Prueba

Prueba del BMW X1 2016, ¿cumple con las expectativas?

Redacción Auto Bild

12/02/2016 - 12:55

El nuevo BMW X1 de esta prueba es uno de los SUV más vendidos del mercado. ¿Quieres saber en qué ha cambiado?

No te pierdas: los cinco rivales del nuevo BMW X1 2015

La prueba del BMW X! 2016 nos va aservir para conocer si es mejor decantarse por el 20d concocido o por nuevo 18d, que supone un ahorro de 2.000 euros... a costa de renunciar 40 caballos. Por que si el BMW X1 20d rinde 190 CV, el 18d se queda en 150. El primer chequeo estético exterior absuelve al X1 de cualquier crítica pasada. Los anchos riñones de la parrilla le dan presencia indiscutible al frontal, los pronunciados pasos de rueda y sus musculosos laterales realzan su espíritu deportivo, a la par que lo dotan de una estampa inequívocamente SUV. Su compacta y vertical zaga, con la línea de la ventanilla elevada, aporta personalidad a la par que un familiar aire de marca. La estampa del BMW lo deja claro: también es un coche práctico, no solo una cara bonita.

 

 

BMW X1 xDrive 18d 2016: motor impetuoso

Empiezo la prueba, aprieto el botón de arranque y despiertan los 150 CV que esconde la mecánica de cuatro cilindros. BMW se ha decantado hace tiempo por estas mecánicas y se está convirtiendo en uno de los fabricantes con los mejores propulsores de esta arquitectura. Por eso, por el buen rendimiento que ofrece desde el inicio empiezo a no ver justificado pagar 2.000 euros extra. Las cifras de aceleración corroboran las sensaciones al volante, pues el paso de 0 a 100 km/h solo es 0,9 segundos más lento en el 18d. Un bloque que se asocia a un cambio automático Steptronic de funcionamiento muy rápido. Existe una variante manual de seis velocidades, pero por el duro tacto de la planca y la suavidad del automático, yo no te la recomiendo.

Esta transmisión y un par máximo de 320 Nm hacen que los adelantamientos sean pan comido para un X1 2016 que ha declarado un consumo real de 6,5 litros. Un gasto comedido para un modelo que supera la tonelada y media se apoya en la tracción integral xDrive para mejorar su comportamiento. Ojo, complicado meterlo por pistas de tierra a no ser que estén completamente lisas, porque su altura libre de 17 cm tampoco aconseja grandes aventuras. Eso sí, la tracción es un plus de agarre en tamos de acrretrea resbaladizos y pone la guinda para un comportamiento dinámico muy eficaz. Esta es una de las bazas mejores del BMW X1, para mí el SUV más deportivo de su categoría. Incluso tanto que me parece un punto incómodo hasta en el modo Comfort de la suspensión cuando pasas por carrtereras bachedas. Modelos de Audi, por ejemplo, absorben las irregularidades mejor y confortan más a los pasajeros de la segunda fila.

En el interior, el X1 es algo más grande que el modelo anterior y los lacados y los revestimientos de aluminio mate se encargan de otorgarle un aspecto mucho más ‘premium’. Un aspecto que mejoraría si el cuadro fuera algo más moderno y los plásticos duros de algunas partes de la consola desaparecieran. Con el iDrive, esa rueda multicontrol, BMW sigue estando un paso por delante. También en otros detalles como los mandos del climatizador de la consola central, situados en una posición elevada para que queden muy a mano. ¿Como ha logrado ser más grande? El motor transversal necesita un morro de menos tamaño y así se puede diseñar un habitáculo más amplio. También influye su carrocería, que ahora es más ancha (de 1.798 a 1.821 mm).

En la segunda fila de asientos, gracias a la banqueta deslizable del BMW opcional siempre existe un espacio desahogado para las piernas. También los desarrolladores le han echado creatividad a la hora de concebir el maletero, con doble superficie, ausencia de zona inferior de boca de carga o respaldos traseros que se abaten de forma eléctrica. Con un máximo de 1.550 litros (opcionalmente, el respaldo del copiloto también se puede inclinar hasta quedarse plano), el X1 tiene espacio de sobra para irse de vacaciones con todo el equipaje. 

BMW X1 2016. Conclusión

El nuevo X1 es sorprendentemente práctico: espacioso, flexible, y con una suspensión equilibrada. Lo hace todo mejor que su antecesor e incluso logra que el Audi Q3 se vea anticuado. Con este SUV, BMW logra tal equilibrio que incluso será una opción para los compradores habituales del Tiguan… Siempre que no se tenga muy en cuenta la diferencia de precio, claro. 

Hemos probado 1 versión del BMW X1

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Todo sobre BMW

BMW

Rivales del BMW X1

Buscador de coches