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

SUV pequeño

Y además