Skip to main content

Prueba

Prueba Kia Niro PHEV, un híbrido enchufable para 2020

Prueba Kia Niro híbrido enchufable
Nota

8

Hasta 49 km en modo eléctrico

El Kia Niro PHEV se renueva con ligeros cambios en el exterior, aunque lo más importante sigue estando dentro, como he comprobado en esta prueba del Kia Niro híbrido enchufable. Pero vayamos antes con las con las novedades a nivel de diseño, que son las que entran por los ojos. No son muy radicales, ni mucho menos, pero tratan de dar al coche más empaque y una apariencia más musculosa.

Prueba Kia Niro híbrido enchufable

Niro PHEV: renovado por fuera

En la parte frontal del Niro 2020 destacan el nuevo paragolpes y una parrilla cromada que le da un aire más dinámico, completado por las luces LED y unos grupos ópticos rediseñados. Por detrás también estrena parasoles y nuevas luces antiniebla. Además, las llantas de aleación pueden ser hasta de 18 pulgadas, aunque la versión de entrada se calza con una de 16’’. Y para pintar la carrocería se puede elegir entre 9 colores, entre los que destaca el nuevo ‘Horizon Blue’. Todos son metalizados, salvo un blanco.

Prueba Kia Niro híbrido enchufable
El maletero ofrece 410 litros de capacidad

El Niro híbrido mejora mucho por dentro

Nada más ponerme gente a su volante, me doy cuenta de que la mejora en calidad visual es notable. Basta con ver el material acolchado que recubre el salpicadero para comprobarlo. Pero lo mejor es el salto tecnológico que ha experimentado este Kia, empezado por ¡al fin! la supresión del freno de mano de pedal por un moderno freno de mano eléctrico. 

Corona la consola central una enorme pantalla táctil de 10,25’’, donde puedes manejar todos los sistemas de info entretenimiento, incluidos Apple CarPlay y Android Auto (para las versiones de acceso a la gama cuenta con una pantalla de 8 pulgadas. El cuadro de relojes ahora es sustituido por un panel completamente digital de 7 pulgadas, que le da una imagen muchísimo más moderna a su presentación interior.

Prueba Kia Niro híbrido enchufable

El corazón híbrido rinde 141 caballos de potencia

Esa es la potencia que rinden en conjunto los dos motores que componen el sistema híbrido del Kia Niro. Por un lado está un bloque gasolina 1.6 GDI de 105 CV y por otro funciona un propulsor eléctrico de 60 CV con una batería de 360 V. Entre ambos rinden 141 caballos de potencia, que se dosifican a través de un cambio automático de doble embrague y seis velocidades. Esa es la gran diferencia del Niro PHEV frente a otros coches híbridos que se apoyan en cambio de variados continuo y marca para bien su conducción.

Prueba Kia Niro híbrido enchufable
Ahora puede llevar una enorme pantalla de 10,25''

Porque la suavidad habitual de un híbridos se completamente con la rapidez y ausencia de fuertes saltos entre marchas de este Niro híbrido enchufable, capaz de recorrer hasta 49 kilómetros solo en modo eléctrico. Pesa 70 kilos más que el híbrido puro y eso se nota en fuertes pendientes, sobre todo si la batería está descargada. Lo bueno es que se recarga con la fuerza de frenado y tarda muy poco en alcanzar al menos la mitad de capacidad. El confort raya a gran altura, también el espacio en las plazas traseras y sí mejoraría el tacto de la dirección (para hacerlo más firme). El maletero se queda en 410 litros por la presencia de las baterías eléctricas.

 

Precio del Kia Niro PHEV

Con tres niveles de equipamiento, puedes hacerte con Kia Niro PHEV desde 35.800 euros, una factura que se queda en 29.900 euros si te acoges a las ofertas de financiación de la marca coreana. Y otra ventaja: cuenta con etiqueta ECO de la DGT.

 

 

 

Conclusión

Lo mejor

Suavidad de marca y mejora en la calidad de los acabados

Lo peor

Respuesta del motor a plena carga y sin apoyo eléctrico

Y además

Más de Coches híbridos