Skip to main content

Noticia

¿Cual es mejor, Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde o BMW M4?

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde
Duelo de altura el que planteamos hoy entre el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde y el BMW M4. ¿Emoción italiana o eficacia alemana? Cualquiera nos valdría a muchos de nosotros, pero en un mundo ideal en el que el dinero no fuese un problema, pequeños detalles nos hacen decantarnos...

Tengo que reconocer que si tuviese una cuenta corriente de esas que asustan al vecino, en mi garaje estaría con total seguridad uno de los coches que hoy enfrentamos. O quizá los dos, para que no haya peleas. Me refiero al BMW M4 y al Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde. La eficacia alemana contra la pasión italiana. Lo complicado no es elegir uno, sino descartar al 'perdedor'. Y lo pongo así, entre comillas, porque ninguno de los dos merece serlo. Pero si iniciamos una contienda de este tipo no es para que acabe en tablas, ¿verdad? Vamos a ver por qué.

Dos deportivos muy 'bestias'

Sobre el papel, el modelo italiano es mejor en todo. Más potencia, más aceleración, más velocidad punta... Pero no hay que dejarnos llevar por la avaricia. Las cifras del M4 son más que suficientes como para ponernos la piel de gallina desde el primer acelerón. Estamos hablando de un propulsor de seis cilindros en línea y 3.0 litros que desarrolla 431 CV, mientras que el del Giulia QV es un V6 de 2,9 litros con 510 CV. El sprint de 0 a 100 km/h lo hace el modelo alemán en 4,3 segundos, mientras que el italiano gana 4 décimas. La velocidad punta, por su parte, cae de nuevo del lado del transalpino, con 307 km/h frente a 250 -siempre y cuando que se trate de la versión convencional del M4-.

No te pierdas: Raikkonen al volante del Alfa Romeo Giulia QV

No por todas estas pequeñas ventajas es por lo que vamos a elegir el motor del Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde. Lo que ofrece el BMW M4 es más que suficiente y, sobre todo, mucho más de lo que debemos usar en carretera abierta. Sin embargo, tener la oportunidad de conducir un coche con motor de origen Ferrari por menos de 100.000 euros es algo que hay que valorar. Nunca un Cavallino -o un sucedáneno de él- fue tan 'asequible'.

Novedad frente a tradición

Estos dos deportivos de altura supone enfrentar una novedad como el Alfa Romeo -aunque ya lleve unos años en el mercado- con un vehículo con una gran tradición detrás. Sí, el BMW M4 es el primero como tal, pero recibe toda la herencia del M3. Y bendita herencia, por cierto. En este sentido, elegir entre uno u otro dependerá mucho del carácter del comprador. Seguramente si éste viene de nuevas, su elección no estará viciada, pero si no es el primer “M3” de su garaje, lo normal es que apueste por la máquina teutona.

Alfa Romeo Quadrifoglio Verde, una opción más versátil

Siempre defenderé que un coche deportivo tiene que ser, en cierto modo, bajito e incómodo. Es parte de la gracia de tener uno de estos, ¿no? Además suelen ser más atractivos en términos de diseño si cuentan con tres puertas solamente. Es el caso del BMW M4, pero no podemos negar que la presencia de puertas traseras en el Alfa Romeo Quadrifoglio Verde aporta un plus de versatilidad al modelo. Su utilización en el día a día, especialmente si tenemos hijos, se hace más llevadera simplemente por este hecho. Eso sí, en ambos casos estamos hablando de una zaga 2+2, aunque de nuevo el italiano se lleva la palma en lo que a la capacidad de su maletero se refiere, con 480 litros por 445.

¿Con cuál nos quedamos?

Cada uno con sus peculiaridades, en ambos casos estamos hablando de deportivos de tronío con un carácter que bordea lo indomable, especialmente si prescindimos de las ayudas electrónicas. Sin embargo, los pequeños detalles que hemos ido desgranando en este artículo nos hace quedarnos antes con el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde, que además tiene un precio algo inferior. Según nuestros datos, cuesta 90.800 euros, mientras que el BMW M4 se vende por 95.550. A esos niveles de dinero tampoco es tanta la diferencia, pero no deja de ser otra pequeña ventaja.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además