Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

La increíble historia del Toyota 4Runner

historia toyota 4runner
La increíble historia del Toyota 4Runner comienza con un pick-up japonés, un SUV con dos nombres y más de tres décadas de éxitos en medio mundo.

El Toyota 4Runner es un SUV de gran tamaño, pero no el más grande que comercializa el fabricante japonés. Este honor corresponde al Toyota Sequoia, pero este es un modelo del que hablaremos en otra ocasión. Hoy nos centramos en descubrir la increíble historia del Toyota 4Runner, un modelo lanzado hace casi cuatro décadas, que desde 2010 se vende en su quinta generación y que ha cosechado numerosos éxitos en medio mundo. 

Toyota Sequoia 2018, mejoras en el SUV

La historia del 4Runner comienza con el Toyota Trekker, un vehículo que sirvió como experimento de marketing para testar la respuesta del mercado a un modelo de tipo SUV con base en una plataforma de pick-up. Así, el Trekker se basaba en un chasis de Toyota de caja corta y compartía muchos de sus atributos y características con el Toyota Hilux, vehículo que, además, guarda una estrecha relación con el 4Runner. El modelo, que en esencia era una conversión que tomaba como base un pick-up y le añadía un techo para cerrar la sección de la cama trasera, estuvo a la venta entre 1981 y 1983. 

La increíble historia del Toyota 4Runner: primera generación

historia toyota 4runner

Y es precisamente ese año cuando Toyota decide lanzar el Hilux Surf, o 4Runner como se le conoce fuera de las fronteras de Japón. En 1984 se inicia la comercialización del primer 4Runner (N60). Sin embargo, la compañía decide modificar el Hilux (N50) en lugar de desarrollar un modelo completamente nuevo. Las modificaciones suponían eliminar el panel con la ventana trasera integrada detrás de los asientos delanteros, añadir asientos traseros y un techo de fibra de vidrio extraíble.

El resultado era un SUV con carrocería de dos puertas, mecánicamente muy parecido al Toyota Hilux. Entre los motores disponibles se encontraban unidades de gasolina como el 2.4 litros de cuatro cilindros de 100 CV (inicialmente de carburación y, a partir de 1985, de inyección de combustible con 116 CV), un 2.0 litros de cuatro cilindros, una variante turbo del motor de 2.4 litros y un poderoso V6 3.0 que estuvo disponible tan solo en el último año de vida del modelo. Los motores diésel, por el contrario, eran un 2.4 litros de aspiración natural y una versión turbodiésel que llegó en 1985. Todos los motores equipaban un sistema de tracción a las cuatro ruedas y se podían asociar a cambios manuales de cinco velocidades o a una transmisión automática de cuatro relaciones.

La segunda generación

historia toyota 4runner

En 1989 se introduce la segunda generación del Hilux Surf/4Runner. Conocidos con el código N120/N130, el 4Runner continuó siendo un SUV que tomaba como base el chasis y la carrocería del Hilux. Sin embargo, esta nueva generación no era un Hilux con cambios menores en la carrocería, sino que se equipó un cuerpo integral desarrollado específicamente para este modelo. Así, se ofrecía una versión de dos puertas y, por primera vez, una variante de cuatro.

Por el contrario, los motores de gasolina seguían siendo los mismos que en la generación anterior. No ocurría lo mismo en los propulsores diésel, a los que se sumó un motor 2.8 de cuatro cilindros y una versión turbo de una unidad de 3.0 litros. También creció en dimensiones, pasando de los 4.435 mm de longitud de la primera generación a los 4.491 mm del nuevo modelo. El 4Runner N120/N130 también supuso un punto de inflexión en términos de seguridad para la marca, ya que introdujo vigas de impacto laterales en las puertas y airbags que llegarían en 1995, justo con el lanzamiento del nuevo modelo.

La tercera generación

historia toyota 4runner

Como tal, en 1995 se introduce el 4Runner N180 desarrollado por Masaaki Ishiko. En esta ocasión, se desarrolló un chasis y una carrocería completamente nuevo, aunque seguía compartiendo muchas piezas, incluido el motor y la transmisión, en esta ocasión con el Toyota Tacoma (el pick-up más grande de la marca).

Así, adoptaba sus motores, como una unidad de 2.7 litros de gasolina que reemplazaba al anterior 2.4 con 150 CV de potencia. El V6 de 3.0 litros también fue reemplazado y en su lugar los compradores ahora encontraban un V6 de 3.4 litros con 183 CV. También había motores diésel, concretamente un cuatro cilindros de 3.0 litros que incorporó la tecnología D-4D de Toyota en el año 2000. 

La cuarta generación

historia toyota 4runner

En 2002, la firma japonesa presenta la cuarta generación del Toyota 4Runner (N210). Estaba basado en el Land Cruiser Prado J120 y se incorporaron cambios importantes a nivel de chasis y carrocería. Sin embargo, el 4Runner tenía un enfoque distinto al del Toyota Land Cruiser. Mientras éste era un todoterreno más puro, el 4Runner compartía los elementos básicos de diseño exterior y se comercializaba como un SUV de tamaño medio, con características de lujo para la época, pero sin renunciar a sus capacidades todoterreno.

Entre sus motores se encontraba un V6 de 4.0 litros con 245 CV y, por primera vez en la historia del Toyota 4Runner, una variante V8 de 4.7 litros con 235 CV de potencia, motor que pasaría a 268 CV con la incorporación de la tecnología VVT-i. El diésel seguía protagonizado por el motor de cuatro cilindros y 3.0 litros de la generación anterior.

La quinta generación

historia toyota 4runner

Finalmente, en 2009 se presenta la quinta y actual generación del Toyota 4Runner (N280). Este longevo modelo, producido en la planta de Tahara en Japón, ofrecía sistemas de tracción a dos y a cuatro ruedas. Inicialmente estaba disponible con un motor V6 VVT-i de 4.0 litros y un 2.7 litros de cuatro cilindros que tan solo estuvo a la venta en 2010. La variante V8 de la generación anterior no llegó al nuevo modelo. 

En 2013 se introduce el primer restyling que afecta a nivel estético y mejora el equipamiento y la calidad de los materiales empleados en el habitáculo. A partir de ese año, todos los 4Runner están disponibles con motor V6 VVT-i de 4.0 litros con 270 CV y cambio automático de cinco relaciones. En 2014 llega la versión TRD Pro y, hasta 2019, sufre algunos retoques y ajustes menores en su equipamiento y dotación tecnológica.

En 2019, Toyota anuncia que el 4Runner recibiría el paquete de seguridad Toyota Safety Sense, un nuevo sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil, compatibilidad con dispositivos móviles y más equipamiento de serie. Toyota ya trabaja en un sucesor para el 4Runner de quinta generación.

Todo sobre Toyota

Modelos de Toyota más populares

Ver todos los modelos

Y además