Skip to main content

Noticia

BMW Serie 8: es oficial y llega con 530 CV

BMW Serie 8

Berlina de lujo cupé.

No ha habido muchas sorpresas: el BMW Serie 8 ya es oficial y, como se esperaba, es escrupulosamente respetuoso con el prototipo que conocimos hace tiempo, una berlina de corte deportivo con unas proporciones atléticas y un cuidado diseño que es inevitable pararse a mirar.

No te pierdas: Salón de París 2018

VÍDEO: El BMW Serie 8 se pone en forma en circuito

Con una longitud de 4.843 mm, una anchura de 1.902 mm, una altura de 1.341 mm y una distancia entre ejes de 2.822 mm, es un modelo cuya presencia se hace notar, algo que además se refuerza gracias a las proporciones que presenta, a lo largo de su capó, a la suave caída del techo o a la presencia de solo dos puertas.

El frontal es imponente y bastante agresivo, con la parrilla de doble riñón presidiendo y en acabado cromado, los finísimos grupos ópticos LED custodiándola (opcionalmente pueden ser adaptativos y láser), grandes tomas de aire en el paragolpes, un pequeño spoiler en la parte inferior y dos voluminosos nervios surcando el capó. Los pasos de rueda están bien definidos, aunque no son exagerados, tras los delanteros las salidas de refrigeración ayudan a enfriar los frenos y la zaga es impresionante, esculpida entre los anchos pilotos traseros y el difusor con dos salidas de escape.

Para los que se les quede corto, estará disponible el paquete exterior M Carbon, que añade diversos elementos hechos en CRFP, lo que reduce el peso y le da un toque estético más diferenciado. El pack incluye las cubiertas de los retrovisores, las rejillas de las entradas de aire, el alerón y el difusor trasero. De manera paralela también se puede optar por un techo hecho en el mismo material.

El interior del BMW Serie 8

El habitáculo, en cuanto a habitabilidad, presente una configuración de 2+2 plazas y un maletero que tiene una capacidad de 420 litros. Sin embargo, por lo que destaca es por los materiales y por la tecnología.

La tapicería combina cuero de diversos colores con costuras de contraste, presente tanto en los asientos como en los paneles de las puertas y el salpicadero, a lo que se suma el Alcantara que reviste los pilares y el techo, el aluminio presente en las distintas molduras y detalles como el pomo de la palanca de cambios acabado en cristal.

El prototipo no podía haber sido más prometedor

El BMW Serie 8 divide su habitáculo creando un puesto de conducción orientado hacia el conductor. No está tan recargado como es habitual en la casa alemana, pero sí que combina la botonería analógica con múltiples elementos digitales. La primera está presente en los controles del volante y en la parte inferior de la consola central, pero ésta (que está orientada hacia el que conduce) está coronada por una pantalla 10,25 pulgadas que se queda pequeña al compararla con el cuadro de instrumentos 100% digital que alcanza las 12,3 pulgadas.

El sistema de infotaintment se opera mediante el BMW Operating System 7.0. BMW Live Cockpit Professional, que permite controles mediante superficies táctiles, por voz y por gestos; el Head-Up Display tiene una superficie de visualización un 16% mayor y de manera opcional se puede añadir equipamiento como la superficie de carga inalámbrica para móviles o el sistema de sonido Bowers & Wilkins Diamond.

Tecnología semiautónoma

El BMW Serie 8 llega cargado de asistentes de conducción que el acercan a la conducción autónoma. El listado es de lo más amplio: Driving Assistant Professional, asistente de Dirección y de Control de Carril, Advertencia de Cambio de Carril y Advertencia de Salida de Carril, Control Activo de Crucero con la función Stop & Go, protección contra colisión lateral, ayuda de evasión, información de distancia de seguridad y Advertencias de Tráfico Cruzado, de Prioridad y de Dirección Prohibida.

A esto hay que sumar el asistente de aparcamiento que guía la maniobra para estacionar tanto en paralelo como en perpendicular, el asistente de aparcamiento plus que añade Vista Alrededor, Vista Superior, Vista Panorámica y Vista 3D Remota; y el asistente de marcha atrás, que toma el control e la dirección para deshacer recorridos de hasta 80 metros.

Los motores del BMW Serie 8

En su lanzamiento el BMW estará disponible con dos versiones, 840d xDrive Coupé y M850i xDrive. El de gasóleo será el bloque de acceso, un 3.0 de seis cilindros en línea que entrega 320 CV y 680 Nm de par, combinado con una transmisión automática de ocho marchas para acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. El gasolina, por su parte, utiliza un motor 4.4 V8 TwinTurbo de 530 CV y 750 Nm, con el mismo cambio, y hace el 0-100 en 3,7 segundos. En ambos casos la tracción integral es de serie.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además