Skip to main content

Noticia

Compa oldie: Peugeot 207 o Volkswagen Polo

Peugeot 207 vs Volkswagen Polo
En esta comparativa oldie enfrentamos al Peugeot 207 contra el Volkswagen Polo 9N3 de cuarta generación. ¿Cuál fue mejor utilitario la década pasada?

Hoy echamos la mirada atrás para centrarnos en dos utilitarios que fueron lanzados en la década pasada y que pueden ser una buena opción de compra en el mercado de vehículos usados. En esta comparativa oldie vamos a enfrentar al Peugeot 2017 contra el Volkswagen Polo 9N3 de cuarta generación. Te traemos todos los datos de interés por si quieres comprar alguno de ellos.

No te pierdas: Peugeot 207 o Seat Ibiza de segunda mano, ¿cuál vale más?

Para ello, vamos a analizar diferentes apartados referentes a ambos coches, como las carrocerías disponibles, las dimensiones, el maletero, la gama de motorizaciones y los precios de segunda mano. En una conclusión final extraeremos los puntos fuertes de cada uno de ellos.

Peugeot 207

El Peugeot 207 fue lanzado al mercado en el año 2006 como el reemplazo natural del 206, que ya había sido retirado. El 207 estuvo disponible con carrocería de tres y cinco puertas, familiar SW y descapotable CC. Fue sometido a una actualización en el año 2009 y retirado finalmente en 2013 para dar paso a su sucesor, el Peugeot 208.

Vídeo: Peugeot 208 2019, así es su nueva generación:

El Peugeot 207 de tres y cinco puertas tiene una carrocería con 4.045 mm de longitud, 1.748 mm de anchura y 1.472 mm de altura, todo ello sobre una plataforma con una distancia entre ejes de 2.540 mm. La versión de familiar es 119 mm más largo y 55 mm más alto, mientras que el descapotable es 1 mm más corto, 2 mm más ancho y 79 mm más bajo. En cuanto al maletero, el 207 de tres y cinco puertas tiene 270 litros, el SW tiene 337 litros y el CC, 370 litros.

En cuanto a la gama de motores disponibles, el 207 se ofrecía con motores de gasolina de 75, 95, 120 y 150 CV, así como unidades diésel con 70, 92 y 110 CV. Los cambios son manuales de cinco y seis velocidades, y existe una caja de cambios automática algo menos común de cuatro velocidades. Todas las versiones son de tracción delantera.

En cuanto a los precios, cuando el 207 se comercializaba nuevo, las cifras partían desde los 9.530 euros. Si acudimos al mercado de ocasión, los precios, sin importar kilometraje ni año de matriculación, parten desde los 1.000 euros, aproximadamente. Una unidad con menos de 100.000 kilómetros la puedes adquirir desde unos 3.200 euros.

Volkswagen Polo

Para equilibrar la balanza, hemos elegido el Volkswagen Polo 9N3 de cuarta generación, es decir, el restyling del modelo que estuvo en activo entre 2006 y 2010, aunque fue originalmente introducido en el mercado en el año 2002. En el caso del utilitario de Volkswagen, éste tan solo estuvo disponible con carrocería de tres y cinco puertas.

Vídeo: Volkswagen Polo GTI, lo metemos en circuito:

El Polo 9N3 tiene una carrocería con una longitud de 3.916 mm, una anchura de 1.650 mm y una altura de 1.467 mm, todo ello sobre una plataforma con una distancia entre ejes de 2.465 mm, medidas que son comunes en ambas carrocerías. En cuanto a la capacidad volumétrica del maletero, ésta asciende hasta los 270 litros.

Te interesa: Prueba Volkswagen Polo TGI 90 CV, la versión a gas natural comprimido

La gama de motorizaciones estaba compuesta por motores de gasolina con potencias de 70, 80, 105 y 150 CV, mientras que las opciones diésel tienen potencias de 70, 80, 100 y 130 CV. Los cambios eran manuales de cinco y seis velocidades, así como un cambio automático menos común de seis relaciones. Todas las versiones envían la potencia al tren delantero.

En el apartado de precios, el Volkswagen Polo 9N3 estaba disponible cuando era nuevo desde 8.900 euros. En el mercado de coches usados, los precios parten desde los 2.000 euros sin importar el kilometraje ni el año de matriculación. Si limitamos la búsqueda a unidades con menos de 100.000 km, los precios arrancan en unos 3.500 euros. 

Conclusión

El Peugeot 207 es un coche que destaca por su variedad de carrocerías, por ser un modelo ligeramente más moderno, y por poder encontrarlo de segunda mano por precios más económicos. Sin embargo, el Volkswagen Polo es un coche con una menor depreciación, lo que servirá de gran ayuda si quieres volver a venderlo más adelante.

Y además