Skip to main content

Noticia

Skoda Kodiaq RS: primer adelanto

Skoda Kodiaq RS
Alex Morán

Con 240 CV.

La idea de un Skoda Kodiaq más deportivo lleva en el aire desde que debutará el SUV grande que supuso la entrada oficial de Skoda en este popular mercado. Los rumores se han sucedido pero por fin hay confirmación oficial de la llegada del Skoda Kodiaq RS, que además se insinúa en su primera imagen y apunta al próximo Salón del Automóvil de París 2018 cuando se presente en sociedad.

VÍDEO: ¡Mira cómo funcionan los asistentes offroad del Kodiaq!

La fotografía poco o nada revela del modelo, puesto que apenas se ven los faros encendidos y un leve reflejo que ilumina la parte inferior del paragolpes. Es de esperar que el SUV cuente con añadidos estéticos tales como un kit de carrocería que optimice su aerodinámica, llantas específicas, algún tipo de pequeño alerón y soluciones como salidas de escape dobles.

¿Puede el Karoq quitar ventas al Kodiaq?

No hay confirmación tampoco de su apartado mecánico, aunque se da por hecho que montará en exclusiva un motor diésel BiTDI derivado del que utiliza el Volkswagen Passat. Se trata de un bloque tetracilíndrico de 2,0 litros que desarrolla 240 CV de potencia y 500 Nm de par máximo. Al parecer no habrá opciones en cuanto a caja de cambios, ofreciéndose como única transmisión una DSG de doble embrague y siete relaciones, y empleará en exclusiva un sistema de tracción integral a las cuatro ruedas.

En la misma línea, y como se ha visto en otros RS de la casa, sería lógico que el Skoda Kodiaq RS incorporara mejoras respecto al modelo normal como una suspensión rebajada y con un tarado algo más duro, una dirección más precisa y un sistema de frenos de mayores dimensiones y rendimiento.

Aunque el Salón de París tiene lugar en octubre, probablemente en el mes previo ya tengamos toda la información respecto al modelo y su comercialización tendrá lugar en 2019.

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.

Lecturas recomendadas