Skip to main content

Noticia

¿Puede el Skoda Karoq quitar ventas al Skoda Kodiaq?

¿Puede el Skoda Karoq quitar ventas al Skoda Kodiaq?

¿Habrá fratricidio?

Hoy en día, si no tienes un SUV en tu gama, no eres nadie. De hecho, nos atreveríamos a decir que si no tienes dos, tampoco. Por eso las marcas se han puesto las pilas, lanzando todocaminos como si no costase. Skoda tardó un poco en entrar en el mercado (con permiso del Yeti), pero cuando lo hizo, fue por la puerta grande de manera literal: con el Skoda Kodiaq. No tardó en seguirle su hermano, el más jovial Skoda Karoq, lo que planteó un pregunta obligada: ¿puede llegar a quitarle ventas?

VÍDEO: Así suena el motor del Skoda Kodiaq, ¡vamos qué ya llega!

Lo primero que hay que reconocer es que la el fabricante checo no optó por el camino habitual y es que, aunque los SUV estén de moda, son los segmentos compacto C y ahora compacto B los que se manifiestan como los líderes de ventas, por lo que abrir la veda con un SUV grande fue inesperado. A pesar de ello, el resultado fue bueno, con un producto de lo más solvente. Pero por muy bueno que sea el Kodiaq, es el Karoq el que en encuentra en el ‘meollo’, el punto en el que vuelan los euros y las cifras de venta se cuentan por miles.

¿Debe preocuparse el SUV grande?

Analicémoslo. Al contrario que algunas de sus marcas hermanas, como Seat con el Arona y el Ateca, en el que ambos modelos están en segmento aledaños donde la canibalización de ventas es más que probable, entre los checos hay terreno de sobra.

Aquí tienes el primer adelanto del Skoda Kodiaq RS

El Kodiaq es considerablemente más grande, con una longitud de 4.697 mm, una altura de 1.655 mm y una anchura de 1.882 mm. Es imposible para el Karoq meterse en su terreno ya que aunque la diferencia de altura y anchura no es tan grande (1.603 y 1.841 mm, respectivamente), si es bastante más corto (4.382 mm).

Esto también repercute en una diferencia de batalla a tener en cuenta (2.791 mm por 2.638 mm), lo que a su vez influye en la habitabilidad interior, mayor para el Kodiaq en su configuración de cinco plazas, y en la capacidad de maletero de uno y otro: 720 y 521 litros de base, ampliables hasta 2.065 y 1.630 litros respectivamente. El hecho de que el mayor pueda montar una disposición interior de siete asientos no hace sino distanciar todavía más un modelo de otro.

Mecánicas dispares

El de los motores es un punto que deja bastante clara la escala entre uno y otro modelo. Y es que el tope de la gama mecánica del Karoq es el punto de partida de la oferta del Kodiaq. El compacto está la venta con bloques gasolina y diesel (con opciones manual o diesel, tracción delantera o integral) de 115 y 150 CV. Por otro lado, el grande tiene una oferta más limitada en cuanto a versiones, pero su propulsor menos potente (tanto en gasolina como en gasóleo) arranca en 150 CV, contando con opciones de de 180 y 190 CV por encima.

Skoda Kodiaq Exterior

Parte de esta división obedece al distinto tamaño y peso de los dos todocaminos, pero también como política de Skoda de situar el Kodiaq en un peldaño superior. Aunque sobre el papel la marca homologa (a mecánica equivalente) prácticamente lo mismo en ambos, como es lógico el consumo será mayor en el SUV grande.

Pasar por caja

Por último, los precios. El Skoda Kodiaq arranca en los 23.000 euros, mientras que el Skoda Karoq empieza en los 19.700 euros. Es una diferencia de poco más de 3.000 euros, lo que parece poca diferencia dado lo que ofrece uno y otro modelo. Y si por todo lo analizado parece que ambos vehículos están suficientemente distanciados entre sí como para no comerse el uno el mercado del otro, en este punto no es el compacto el que puede quitar ventas al SUV grande, sino a la inversa, y es que por dicha cantidad es probable que algún potencial cliente que esté dudando decida optar por el Kodiaq, que ofrece más versatilidad a un coste no muy superior.

Cinco virtudes y un defecto del Skoda Karoq

Lecturas recomendadas