Skip to main content
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
La opinión de
Adrián Mancebo

Fernando Alonso, la humildad del guerrero incansable

Alonso Portugal F1

Nadie va a venir a decirle a Fernando Alonso que no está a su mejor nivel: lo dice él mismo. Pide tiempo. Y en Portugal demostró que va por buen camino... 

Fernando Alonso solo lleva tres carreras en su segunda etapa en la Fórmula 1, pero en el mes que separa la primera y la tercera prueba del campeonato, ha despertado euforia y decepción a partes iguales. El asturiano nos tiene acostumbrado a las grandes gestas, y a veces olvidamos que lleva dos años fuera del Mundial de F1 y más de un lustro sin tener el volante de una máquina competitiva en sus manos. Y él es quien ha tenido que pararse a recordarlo.

¿Dónde ver la Fórmula 1 en 2021? Todas las opciones

VÍDEO: Claves del GP Portugal 2021

Abandono en Bahréin, décimo 'de rebote' en Imola por la sanción a otro piloto, y octavo en Portugal con un segundo stint para quitarse el sombrero. De la frustración de Sakhir por aquel envoltorio de sándwich que se quedó atascado en un conducto de refrigeración (aunque era muy difícil puntuar) a la decepción en Italia y a la euforia en Potimao. En cosa de un mes, Alonso ha despertado todo tipo de - contradictorias - sensaciones. Y, mientras tanto, él solo ha pedido una cosa: tiempo.

Solo el piloto asturiano sabe cómo se siente cuando se sube a un Fórmula 1. No ha ocultado en ningún momento de la temporada que no está a su mejor nivel. Lo dijo cuando firmó su vuelta al Gran Circo con Renault F1/Alpine para este año: sin un gran cambio de reglamento y con solo 1,5 días de pretemporada, iba a ser muy difícil estar al mismo nivel que su compañero de equipo, Esteban Ocon. También lo repitió en Bahréin ("Parece una tontería, pero llevo dos años sin reaccionar al semáforo, sin pasar por boxes..."), en Imola ("Es la primera carrera que acabo, así que son experiencias que van al bolsillo") y a la llegada y salida de Portugal

Horario F1 2021: Cuándo y dónde es cada carrera

Desde su marcha de McLaren F1 a finales de 2018, Alonso ha estado centrado en campeonatos distintos. Han sido carreras, sí, pero poco tienen que ver con la Fórmula 1. Las carreras de entre 6 y 24 horas del Mundial de Resistencia (que ganó, por cierto), donde prima el ahorro de combustible y de neumáticos durante largas distancias, con relevos de varias horas, poco tienen que ver con las carreras de dos horas de la F1. Y qué decir de Indianápolis, a casi 400 km/h en un óvalo; o del Dakar, ya ni hablar. El entrenamiento para estas carreras y su exigencia es muy distinto al de la F1, que por cierto, tiene 23 carreras este año... ¡cuando el Mundial de Resistencia tenía ocho repartidas en un año y un mes!

Alonso nos tiene acostumbrados a mostrar el nivel de la máquina que tiene entre manos, a superar a su compañero de equipo y a ser infalible en el rueda a rueda. Volverá a ser así, como demostró en su segundo 'stint' de Portugal, donde llegó a marcar la quinta vuelta más rápida de carrera. En su regreso no se ha encontrado un coche sencillo, que además su compañero conoce a la perfección. Y ojo, que su el piloto que tiene al otro lado del box, tampoco es malo, sino todo lo contrario: Esteban Ocon, para quien no lo sepa, ha ganado los títulos de Fórmula 3, GP3 y ha estado tutelado por Renault y Mercedes, que durante un tiempo 'se pegaron' por contar con sus servicios. En su tiempo en el equipo Force India/Racing Point nos ofreció batallas espectaculares con Sergio Pérez, un piloto cuya calidad no está, ni mucho menos, en entredicho. Ocon, además, conoce a la perfección el coche de esta temporada, pues es una evolución del Renault F1 del año pasado, con el que llegó a subir al podio.

Sainz y Alonso en Portugal
Alonso adelanta a Sainz al final de la carrera en Portugal

Con esto quiero decir que, cuanto más cerca esté Alonso de Ocon, más cerca estará el español de llegar a su mejor nivel. Y tanto en Imola como en Portugal, ha estado verdaderamente cerca en carrera. En la prueba italiana cruzó la meta a un segundo del francés, igual que en Portimao. Sí, como bien estarás a punto de recordarme, en ambas ocasiones Ocon batió a Alonso a una vuelta en clasificación (no sucedió así en Bahréin), pero también recordemos una cosa que el propio bicampeón dijo a la prensa tras la carrera: "Los sábados no valen para nada". No puedo estar de acuerdo con él en eso, pues en una F1 tan difícil de adelantar, es clave clasificar arriba, pero sí que muestra su mentalidad. Entiende perfectamente que los puntos se reparten el domingo y que, si no puedes luchar por la pole o estar en el 'top 5', merece más la pena salir con estrategia cambiada desde el undécimo puesto, aunque luzca menos la jornada anterior. Ya lo demostró en Ferrari: no siempre era el más veloz del equipo en clasificación, pero luego en carrera no había quien pudiera con él.

La carrera de Portugal recuerda a aquellos tiempos. Fernando sabe que "algo falló" en la clasificación, no es normal que fuese superado por ocho décimas por Ocon, pero en carrera lo arregló con estrategia (alargó su primer stint al salir con medios, evitando los blandos que tan mal le iban), con una gestión impecable de las gomas y con un ritmo endiablado al final. Fernando partió decimotercero, y en una carrera sin demasiados incidentes, terminó octavo a un segundo de Ocon. Con unas vueltas más, habría pasado a su compañero: tenía más ritmo. Si en tres carreras ya es capaz de poner contra las cuerdas a un piloto que conoce a la perfección el equipo y el coche que tiene entre manos, con 16 años menos que él, es que va por buen camino. 

Pero Alonso sigue sin estar contento, lo cual muestra su grado de inconformidad y su deseo de acabar este año al mejor nivel, para el año que viene, si Alpine le da un buen coche, estar en la pelea por podios y victorias. Nada más acabar la carrera, se puso deberes: "La clasificación salió regular, tengo que mejorar para la próxima". Démosle el tiempo que pide al piloto que, en muchas ocasiones, ha sido acusado de no admitir sus errores o de falta de humildad... cuando es el primero que reconoce no estar aún al 100%. "Pero lo estaré pronto", dijo en la previa de Portugal. Creo que pocos lo dudan... aunque, quizás, todavía queden carreras difíciles; la temporada no ha hecho más que empezar.

Imagen: Motorsport Images

Y además