Skip to main content

Noticia

Opel Astra GSi 2018: esto es lo que sabemos

Opel Astra GSi 2018

Las siglas GSi han vuelto a Opel para quedarse. Tanto el Insignia como el Corsa ya las lucen, pero nos falta el Astra con ellas para sentirnos plenamente realizados. Tranquilos, que está a la vuelta de la esquina, pero ya os podemos ir contando algunas cosas de lo que nos espera con él.

Opel Astra GSi. Pocos vehículos hacen más ilusión ante un inminente retorno. Estas siglas han significado muchas horas de diversión al volante en el pasado, y la idea de Opel es devolverlas a la vida con su compacto sin decepcionar a nadie. Ya hemos visto un adelanto de lo que nos espera con los Opel Insignia GSi y Opel Corsa GSi, de tal manera que también podemos aventurar lo que veremos con la llegada del Opel Astra GSi 2018 -ojo, no confundir con el acabado GSi Line-.

No te pierdas: ¿Qué Opel Astra 2018 me debo comprar?

Lo primero que veremos con esta variante deportiva del compacto alemán es un aspecto diferente al de sus hermanos. Los otros GSi de la marca logran que nos hagamos una idea de por dónde pueden ir los tiros. Algunos aditamentos aerodinámicos, detalles que conviertan la carrocería en algo más agresivo, una menor altura respecto al suelo y llantas de diseño exclusivo protagonizarán la receta. Al menos en lo que al exterior se refiere, porque el interior no estará exento de detalles que nos hagan recordar que estamos ante un vehículo de corte deportivo.

De lo que no tenemos dato alguno confirmado es de la mecánica del nuevo Opel Astra GSi 2018. Eso sí, todo apunta a una evolución del conocido motor de 1,6 litros que tiene la variante convencional con una potencia que podría rondar los 230 CV. De esta forma quedaría por debajo de los 260 CV que ofrece el 2 litros Insignia GSi y muy por encima de los 150 CV del 1.4 del Corsa GSi. No obstante, hay quien no quiere descartar que finalmente sea el 2 litros de la berlina el que aparezca bajo el capó del Astra, pero siempre con menos potencia. Apostamos por la primera opción.

En lo que a la dinámica de conducción se refiere Opel también quiere aportar un plus de deportividad respecto al resto de la gama Astra. En ningún caso llegará a la radicalidad de los OPC de antaño, pero sí que será suficiente como para que notemos desde los primeros metros que tenemos entre manos algo especial. Soluciones como una suspensión más firme con amortiguadores de menor recorrido o un sistema de frenado específico firmado por Brembo serán de la partida.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas