Noticia

Opel Insignia GSi, 260 CV para el regreso más esperado

Enrique León

Llevábamos meses esperándolo, y contra todo pronóstico el retorno GSi lo inaugura el nuevo Opel Insignia GSi. Una berlina de altos vuelos que “se ríe” del OPC.

No te pierdas la prueba del nuevo Opel Insignia Grand Sport

A todos se nos dibujaba una gran sonrisa cuando el uno de los dirigentes de Opel subía a su cuenta de Instagram una imagen en donde podíamos leer las letras GSi. Era la confirmación que llevábamos esperando varios meses, el regreso de estas versiones deportivas. Una alegría para todos los que amamos este universo de cuatro ruedas te gusten los Opel o no. Pues bien, horas después la marca destapaba el “bombazo”. El retorno GSi lo inaugura el nuevo Opel Insignia GSi, una berlina de altos vuelos que se ríe del OPC.

Como sabes, la firma presentaba hace unos meses la nueva cara de su buque insignia. El Opel Insignia aterrizaba con una estética totalmente diferente, inspirada en las berlinas deportivas, y con una mejor calidad. La llegada del Opel Insignia GSi no hace más que afianzar la gama del modelo con una versión potente, de carrocería más deportiva y de capacidades que, sobre el papel, llaman la atención. Y es que, según la marca, el nuevo GSi es incluso más rápido que el Insignia OPC de motor V6.

VÍDEO: Así se mueve Opel Insignia Sports Tourer

Y ya estamos hablando de rapidez y motores, empecemos con el motor del nuevo Opel Insignia GSi. Para el regreso de estas famosas siglas la marca ha recurrido a un motor de 2.0 litros turboalimentado que eroga la buena suma de 260 caballos de potencia. El par motor es de 400 Nm, una energía que se transmite al asfalto por medio de una tracción total con sistema de reparto vectorial de par. El conjunto lo cierra la caja de cambios de ocho velocidades automática, un conjunto que por otro lado puede modificarse gracias a los dos modos de conducción: Standard, Tour, Sport y Competición.

La nueva berlina de aspiraciones deportivas ha sido desarrollada sobre un nuevo chasis. La marca quiere que su modelo sea capaz de enfrentar cualquier viraje y por ello ha montado suspensiones que rebajan la altura total unos 10 mm. además de modificar la dirección. Todo ello se adaptará al conductor dependiendo del modo de conducción escogido, opciones que antes hemos mencionado y que afectan a todos los apartados.

Mirando su piel descubrimos que la compañía quiere darle una personalidad deportiva a esta berlina con nuevos paragolpes, entradas de aire de grandes dimensiones, un difusor deportivo y salidas de escape de diseño trapezoidal. No faltan un alerón trasero ni unas gigantescas llantas de 20 pulgadas que esconden frenos Brembo y adornan unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S. Por su parte, el habitáculo enseña asientos de cuero con inserciones GSi, un volante achatado, pedalera en aluminio y techo negro como detalles destacados.

La marca presentará esta nueva versión en el Salón de Frankfurt. Además de anunciar que esta variante es más rápida que el OPC en “el infierno verde”, la compañía ha revelado que habrá también una versión diésel GSi.

Redactor

Redactor en AutoBild.es