Skip to main content

Noticia

Motor

Citroën C5 Aircross o Mazda CX-5, ¿cuál comprar en 2022?

Mazda CX-5 2022

Año nuevo, SUV nuevo.

Si estás buscando un SUV medio de cara al año que viene te traemos dos propuestas para comprar en 2022 que se salen de las opciones más habituales, pero que son bastante interesantes: Citroën C5 Aircross y Mazda CX-5.

Tiene enfoques muy diferentes entre sí, cada uno con un estilo diferenciado y que se adaptará mejor a un tiempo de conductor que a otro.

Diseño

Dos alternativas muy diferentes entre sí, pero que en su estilo son bastante llamativas desde el punto de vista estético (aunque luego para gustos están los colores).

El Mazda es algo más estilizado en la parte delantera, con un conjunto frontal (sobre todo la parrilla) que transmite fluidez; mientras que la zaga es más “culona” y voluminosa.

El Citroën, por su parte, transmite una mayor contundencia se mire por donde se mire, con un capó más alto, llantas de mayor tamaño y abrazando su naturaleza SUV con voluminosas protecciones de plástico inferiores y detalles como las barras del techo.

Dimensiones

Son bastante parejos en este aspecto. El CX-5 mide 4.550 mm de largo, 1.840 mm de ancho y 1.680 mm de alto, con 2.700 mm de batalla. El C5 Aircross llega a 4.500 mm de longitud, 1.969 mm de anchura y 1.689 mm de altura, con una distancia entre ejes de 2.730 mm.

En cuanto a maletero sobresale el francés con 580 litros de capacidad por los 506 de su rival, pero al abatir los asientos traseros la cosa se iguala: 1.630 y 1.620 litros, respectivamente.

Mecánicas

Punto para el Citroën en lo que respecta a variedad, ya que tiene en su gama de motores los bloques gasolina y diésel de 130 CV, a los que suma una motorización híbrida enchufable de 225 CV.

El Mazda, por su parte, solo ofrece mecánicas de potencias altas y sin electrificar, teniendo como bloque de acceso el diésel 2.2 de 150 CV y por encima otra alternativa de gasóleo, de 184 CV, y dos de gasolina, con 165 CV y 194 CV.

Precio

Aquí el tanto es para el Citroën C5 Aircross, pues tiene un precio de partida de 25.225 euros, lo que implica que es algo más de 5.000 euros más barato que el Mazda CX-5, que parte de los 30.900 euros.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que aquel pone sobre la mesa un bloque gasolina de 130 CV, mientras que el de éste ya es de 165 CV, lo que justifica en parte el salto de precio.

Etiquetas:

SUV

Y además