Noticia

Los Toyota más radicales del SEMA Show 2016

Aarón Pérez

Aquí tienes los Toyota más radicales del SEMA Show 2016, un total de seis modelos que hacen las delicias de todos los entusiastas del tuning y de los vehículos del fabricante japonés. Diseños radicales, preparaciones mecánicas de infarto, todo lo que quieras lo encontrarás en la cita del tuning más importante del mundo y Toyota no ha querido perdérsela.

No te pierdas: Un Toyota GT86 con el motor de un Ferrari 458

Aquí tienes los Toyota más radicales del SEMA Show 2016, un total de seis modelos que hacen las delicias de todos los entusiastas del tuning y de los vehículos del fabricante japonés. Diseños radicales, preparaciones mecánicas de infarto, todo lo que quieras lo encontrarás en la cita del tuning más importante del mundo y Toyota no ha querido perdérsela.

El propio fabricante asegura que cada proyecto honra el pasado, explora el presenta o revela el futuro. Nosotros no sabemos en qué punto se encuentra este Toyota Land Cruiser, pero sabemos que es radical en su máximo exponente. Este concepto, apodado Land Speed Cruiser, fue diseñado para la velocidad pura y bajo su capó se escode un motor V8 de 5.7 litros con 2.000 CV de potencia que augura una velocidad máxima de 354 km/h. ¿Alguien había dicho que el Bentley Bentayga era el SUV más rápido del mundo?

El Toyota XTREME Corolla lleva los valores fundamentales de uno de los vehículos más exitosos de la compañía al extremo. Usando un estilo más agresivo y menos práctico, gracias a colaboración del Cartel Customs, el Corolla presenta una carrocería de dos puertas, mientras que el interior cuenta ahora con una consola central flotante única y un sistema de sonido JBL.

El Toyota Sienna azul es llamado Swagger Wagon y se describe como el equivalente a un jet, el máximo exponente del transporte de lujo en versión Toyota. Mientras que el exterior presenta una suspensión rebajada y una carrocería ensanchada con una gran cantidad de fibra de carbono, el interior es similar al salón lujoso de casa, con conexión Wi-Fi, un sistema de sonido de alta gama y tapicería de cuero personalizada.

El Toyota Prius G Proves fue concebido para mostrar al mundo que los híbridos pueden ser conducidos al máximo nivel. Toyota asegura que se adhiere a la carretera como pegamento y, lo más destacado, es que pese a estar inspirado en el Prius GT300, bajo la carrocería, las pegatinas de carreras, el interior de competición y demás componentes, sigue siendo el vehículo híbrido que siempre ha sido.

Por último, el Toyota GT86 CS-Cup y el Toyota Tacoma TRD Pro Race no son coches de exposición, sino vehículos de alto rendimiento utilizados en diferentes series de carreras oficiales. Mientras que el GT86 está diseñado para una serie de carreras específica, el Tacoma lo ha hecho para competir en “The Great American Off-Road Race”, la MINT 400 2017.

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria