Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

La historia del Skoda 130 RS de 1975: el exitoso corredor de rallys y circuitos

historia skoda 130 rs 1975

Esta es la historia del Skoda 130 RS de 1975, uno de los coches de carreras y de rallys más exitosos de Europa a finales de los años ’70 y principios de los ’80.

Durante mucho tiempo, el Skoda 130 RS fue considerado el mejor deportivo de Mladá Boleslav. El fabricante de automóviles checo lo presentó ante el público hace 46 años, un coche que rápidamente se convirtió en uno de los vehículos de carreras y de rallys más exitosos de su época. Esta es la historia del Skoda 130 RS de 1975.

Tras la exitosa era del primer coche de tracción trasera de Skoda, el 1000 MB, llegó el momento de una actualización en 1969, y se presentaron al mundo los modelos Skoda 100/110 L. Estos dos vehículos se diferenciaban de su predecesor, principalmente, por su nueva carrocería.

Al año siguiente, los diseñadores tomaron la versión básica para desarrollar el Skoda 110 L Rally y el  110 R Coupé, que se construyó en la planta de Kvasiny. En 1972, se lanzó el Skoda 120 S Rally, un coche deportivo que compitió más veces en los circuitos nacionales en los años 70 que cualquier otro vehículo.

En 1974, se introdujeron los vehículos de la categoría B5, concretamente el Skoda 180 RS y el 200 RS. Sin embargo, estos modelos no pudieron ser homologados para carreras en el extranjero y su misión principal fue elevar el nivel de los rallys nacionales y probar nuevos elementos de diseño.

La historia del Skoda 130 RS de 1975: el exitoso corredor de rallys

Todos estos modelos mencionados anteriormente sirvieron como base para que Skoda desarrollara un verdadero campeón, el 130 RS Coupé (Tipo 735), cuyo debut tuvo lugar en abril de 1975 en el circuito de Most.

El 130 RS demostró de lo que era capaz durante una ronda del Campeonato Europeo de Turismos en Brno, donde obtuvo el tercer y el cuarto puesto en la categoría de menos de 2.000 cc en su primera aparición.

En aquel momento se usaba una caja de cambios de cinco velocidades, pero un año después, la FIA cambió la normativa y el Skoda 130 RS tuvo que volver a usar una caja de cambios de cuatro velocidades, que mantuvo hasta el final de su carrera deportiva.

Esta caja de cambios se asociaba a un motor de cuatro cilindros refrigerado por agua con control de válvulas, instalado detrás del eje trasero. La primera versión desarrollaba 112,5 CV a 7.250 rpm, pero gradualmente esta cifra fue creciendo hasta alcanzar los 142 CV a 8.500 rpm. También lo hizo la cilindrada, pasando de los 1.289 cc iniciales a 1.299,6 cc.

Estrenó su primera temporada de rallys en 1976 y, tan solo un año después, ganó en su categoría en el Rally de Montecarlo, donde obtuvo el duodécimo puesto en la clasificación general (equipo de pilotos Blahna/Hlávka). En la temporada de 1978, el equipo de pilotos Zapadlo/Motal terminó en el primer puesto en su categoría y en el noveno de la general con el Skoda 130 RS en el Rally Acrópolis. 

Un año más tarde, el Skoda 130 RS terminó incluso en el octavo puesto en la general en el rally europeo más duro. A lo largo de su carrera, el coupé de rallys cosechó muchos éxitos destacados a nivel nacional e internacional. En la clase A2 de menos de 1.600 cc, superó con regularidad incluso a la competencia más fuerte. 

Su carrera oficial en circuitos nacionales terminó en la temporada de 1983, pero el Skoda 130 RS siguió en la carretera durante muchos más años como vehículo de entrenamiento y autocross.

Un campeón en rallys y también en circuito

historia skoda 130 rs 1975

El Skoda 130 RS no solo ocupa un lugar definitivo en los rallys, sino también en la historia del Campeonato Europeo de Turismos. La marca de Mladá Boleslav finalizó la temporada completa con esta prestigiosa serie por primera vez en 1978. Hasta entonces, se había centrado en los circuitos del antiguo Bloque del Este

En su primera aparición, Skoda obtuvo el tercer puesto en la clasificación de marcas compitiendo contra fabricantes de renombre. Un año después, el Skoda 130 RS consiguió el segundo puesto en la clasificación general, y en 1980, el tercero después de Audi y BMW, así como el primer puesto en su categoría. 

Aunque se decía abiertamente que esto era lo máximo que podía conseguir un coupé de Checoslovaquia, el 130 RS estaba a punto de alcanzar su mayor logro: en 1981, el coche de carreras checoslovaco con motor 1.3 OHV se abrió camino hasta la cima de la clasificación general después de una dura temporada, y ganó el título en el Campeonato Europeo de Turismos.

Hoy en día, tanto, la versión de rally como la de carreras del Skoda 130 RS, están en el Museo Skoda y aparecen regularmente en eventos conmemorativos. Entre 1975 y 1980 se construyeron casi 200 vehículos originales, y también se ensamblaron varias docenas a partir de piezas originales en el Svazarm (una organización paramilitar/de boy scouts en la Checoslovaquia comunista).

Etiquetas:

Historia del Motor

Y además