Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Siglas

¿Qué es un coche híbrido? Aquí se explica al detalle

coche híbrido definición

Aquí puedes ver no solo qué es un coche híbrido, sino ver cuáles son las variantes de funcionamiento y conocer un poco su historia y evolución.

Si alguien pregunta qué es un coche híbrido, la mayoría contestaría rápidamente que un vehículo con motor de combustión y una batería y un motor eléctrico que ayudan reducir el consumo y las emisiones. Y, si se queda ahí, lo habría clavado, pero no son tantos los que podrían ir algo más allá y explicar, de una manera sencilla, cómo funciona y qué tipos existen.

Lo cierto es que la tecnología de los coches híbridos, prácticamente, es tan antigua como la del propio automóvil, ya que los primeros datan de finales del siglo XIX. Y su concepto, tampoco es que sea muy diferente al actual, pues incluía una dinamo que podía eventualmente ayudar a arrancar al motor, impulsar las ruedas o recargar las baterías, que por entonces solo podían ser de plomo.

Hay más ejemplos, como el primer autobús híbrido de la historia, fabricado en 1900 por Fischer, pero seguramente el coche antiguo con esta tecnología más famoso es el Lohner-Porsche. Con 24 años y la tecnología de finales del XIX, Ferdinand Porsche fue capaz de crear un coche híbrido con 64 km de autonomía solo con sus baterías.

Un motor eléctrico era el encargado de impulsar las ruedas y, aunque el coche fue un éxito y hasta se hizo una versión 4x4, la complejidad técnica de estos primeros coches híbridos de la historia hizo que perdiera la batalla contra los más baratos coches de gasolina. Algo parecido pasó con los coches eléctricos de principios de XX, que no pudieron competir contra la rápida expansión de las estaciones de repostaje de la petroleras.

No te pierdas: Diccionario del coche eléctrico

Hay algunos ejemplos puntuales desde aquel Semper Vivus (sobrenombre del Lohner-Porsche) hasta el primer Toyota Prius de los 90, la tecnología híbrida puede decirse que cayó en el olvido de la automoción. Sin embargo, siguió desarrollándose para ser aplicada en vehículos más grandes: trenes, barcos, autobuses, camiones y hasta aviones y submarinos. 

De hecho, hoy en día, la mayoría de los barcos y de los trenes emplean motores diésel combinados con eléctricos que, o bien les ayudan a ahorrar gracias a almacenar energía de la frenada o a hacer maniobras cuando entran a puerto. Sin embargo, pocas marcas de trenes o barcos promocionan sus vehículos como híbridos mientras que algunos fabricantes de turismos contribuyen a crear cierta confusión sobre qué es un vehículo híbrido

Y es que algunas marcas comercializan los coches bifuel -capaces de utilizar gasolina 95 y gas licuado o natural- como híbridos bifuel. Y tienen todo el derecho a hacerlo, pero en todo caso no son de los que aquí se trata. A continuación, puedes ver qué tipos de coches híbridos hay

Tipos de coches híbridos

Antes de ir un poco más al detalle es importante saber que hay varios tipos de coches híbridos en cuanto a la configuración de sus elementos. Para ello, es importante tener en cuenta que, al disponer de dos motores que se intenta que trabajen coordinadamente para obtener de cada uno sus mejores cualidades hay tres posibilidades: que funcionen juntos, por separado o en paralelo.

En el primer caso, los coches híbridos combinados (también serie-paralelo), ambos motores pueden impulsar las ruedas ya que tanto el de combustión y el eléctrico se ubican a uno y otro lado de la transmisión. El eléctrico es protagonista a baja velocidad y, a partir de cierto punto, entra en funcionamiento el de gasolina y el motor eléctrico se desacopla para ser usado en momentos puntuales -frenadas, cuesta abajo, etc.- para recargar las baterías. 

En algunos modelos, como los de Toyota y Lexus que emplean siempre esta configuración, el motor eléctrico también echa una mano al acelerar a fondo para obtener más par y el de combustión puede igualmente utilizarse para mantener la carga de las baterías en un nivel mínimo. 

híbridos en paralelo

Los híbridos en paralelo tienen una construcción en la que tanto el motor eléctrico como el de combustión pueden, independientemente, mover al vehículo. Además, también pueden trabajar de forma combinada, pero para ello sus velocidades de giro deben ser idénticas ya que se acoplan a la transmisión a través del mismo eje, lo que obliga al que no esté en uso a seguir girando solidariamente. Este es el sistema que emplean mayor número de fabricantes de coches híbridos. 

La estructura de coches híbridos en serie dispone de un propulsor que es el único que tiene contacto con la transmisión y que suele ser el eléctrico, por eso también son llamados en línea. Esta configuración es la que emplean los denominados eléctricos de autonomía ampliada -o range extended- como el BMW i3 REX o el Mitsubishi Outlander PHEV

Siento si este otro concepto contribuye a que lo anterior no quede demasiado claro, pero no hay que confundir eléctricos de autonomía ampliada con híbridos enchufables o plug-in. Estos últimos, pueden ser de cualquiera de los tipos anteriores, solo que están equipados con una batería de mayor tamaño que, además, es posible cargar enchufándolos directamente a la red eléctrica. 

Ventajas e inconvenientes de los coches híbridos

Era importante ver qué tipos de coches híbridos hay antes de pasar a ver sus ventajas e inconvenientes porque aunque pueden generalizarse la mayoría, algunas vienen dadas por sus particularidades técnicas. Así, por ejemplo, en los híbridos en línea se pueden conseguir unos consumos bajísimos porque el motor de gasolina siempre funciona en su régimen idóneo, pero por otro lado son poco eficientes al tener que convertir primero gasolina en electricidad. 

Sin embargo, en los híbridos en paralelo y en los combinados pasa lo contrario, es muy sencillo utilizar solo el motor de combustión o el eléctrico, pero el primero nunca va a funcionar a su régimen óptimo y esto hará que, en determinadas circunstancias como a elevadas velocidades, el consumo se dispare. En todo caso, abajo se resumen las cuatro principales ventajas y los cuatro mayores inconvenientes de esta tecnología

Ventajas de los coches híbridos

  • En ciudad, su consumo es mucho más reducido que el de un turismo normal. 
  • Como mínimo, disponen de la etiqueta de coche ECO de la DGT
  • De lo anterior se extrae que sus emisiones contaminantes son más bajas, por lo menos, en CO2. 
  • Pueden desplazarse en ciudad sin hacer ruido, lo que reduce la contaminación acústica. 

Inconvenientes de los coches híbridos

  • Son más caros, al llevar muchos más componentes. 
  • Al ser más complejos, hay más posibilidades de que algo pueda fallar
  • Para viajar a velocidades de autopista no resultan más económicos que un diésel o un gasolina moderno. 
  • Son más pesados, así que su dinámica de conducción siempre se ve afectada. 
     

Lecturas recomendadas