Noticia

Los cinco mejores GSi de la historia

Enrique León

Tras el regreso de las siglas GSi queremos hacer un particular homenaje a la familia. Estos son los cinco mejores GSi de la historia.

No te pierdas: 'Opel Insignia GSi, 260 CV para el regreso más esperado'

A estas alturas sabrás que la marca acaba de presentar el regreso de sus versiones GSi. A pesar de que esperábamos un Astra GSi, la compañía ha sorprendido con el Opel Insignia GSi, una berlina deportiva de 260 caballos de potencia que cumple con su legado. Precisamente de legado hablaremos, pues justo bajo estas líneas encontrarás los cinco mejores GSi de la historia.

Opel Manta GSi

Opel GSi

Si tenemos que darle las gracias a algún modelo por estas grandes siglas es al Opel Manta GSi, pues inauguraba estas versiones deportivas dentro de la compañía. La marca lo lanzó en 1984, y en él encontrábamos un bloque de 2.0 litros con 110 caballos de potencia. Era divertido de conducir montando una carrocería muy vistosa en la época.

Opel Kadett GSi

Opel GSi

Junto con el Manta GSi, el Opel Kadett GSi fue el primero de esta familia que tantos años después seguimos recordando. Contaba con uno de los mejores motores producidos por la marca alemana, una mecánica que conseguía un gran rendimiento pero a la que no le acompañaba unos buenos ajustes dinámicos. Era presentado en 1984.

Opel Astra GSi

Opel GSi

Del Kadett GSi nació el Opel Astra GSi, otro de los grandes de esta lista. Volvía el motor 2.0 litros y de nuevo encontrábamos un bloque con gran rendimiento. No tiene tantos años como el modelo anterior, pero es igualmente buscado en el mercado de segunda mano como un auténtico mito dentro de la marca. El motor 2.0 de 150 caballos de potencia fue el inicio de su incursión, aunque posteriormente redujeron la potencia.

Opel Corsa GSi

Opel GSi

El pequeño de la casa también tenía versión GSi como no podía ser de otra manera. El Opel Corsa GSi aterrizaba con un pequeño motor de 1.6 litros y 100 caballos de potencia que tenía que empujar una carrocería de solo 840 kg. Era el pequeño pero no por eso el menos divertido, pues en los años noventa todos los jóvenes querían uno.

Opel Insignia GSi

Opel Insignia GSI sedan deportivo lujo

No podemos dejar esta lista de los cinco mejores GSi de la historia sin meter al modelo que ha hecho real el regreso de las siglas GSi tras años de olvido. El Opel Insignia GSi monta un motor de 2.0 litros y 260 caballos de potencia. A diferencia de muchos de sus hermanos deportivos, recurre al turbo y con él consigue unas prestaciones que logran plantar cara al OPC V6.

Redactor

Redactor en AutoBild.es