Skip to main content

Noticia

El Volkswagen Amarok AT35 está listo para ir a por el Círculo Polar Ártico

Volkswagen Amarok AT35
Con máquina de capuchinos incluida.

El Volkswagen Amarok AT35 es un modelo único que ha desarrollado Arctic Trucks junto a Volkswagen y que hace que el modelo de serie parezca de juguete. ¿Su objetivo? Ser capaz de sobreponerse al clima extremo que hay en el Círculo Polar Ártico.

VÍDEO: Cinco ‘pick-ups’ americanos para romper el asfalto

Desde el primer vistazo queda claro que este no es un Volkswagen Amarok normal, sino una versión embrutecida del pick-up. Buena prueba de ello son sus pasos de rueda, ensanchados y fabricados en fibra de vidrio para poder alojar las nuevas ruedas, que son unas 315/70R17 todoterreno, además de con el añadido de unos guardabarros para contener en la medida de lo posible las salpicaduras.

Volkswagen Amarok by Carlex Design: solo 500 unidades

La otra gran novedad con la que cuenta a nivel “mecánico” es una altura sobreelevada de la suspensión en ambos ejes, de 25 mm, que, eso sí, no cambiar el ángulo de ataque del Amarok, que sigue siendo de 45 grados. Los preparadores han considerado que eso, combinado con su sistema de control de descensos, es más que garantía suficiente. De hecho, ni siquiera se ha modificado su motor, que es un bloque 3.0 V6 diésel de 224 CV de potencia.

Missing media item.

En lo que sí han caído es que para dedicarse a ejercer de vehículo de apoyo para expediciones por tan recóndito paraje y para experiencia de conducción en invierno, lo que es su propósito, los ocupantes necesitan cierto equipamiento. Entre los elementos que se han añadido destacan un desfibrilador, un kit de primeros auxilios, un sistema de radio profesional y, como también es importante estar cómodos, una máquina que prepara capuchinos.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además