Skip to main content

Noticia

Competición

¿Puede Fernando Alonso ganar el Dakar con su estilo de conducción?

Fernando Alonso y el Dakar

Dicen que Fernando Alonso podría correr el Dakar en 2020 y nosotros vamos un paso más allá: ¿puede ganarlo?

Desde que Fernando Alonso dijo que quería convertirse en el mejor piloto del mundo ganando en diferentes campeonatos con diferentes coches, se le ha vinculado con distintos certámenes. Desde Fórmula E hasta NASCAR, rallys o el mismísimo Dakar. Éste último rumor, aunque es bastante disparatado, ha ido ganando fuerza con el tiempo gracias al vínculo de Alonso con Toyota y esto nos lleva a hacerlos la siguiente pregunta: ¿Puede Fernando Alonso ganar el Dakar con su estilo de conducción?

Alonso es un piloto de la vieja escuela, que no se conforma con sus dos títulos mundiales de Fórmula 1, que vive el motorsport como un verdadero amante de la competición y que prefiere estar subido en un kart a estar tumbado en el sofá. Partiendo de esta base y sabiendo esto, es entendible que quiera seguir siendo mejor piloto, día a día.

El reto de correr el Dakar para Alonso sería enorme, por no decir que es el mayor que un piloto especializado en circuitos pueda afrontar. El asturiano no ha corrido nunca en rallys, ha pasado toda su vida disputando carreras en circuitos, desde el karting hasta la actualidad, ya sea en F1 o Mundial de Resistencia. Si bien en los últimos tiempos ha pasado de participar en carreras de dos horas a tomar parte en pruebas de seis o veinticuatro, y con coches con tecnología diferente, nada puede compararse con un rally o con un raid, que es lo que es a fin de cuentas el Dakar.

Carlos Sainz y Fernando Alonso

En esta prueba, Alonso tendría que aprender todo lo relativo a la misma. Empezando por la especialidad. La experiencia de Alonso en los rallys, como decimos, es nula… o mínima, si tenemos en cuenta que en el año 2001 condujo un SEAT Córdoba WRC en la Carrera de Campeones, en la que por cierto se impuso haciendo equipo junto a Chus Puras y a Rubén Xaus; y que en sus años en Renault pudo probar un Renault 5 Maxi Turbo. Más allá de eso, Alonso y los rallys pocas veces han cruzado su camino.

Un copiloto a su derecha y mil y un procedimientos desconocidos

Fernando Alonso, en el GP de México 2018
Fernando Alonso, en el GP de México 2018

Fernando Alonso no sabe lo que es ni cómo funciona el libro de ruta, ni el sistema de inflado de neumáticos, ni tampoco conoce las dunas del desierto sudamericano. Y mucho menos sabe lo que es compartir el habitáculo de un coche con alguien que le vaya advirtiendo de las condiciones de la ruta. Sí, es algo que se puede resolver, pero precisa de un aprendizaje y adaptación.

Esto quiere decir que si, como se rumorea, Fernando Alonso quiere participar en el Dakar 2020 con un Toyota Hilux, debe pasar por numerosas pruebas y entrenamientos. Es decir, a lo largo de 2019 deberíamos verlo competir en pruebas del estilo de la Baja Aragón, Baja Hungría, Rally de Marruecos… citas que sirven de entrenamiento para los corredores del rally más duro del mundo.

Hay que decir que Alonso, a pesar de todo esto, cuenta con amigos que pueden ser buenos maestros. Carlos Sainz, sin ir más lejos, le ha animado a correr el Dakar y seguro que puede darle buenos consejos. Otro que puede hacerlo es Jesús Calleja, con quien últimamente muestra a través de redes sociales que ha hecho buenas migas… y que, por cierto, ya corre con un Toyota.

Toyota Hilux Dakar 2019

Estilo de conducción: calculador, rápido, fiable y pocos errores

Más allá de todo lo que decimos arriba, que no es poco, Alonso cuenta a su favor con un estilo de conducción que le puede dar buenas alegrías si logra adaptarse bien a la carrera del desierto. Fernando es un piloto calculador, inteligente, rápido y muy fiable. No va a cometer errores por excesivo optimismo, ni tampoco va a correr riesgos innecesarios.

Sería capaz de mantenerse entre los cinco primeros de cada etapa para lanzar el ataque al final, o ser el último superviviente… Alonso puede con todo y en el Dakar podría encajar bien. Si tiene un buen coche, un buen equipo y un buen copiloto, con el que logre entenderse bien y que ya acumule buena experiencia en el rally, no hay razones por las que no pueda pelear por un buen resultado. ¿Ganar? Puede que todavía sea demasiado pronto para pensar en ello.

Toyota Hilux Dakar 2019

Hay que decir que hay precedentes de pilotos de F1 que corrieron el Dakar y que lo ganaron. Jacky Ickx, otro de los pilotos de la vieja escuela y verdaderos apasionados a la competición, ganó el Dakar en el año 1983 al volante de un Mercedes 280G. El belga también ganó venció en las 24 Horas de Le Mans en seis ocasiones, en Can-Am y fue subcampeón de F1. Otro ejemplo es Jean-Louis Schlesser, que tuvo menos éxito en la categoría reina del automovilismo (solo disputó un Gran Premio de F1) pero que se impuso en el Dakar en los años 1999 y 2000.

¿Por qué a Alonso no le iba a ir bien? Solo con intentarlo agrandaría aún más su leyenda…

Sigue leyendo: Así afronta Carlos Sainz el Dakar 2019

Imagen: Toyota España

Y además

Más de Fernando Alonso, mucho futuro por delante