Skip to main content

Noticia

Skoda Scala 2019: ¡directo a la yugular!

Skoda Scala

Conectividad, seguridad, espacio y diseño...

Después de meses de pildoritas en forma de teaser, por fin conocemos el Skoda Scala 2019. Se trata de la medicina con la que contará la firma checa para conquistar el segmento de los compactos. Y características para ello no le faltan; solo hay que echar un vistazo a su exterior, bastante parecido al del prototipo Vision RS, para darnos cuenta de ello. Y es que la firma ha echado el resto, implementando la siguiente fase de desarrollo del lenguaje de diseño. El nombre Skoda, en letras mayúsculas y en el centro del portón, hasta ahora nunca visto en ningún modelo, es una de sus nuevas señas de identidad. Cabe señalar la luna trasera extendida, alternativa opcional al portón trasero estándar, así como los grupos ópticos: los faros delanteros full-LED, estrechos y cónicos con la seña de identidad lumínica característica, y los traseros, con la misma tecnología y con forma de 'L'. La guinda al exterior la ponen las líneas de tensión de sus costados, los intermitentes dinámicos y las llantas de aleación, que pueden ser de 16, 17 o 18". 

VÍDEO: Skoda Scala, todos los detalles y la información que necesitas

Como el exterior, el interior también está basado en el concept Vision RS. Lo cierto es que presenta un diseño muy atractivo y nuevo hasta ahora. También lo es su Virtual Cockpit, que es opcional y que está formado por una pantalla de 10,25", erigiéndose como la más grande del segmento. También llama la atención la pantalla de 9,2" (la de serie es de 6,5) del sistema de infoentretenimiento, grande y en posición elevada, bien a la vista del conductor. La compañía checa señala que ha introducido "superficie de espuma suave de alta calidad" en las puertas, prescindiendo en su gran mayoría de elementos de plásticos duros. 

Skoda Scala

Y si de espacio de trata, el Skoda Scala destaca por ello frente a la competencia. Solo hay que echar un vistazo a su maletero de 467 litros (ampliables a 1.410), también el más grande de entre sus rivales directos, y la distancia entre ejes, de 2.649 milímetros, brindando un espacio a bordo parecido al del Octavia. Esos beneficios se los otorga la plataforma MQB A0, aunque también tener una longitud de 4.362 milímetros, una anchura de 1.793 y una altura de 1.471 milímetros. Los pasajeros de las plazas traseras cuentan con 73 milímetros para rodillas, 1.425 milímetros para codos y 982 milímetros para la cabeza, también la más grande de su clase.

Skoda Scala: primera prueba de conducción

La gama de motores del Skoda Scala la componen cinco bloques Euro 6d-TEMP, tres de gasolina (tricilíndricos 1.0 TSI de 95 y 115 CV; 1.5 TSI de 150 CV), un diésel (1.6 TDI de 115 CV) y uno de gas natural comprimido (1.0 G-TEC de 90 CV) que llegará a finales de 2019. Todos ellos equipan el sistema de recuperación de la energía de frenada y Stop/Start. Además, el 1.5 suma Tecnología de Cilindros Activos (ACT). Excepto el 1.0 de 95 y el de GNC, todos pueden ir asociados a un cambio manual de seis relaciones o a uno automático DSG de 7 velocidades.

Skoda Scala

Como novedad, el nuevo Scala puede incorporar Control de Chasis Deportivo -el chasis es 15 mm más bajo y tiene modo Normal y Sport que actúan en los amortiguadores de válvula reversible- y los modos de conducción Normal, Sport, Eco e Individual, con los que el tacto y la respuesta de la dirección, el motor, la suspensión y la transmisión se ve alterada para adaptase al gusto del conductor.

Como no podía ser de otra forma dada la feroz competencia, el nuevo Skoda compacto equipa los últimos sistemas de seguridad como el Lane Assist y Front Assist, que vienen de serie; Protección Predictiva de Peatones, detección de fatiga, Control de Crucero Adaptativo con sistema de parada y arranque, cámara de visión trasera, Park Assist y Auto Light Assist. Destacaría el Side Assist, que puede detectar vehículos acercándose por detrás, y el Crew Protect Assist, que cierra rápida y automáticamente las ventanas y pretensa los cinturones de seguridad delanteros ante una colisión. Se suma el Freno Multicolisión, que impide que el coche siga en movimiento tras un siniestro -también lo equipa el Ford Focus-.

La conectividad tampoco podía faltar. Por ello, el Skoda Scala equipa de serie una eSIM integrada, con lo que está de forma continua conectado a la red para ofrecer, por primera vez en la marca, los servicios online de Skoda Connect (sistemas y Apps de Infoentretenimiento). Asimismo, dispone de Emergency Call y Proactive Service.

Y como Skoda que es, presume de las ideas Simply Clever, de las que destacan el portón trasero eléctrico, la bola de remolque retráctil, el rascador de hielo bajo la tapa del depósito de combustible, las bandejas plegables en los respaldos de los asientos delanteros y el compartimento de la puerta del conductor para el paraguas, elemento que incluye de serie.

Como su propio nombre indica, ‘Scala’, que en latín significa ‘peldaño’ o ‘escalera’, el nuevo modelo checo da un paso más y sube un escalón en calidad, conectividad, seguridad, espacio y diseño, superando a muchos de sus rivales en algunos de estos apartados. Llegará al mercado en la primera mitad de 2019. 

Lecturas recomendadas