Skip to main content

Noticia

Volkswagen Golf VIII: así será el nuevo icono

Volkswagen Golf VIII

Octava generación en desarrollo.

El inicio de las ventas del nuevo Volkswagen Golf VIII está cerca. Los primeros coches saldrán de la cadena de montaje en junio de 2019. Para el desarrollo de su nuevo compacto, Volkswagen ha invertido la friolera de 1.800 millones de euros. El 80% de los proveedores de sus componentes, ya trabajan para el Golf actual. Se espera que la presentación oficial del modelo sea a finales de este año.

Lo que sabíamos hasta ahora

Cuando Volkswagen nos permitió echar un vistazo a la próxima generación de su plataforma modular multimedia (MIB), nos quedó claro que la equiparía el Golf VIII, como poco, en parte. Por eso es de suponer que todo será digital: desaparecerán los botones, partirá con pantallas de serie, aunque opcionalmente, podrán ser más grandes. Tras el volante, llevará el display Active Info 3D, con efecto tridimensional. Podría tener un sistema de control por seguimiento de ojos. Habrá dos menús, que se intercambiarán según el conductor mire a derecha, o a izquierda.

Un nuevo head-up display para nuevo Volkswagen Golf VIII

En este Volkswagen Golf, el head-up display será de realidad aumentada (AR), y proyectará imágenes virtuales ante el coche. Lo hará en dos niveles. El primero, con datos relevantes de la ruta, algunas informaciones de navegación o la distancia con los coches de delante. En el segundo nivel mostrará el resto de datos relevantes, también los del 'infotainment'.

Volkswagen apuesta por el control por voz

En el control por voz, su objetivo es ponerse, como poco, al nivel del Mercedes Clase A, e incluso superarlo. La funciones del Golf se pueden controlar por la pantalla táctil, pero si el conductor no quiere, no será necesario. Y es que le bastará decir: "Estoy cansado", para que el sistema le proponga los hoteles más cercano, e incluso le haga la reserva de una habitación.

También podrás conversar, de forma literal. Por ejemplo, preguntar: "Volkswagen, ¿por qué me indicas esa gasolinera?", a lo que te responderá con naturalidad: "Porque está justo en la ruta marcada". Los comandos predefinidos son parte del pasado: ahora, el coche toma su vocabulario directamente de internet, a través de la inteligencia artificial. Con el tiempo, irá conociendo mejor las preferencias y gustos del conductor, y eso influirá cuando le proponga una ruta de navegación, por ejemplo.

Al igual que Mercedes, Volkswagen ha desarrollado su propio 'software' de control por voz. No quiere dejarlo en manos de Amazon, Google o Apple.

 

Golf 8: El sistema funciona como un 'smartphone'

Cuando el conductor se identifica a través del móvil con su ID de usuario de Volkswagen, el sistema configura el coche con sus preferencias, grabadas anteriormente: la posición de los asientos, la pantalla de inicio del infotainment o la luz ambiente se ajustarán según sus gustos.

Y al igual que con una ID de Apple, con la de Volkswagen podrás acceder a 'apps' de la tienda online de marca, por ejemplo servicios de 'streaming' o de navegación, que completarán los que ya ofrece el 'infotainment'.

 

Gama de modelos del nuevo Golf: el VW I.D. sustituye al e-Golf

La paleta de modelos se reducirá: a partir de 2019 el Volkswagen Touran y el Sportsvan se fundirán en un solo modelo. Y la posibilidad de que haya una nueva variante Cabrio, aún está sobre la mesa. El familiar, a partir de 2020, tendrá un enfoque mucho más 'lifestyle', esto es, lúdico, que ahora. El e-Golf desaparece. Su papel lo asumirá el I.D., que como el Golf, debutará también en 2019.

Para mejorar su aerodinámica, el morro será más afilado y apuntará más al asfalto, los faros se prolongarán más por el paragolpes, las típicas fugas que recorren el lateral hasta la zaga serán más marcadas y geométricas, los pilotos traseros serán partidos.

El nuevo Golf será un poco más bajo, largo y ancho. Los pilares traseros acentuarán su forma de cuña. Y los acabados interiores seguirás siendo uno de sus puntos fuertes, mientras que el espacio interior mejorará levemente. El maletero subirá hasta los 400 litros.

Golf VIII R, R-Line y GTI

Los ingenieros han puesto toda la carne en el asador con la variante R, la más radical. Estrenará nuevos paragolpes específicos, y tendrá una carrocería ensanchada. Detrás llevará cuatro salidas de escape. Quien quiera pagar menos, podrá optar por el paquete R-Line. En ambos casos, llevará delante unos gráficos de LED muy espectaculares. El GTI añadirá LED diurnos en los extremos de las entradas de aire delanteras.

Volkswagen Golf VIII Variant

El sucesor del Variant actual llegará en 2020, con un enfoque más 'lifestyle' y una longitud mayor. La batalla aumentará en 50 milímetros, hasta los 2.680, tendrá mayores voladizos y un diseño más atractivo y menos sobrio que el actual.

 

Motores del nuevo Golf: cuatro cilindros con 'mild hybrid'

La calidad del Golf VIII seguirá manteniendo sus altos estándares, también en la conducción, para lo cual se han revisado el chasis y la dirección. En cuanto a las mecánicas, se marca un reto ambicioso: los motores de gasolina deberán ser tan ahorradores como un diésel, y los diésel, tan limpios como un gasolina. ¡Y sin trucos de 'software'!

El motor de acceso será el de un litro y tres cilindros, con 95 y 116 CV. El de 1,4 litros sustituirá al 1.5, y rendirá 130 y 150 CV. El de dos litros, aparte de la variante GTI, rendirá 197 CV. El TDI solo se ofrecerá con dos litros, con potencias de 136 y 204 CV.

En los de cuatro cilindros, el sistema 'mild hybrid' será de serie. Los gasolina tendrán uno de 48 voltios. Esto deberá suponer un ahorro de hasta 0,3 litros de combustible cada 100 kilómetros. Y gracias al sistema E-Boost, eleva el par de giro en el arranque.

El sistema enchufable seguirá siendo para el GTE. Al 1,5 litros plug-in hybrid se añadirá un 2,0 litros con motor eléctrico de 75 kW, que entregará un total de 220 CV. Se prevé una variante de gas natural, como motor de 1,5 litros y 130 CV. También podrá alimentarse de gas sintético, con lo que será neutral en emisiones de CO2. Su autonomía es de unos 700 kilómetros.

Los diésel también se beneficiarán de esta electrificación masiva. Con un generador de estárter de 12 voltios acoplado, las emisiones de CO2 y el consumo deberían reducirse en un 10% aproximadamente. El objetivo es que el diésel de acceso reduzca el consumo de fábrica, de 4,1 litros, por debajo de los 4. Y hablamos del protocolo de pruebas WLTP, mucho más realista. Todos los diésel llevarán filtro de partículas y catalizador SCR.

Los futuros GTI y R también estarán electrificados. El GTI de acceso rendirá 250 CV, y la versión Performance podría subir hasta los 300. Para el R, en Wolfsburgo han desarrollado un nuevo motor VR6 de 3,0 litros biturbo, que rendirá 400 CV y 450 Nm.

Precio: el Golf VIII no será más caro

Volkswagen asegura que, a pesar de toda la nueva tecnología, esta generación no será más cara. Se beneficia del ahorro de costes de su plataforma modular, que usan todos los modelos, desde el Polo hasta el enorme SUV Atlas americano. Partirá en Alemania, con un equipamiento de serie mejorado, de unos 18.000 euros.

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas