Noticia

Coches que no se entendieron: Chevrolet HHR

Ignacio de Haro

08/09/2016 - 10:34

El Chevrolet HHR es uno de esos coches que no se entendieron, por lo menos en Europa, donde estuvo disponible un par de años. Un monovolumen con un aspecto que, aunque gustaba a unos pocos, chocaba para la mayoría de los potenciales compradores. Eso sin contar su justísima calidad de acabados, sus nulas opciones mecánicas o la terrible visibilidad, condicionada por las formas de su carrocería.

Te interesa: 7 coches que merecerían ser resucitados

Hoy volvemos a hablar de uno de esos coches que no se entendieron, el Chevrolet HHR en este caso. Volvemos a la carga con esta serie de artículos con otro producto más de General Motors, pues con anterioridad ya habíamos tratado vehículos como el Opel Speedster, que también es del gigante estadounidense. Pero el que nos ocupa hoy se lleva la palma, pues es un monovolumen que a pesar de que se comercializó oficialmente en Europa, tuvo unas ventas testimoniales en el viejo continente.

No así su país natal, donde tuvo bastante aceptación, en especial durante los primeros años, aunque no llegó ni de lejos a situarse entre los coches más vendidos de Estados Unidos. Pero antes de explicar qué es lo que provocó que el Chevrolet HHR no triunfara como le habría gustado a la marca, veamos cómo y porqué surgió este modelo de estética tan particular. El prototipo que posteriormente se transformaría en este Chevrolet debutó por primera vez en el Salón de Los Ángeles celebrado en el año 2005.

¿En cuánto se pone un Chevrolet Camaro SS 2016 a 200 km/h?

Las siglas HHR que integran la denominación de este coche estadounidense hacen referencia a ‘Heritage High Roof’, es decir, a un coche de estética retro con techo alto. Una definición muy precisa, la verdad, pues es un monovolumen que está inspirado en los coches que construyó el fabricante en la década de 1940, como otro de los clásicos que no deberían haber sido resucitados, el Chrysler PT Cruiser. Podemos decir que en realidad el HHR es la respuesta de Chevrolet al PT Cruiser, pues este último fue presentado en el 2000 y lanzado al mercado en el 2001, mucho antes que el HHR.

Como sucede hoy en día, en aquella época era muy habitual que General Motors tomara componentes de otros coches ya existentes para crear nuevos modelos. Ese fue el caso de este coche que nunca se entendió, pues el Chevrolet HHR se asentaba sobre la plataforma Delta. Esa es la misma que empleaban coches tan poco comunes en nuestro país como el Pontiac G5 o el Saturn Ion. Sin embargo, también la usaba otro que sí es muy conocido: el Opel Astra. En un primer momento, no pensaban vender el HHR en Europa, pero esa decisión pronto cambiaría.

Llegó en el año 2008 a España, tres años después de su debut en suelo norteamericano, como un monovolumen dispuesto a pelear contra los más duros del segmento, contra coches como los Renault Scenic o los Opel Zafira de la época. Sin embargo, el Chevrolet HHR no triunfó por una serie de razones que ahora parecen evidentes. Motivos como que únicamente estaba disponible con una motorización que además (adivínalo…), era de gasolina. No solo eso, se trataba de un bloque de cuatro cilindros con 2.4 litros que producía un rendimiento escaso para su cilindrada (170 CV y 222 Nm) y un consumo medio de combustible de 8,6 l/100km, eso oficialmente.

Porque en la práctica, no resultaba extraño obtener medias de gasto que sobrepasaban con holgura los 10l/100km, una cifra comprensible en modelos de cierto tamaño o de cierta potencia, pero no tanto en un monovolumen. Suma a esto el hecho de que solo dispusiera de cinco plazas y de que su maletero ofreciera 430 litros de capacidad, eso sin mencionar su calidad de acabados, extensamente criticada en la época, o su mala visibilidad, condicionada por las formas de su carrocería. Un coche, como decíamos más arriba, que quizá no debería haber existido.

[yb:https://youtu.be/aPZcw7ZXcUM]

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches