Skip to main content

Noticia

Seat Arona, diésel o gasolina. ¿Cuál interesa más?

Seat Arona diésel o gasolina

Seat Arona, diésel o gasolina. ¿Cuál interesa más? Probablemente esta sea una duda a la que debe hacer frente más de un comprador cuando se decanta por el nuevo SUV.

No te pierdas: 

El nuevo Seat Arona está en boca de todos. Es el nuevo SUV de la firma de Martorell y el segundo que se suma a la recién creada gama crossover del fabricante tras el exitoso Seat Ateca. Sin embargo, el proceso de compra de un coche nuevo conlleva muchos interrogantes, y uno de ellos es el del tipo de combustible. Hoy vamos a arrojar algo de luz sobre este caso: Seat Arona, diésel o gasolina. ¿Cuál interesa más?

Seat se adentra en el segmento de los B-SUV con un producto capaz de robar ventas a vehículos como el Kia Stonic, el Renault Captur o el Nissan Juke. Para ello, ha apostado por una fórmula de éxito establecida por el Seat León en materia de diseño y por el nuevo Seat Ibiza en cuanto a motorizaciones y equipamiento. Además, el fabricante español llega en un momento de buena forma para el segmento de los crossovers pequeños, por lo que puede ofrecer una alternativa real a los productos que todos conocemos.

Vídeo: probamos a fondo el nuevo Seat Arona:

Seat Arona: ¿diésel o gasolina?

La elección de la motorización apropiada es uno de los pasos indispensables a la hora de elegir un coche nuevo. Si estás pensando en comprar el nuevo SUV de Seat, vamos a analizar con detenimiento cada uno de los motores con los que se ofrece. Un total de tres motores de gasolina y dos opciones diésel son todo lo que ofrece el Arona, así como cajas de cambios manuales de cinco y seis velocidades, y una automática DSG de doble embrague y siete relaciones.

Las opciones de gasolina están monopolizadas por el motor tricilíndrico turbo de 1.0 litro EcoTSI, el cual se ofrece con 95 y 115 CV de potencia. Si quieres conocer todas las impresiones del Seat Arona 1.0 EcoTSI de 95 CV, aquí te dejo la prueba que realizamos recientemente. Estos motores están disponibles con cambio manual de cinco y seis velocidades, mientras que el 1.0 EcoTSI de 115 CV también puede ser equipado con el cambio DSG automático.

Como tope de gama también tenemos el motor de cuatro cilindros y nuevo desarrollo 1.5 EcoTSI de 150 CV asociado en exclusiva al nivel de acabado FR. Esta unidad, que debutó por primera vez con el restyling al que fue sometido el Volkswagen Golf el año pasado, entrega 250 Nm de par motor y homologa un consumo en ciclo combinado de 5,1 litros a los 100 kilómetros, siendo la elección más interesante para quienes buscan un extra de desempeño y deportividad.

Mientras tanto, las opciones de gasóleo son dos bien conocidas dentro de marcas como Seat, Skoda y el propio Volkswagen. Hablamos del bloque 1.6 TDI de cuatro cilindros. Éste está disponible con 95 y 115 CV de potencia, ambos con un nivel de par de 250 Nm y consumos en ciclo combinado de 4,1 litros a los 100 kilómetros en respectivos casos. La potencia se canaliza al tren delantero (no existe versión 4x4) a través de un cambio manual de cinco velocidades en el de 95 CV y de seis relaciones en el 115 CV, mientras que el primero también está disponible con el cambio DSG de siete velocidades.

¿Cuál interesa más?

La elección dependerá del uso que vayas a hacer de tu nuevo Seat Arona. Para recomendar un diésel, lo primero que debes saber es que están diseñados para quienes vayan a recorrer un elevado kilometraje diariamente y que pueden suponer un mayor coste de mantenimiento si lo eliges y no lo ‘amortizas’ a base de kilómetros. Si cumples con este perfil, ambos propulsores son una buena elección, ya que los niveles de par máximo (250 Nm) son idénticos y los consumos no se ven alterados pese a los 20 CV de diferencia que hay entre ambos.

Vídeo: ¿Cómo de seguro es el Seat Arona? Aquí lo tienes:

Sin embargo, si vas a moverte por ciudad y raramente saldrás a carretera, la unidad 1.0 EcoTSI puede cumplir a la perfección con lo que estás buscando, ya que su consumo homologado oscila entre 4,9 y 5,0 litros, ofreciendo empuje y potencia desde solo las 2.000 rpm. Pero si buscas un verdadero equilibrio entre gasolina y diésel, el nuevo 1.5 EcoTSI encaja con lo que estás buscando.

Tiene potencia y par de sobra para mover los 1.222 kilogramos que pesa el Arona con este motor, y ofrece un consumo medio homologado apenas un poco más elevado que el del diésel o el tricilíndrico. Supone un ahorro en costes de mantenimiento y tienes a cambio un motor de cuatro cilindros. Además, se asocia al acabado FR, el más alto de la gama, por lo que contarás con un gran equipamiento de serie por un precio de partida de 22.800 euros. Lo único negativo es que, de momento, no se vende asociado al cambio DSG automático.

Fotos: Seat

Lecturas recomendadas