Skip to main content

Prueba

Prueba del Mercedes GLA 220 CDI, mucho más que bonito

Mercedes GLA
Nota

7

Uno de los chicos más guapos de Mercedes se llama GLA... ¿qué esconde dentro?

Pongo a prueba el Mercedes GLA 220 CDI, pero antes te pongo en antecedentes. Aunque suene raro, el Mercedes Clase B fue el primer Clase A. Es decir, estrenó una arquitectura que utiliza toda la familia, desde el A hasta el CLA y ahora el Mercedes GLA.

Antes de meterme en faena con el Mercedes GLA 220 CDI 4Matic, déjame que te cuente cómo me siento en el interior del GLA. Mi primera impresión al sentarme al volante fue tibia. Y es que el hueco para las piernas (a lo ancho) es pequeño y llevas la rodilla derecha en contacto permanente con el lateral de la consola central. En otros modelos esta zona está acolchada, pero en este caso es el mismo plástico que rodea a la consola central. 

  A la hora de iniciar la marcha lo que más me molesta es el traqueteo del motor OM651 en frío. Más que nada porque te imaginas un Mercedes como el colmo de la suavidad. De serie, el Mercedes GLA monta la caja de cambios 7G-DCT, es decir, la de doble embrague de siete marchas de la marca. Tiene tres modos: manual, S y E. Seguramente el que vas a utilizar más es este último, que significa Eco. Y eso de Eco lo consigue a base de insensibilizar tanto el pedal del acelerador que te puede llegar a molestar en ciudad, donde en ocasiones necesitas agilidad para entrar en ese hueco que parece pensado para ti en plena circulación densa.

En el fondo no hay problema porque puedes activar el modo S, que aunque se refiere a Sport, lo cierto es que es bastante confortable. Eso sí, como aguanta las marchas más que el E, puedes tener la sensación de que no cambia nunca. Lo cierto es que a 120 ya engrana la séptima y además te beneficias de una respuesta más inmediata del acelerador.

Mercedes GLA 45 AMG
Mercedes se lleva buena parte de los puestos de este listado.

 

¿Y en marcha? El Mercedes GLA se conduce casi como su hermano el Clase A, lo que es bueno. Lo noto firme de suspensiones, pero no es incómodo para utilizarlo todos los días. En ciudad el motor del Mercedes GLA 220 CDI 4Matic y las leyes del 7G-DCT te permiten circular en quinta a 50 sin perder respuesta y si sales a carretera o autopista alcanzarás los 120 a 2.000 vueltas en séptima, en plena zona buena del par (entre 1.400 y 3.400 vueltas). Además, es ágil y cumple más que de sobra para un conductor normal en cualquier terreno.

No te pierdas la  prueba del BMW X1


Además, esta versión es 4Matic. ¿Significa eso que puedes subirte por las paredes con el GLA de tracción integral? Bueno, si estas no están muy empinadas, sí. Puede enviar el 100% del par al eje trasero para ayudarte a superar una situación complicada y además tienes un modo offroad que retrasa el cambio y hace que las ayudas electrónicas entren más tarde. Con esto llego bastante lejos, más de lo que seguramente ningún GLA alcanzará jamás. Pero siempre es bueno saber lo que tu coche puede llegar a hacer...

Yo te recomiendo gastarte los 1.044 euros extra que cuesta el tren de rodaje con sistema de amortiguación ajustable, porque con él tendrás un GLA mucho más versátil. Y es que, accionando el interruptor Dynamic Select podrás acceder a cinco programas diferentes de conducción y modificar las propiedades de, no solo el motor, dirección o caja de cambios; sino también de la amortiguación, pasando del modo Confort (donde se prioriza la comodidad) al modo Sport, que sujeta mejor los balanceos y da preferencia a la deportividad, endureciendo la amortiguación y aumentando el aplomo en curva. Con la tracción 4Matic que esta unidad llevaba, también podrás añadir el tren de rodaje de confort para  todoterreno (371 euros), que te permitirá subir tres centímetros más la carrocería para pasar por zonas complicadas (la altura libre al suelo en el modo normal es de 13,4 cm).

¿Qué tracción total es mejor: Audi o BMW?

Y ya que te hablo de la tracción total 4Matic de este rival de Audi Q3 (y no, esta denominación no se refiere a un cambio automático de cuatro marchas), también es una pequeña maravilla tecnológica que te sacará de apuros inimaginables para ti, que solo querías un turismo compacto que pudiera salir de vez en cuando del asfalto. Este sistema cuenta con un embrague multidisco que puede repartir la tracción hasta el 50% en cada eje, de forma automática y prácticamente instantánea, sin que sepas cuánto ni cuándo está entrando en funcionamiento.

También conjuga la electrónica y, junto al ABS y el ESP, tendrás la mejor y máxima tracción en cada situación. Y eso es lo que, al final, debes valorar: que te provocará mucha confianza al rodar en zonas de adherencia complicada. Su mecánica, la ya archiconocida 2.2 diésel de 170 CV, desentona un poquito con la calidad general del coche. A ritmo normal no hay problema. Si le pides que responda, lo hará muy bien, pero con un ruido bastante menos refinado de lo que se debería esperar de esta marca. Su par motor de 350 Nm se encarga de que no eches de menos algo más de fuerza en repechos a coche cargado. El cambio automático de siete velocidades y doble embrague es rápido y suave en sus transiciones, aunque si aumentas el ritmo puede que desobedezca un poco en determinadas circunstancias y actúe a su aire, un mal inherente a casi todas estas cajas.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Mercedes GLA 220 CDI 4Matic. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20 000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Qualitas Auto, por 686 euros.
Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería también la de Qualitas Auto. Cuesta 327 euros con franquicia de 290 euros.

Conclusión

Lo mejor

Tarado de suspensiones firme, pero no incómodo para el día a día

Lo peor

Traqueteo del motor en frío, que resta confort de marcha

Lecturas recomendadas