Skip to main content

Noticia

BMW Serie 8 Convertible: ¡por fin llega el cabrio!

Con cuatro plazas y techo de lona
Ya está aquí, ya llegó

Ya está entre nosotros el nuevo BMW Serie 8 Convertible. Si con el modelo que se presentó en 1989 (el Serie 8 E31) BMW nos dejó con las ganas de despeinarnos el flequillo, en esta ocasión los responsables de la marca han decidido darnos ese gusto.

EXCLUSIVA: la DGT probará furgonetas y camiones camuflados para vigilar el uso del móvil

VÍDEO: Así es el BMW Serie 8 Cabrio, todos los detalles

 

Bueno, en realidad el nuevo Serie 8 cabrio es un integrante más de una familia bastante interesante y chula. Ya conocemos el nuevo BMW Serie 8 Coupé y sus líneas musculosas, pero es que además nos tenemos que preparar para que aparezca una carrocería de cuatro puertas: el nuevo BMW Serie 8 Gran Coupé (en el enlace está el render que lo adelantó) llega para poner nerviosos a rivales de peso como Porsche Panamera o Maserati Quattroporte, y es que con este futuro modelo, el campo de las berlinas de lujo de aire deportivo empieza a estar superpoblado.

El nuevo BMW Serie 8 Convertible utiliza armas clásicas para enamorar a los amantes de los descapotables. Han optado por utilizar una capota de lona que se pone y se quita automáticamente presionando un botón en 15 segundos. Al igual que ocurre con el nuevo BMW Z4, el sistema está pensado para funcionar hasta 50 km/h.

Missing media item.

El interior del Serie 8 cabrio mantiene la misma línea que la del coupé. Es decir, mismo diseño, mismo sistema de infotainment... Lo mejora en el equipo de sonido, que de serie monta un Harman Kardon más potente y refinado que en la versión cerrada. Y claro, como no puede ser de otro modo, si quieres mejorarlo siempre puedes tirar de billetera y pedir un espectacular Bowers&Wilkins mejor en todos los aspectos.

VÍDEO: Cómo localizar un radar móvil camuflado, ¡te lo descubrimos!

Este BMW es un 2+2, ya que las plazas traseras son tirando a estrechas. Te sacan de un apuro, eso está claro, pero por lo que pude ver (y tocar), no creo que los pasajeros estén demasiado encantados con la idea de pasar ahí más de lo estrictamente necesario. Eso sí, siempre puedes zanjar el problema poniendo el deflector. Se encaja justo donde iría el pilar B en un modelo cerrado y en la parte posterior del habitáculo, por lo que anula los dos asientos.

En cuanto a la capota del Serie 8 Convertible, Sarah Lessmann, una de las responsables del proyecto del BMW Serie 8, me aseguraba que está hecha con cuatro capas y que uno de sus objetivos ha sido el de mantener el mismo confort acústico y térmico que en el modelo coupé, lo que lo sitúa a la cabeza de cualquiera de los coches del segmento. Además, la que puedes ver en las fotos es opcional y tiene hilos plateados. Sarah me prometió que al sol se verá con tonos metálicos... Como la pintura.Probablemente en la foto no se aprecia, pero es un tono metalizado que según donde lo mires parece gris o dorado.

Motores del BMW Serie 8 Convertible

El Serie 8 cabrio va a tener la misma gama de motores que el Serie 8 Coupé. Es decir, que de primera aparecerá el potente M850i, un V8 turboalimentado con 530 CV y 750 Nm junto a un seis cilindros diésel, el 840d con 320 CV y 680 Nm. Más adelante, como ocurre con la versión cerrada, llegará un BMW M8 Convertible, aunque de esta aún no tenemos datos.

Marc Márquez: 7 títulos, 5 coronas en MotoGP y lo que queda...

Sí que te puedo contar más cosas de la carrocería. Por ejemplo, que su rigidez es similar a la del coupé. Eso quiere decir que es tan válido como este en carretera abierta, de montaña o en circuito (echa un vistazo a la prueba del nuevo BMW Serie 8 Coupé), lo que no es poca cosa.

Además, el nuevo BMW Serie 8 Convertible podrá contar con las mismas armas que la versión cerrada. Bueno, todas no, ya que el sensor del control por gestos está situado en e techo en el Serie 8 Coupé y aquí por motivos evidentes no puede ir. 

Con cuatro plazas y techo de lona

Pero sí tendrá lo más importante: la caja Steptronic Sport de ocho velocidades, el sistema xDrive con más par en las ruedas traseras, el diferencial trasero mecánico controlado electrónicamente de los M Performance, la suspensión adaptativa que puede incluir una función de estabilización activa e incluso lo que creo que mejor le sienta a este modelo: el eje trasero direccional que convierte a este gran turismo en un modelo no solo rodador, sino también ágil y divertido.

Cuando llegue, el nuevo BMW Serie 8 Convertible se va a convertir en la referencia en los descapotables de lujo y en un dolor de cabeza para el Mercedes Clase S Cabrio, al menos en cuanto a dinámica: que al fin y al cabo es por lo que siempre se han caracterizado los grandes BMW (echa un vistazo si quieres saber más acerca de los rivales del BMW Serie 8 Cabrio).

¿Te has quedado con ganas de coche nuevo? Echa un vistazo aquí, que están todos

 

 





 

Y además