Skip to main content

Noticia

Motor

Baterías en estado sólido: Ford y BMW, listas para usarlas en 2022

Baterías en estado sólido: Ford y BMW

Son seguramente la próxima revolución en el coche eléctrico. Con más densidad de energía (y por tanto menos peso), costes de fabricación más bajos, una vida útil más larga y capacidad para ofrecer mayores autonomías que las actuales, se cree que resolverán algunos de los problemas más grandes a los que hoy se enfrenta esta tecnología. Nos referimos a las baterías en estado sólido. Ford y BMW están entre los fabricantes que han hecho una gran apuesta por ellas, y ahora sabemos que podrían estar muy cerca de poder usarlas. Incluso el año que viene.

En 2017, el grupo estadounidense y el alemán anunciaron sendas inversiones millonarias en una startup llamada Solid Power, que está desarrollando este tipo de baterías en Colorado (Estados Unidos). Según un artículo del medio tecnológico Tech Crunch, esta empresa está ahora expandiendo su factoría para incluir una pequeña cadena de montaje piloto de sus productos. Y, en concreto, en 2022 podrían comenzar un programa de producción en pruebas de celdas de batería de 100 amperios.

VÍDEO: aquí te contamos qué aportan las baterías en estado sólido

Estas primeras unidades se las suministraría a los dos gigantes del automóvil, para que iniciaran sus pruebas con coches reales. Aunque eso sí, su aplicación en modelos de producción no llegaría hasta dentro de algunos años. Aquí, en lugar de usarse una sal de litio como electrolito para conseguir la reacción química entre el cátodo y el ánodo, se emplea un material sólido conocido como sulfuro de litio.

Sin embargo, Solid Power asegura que no pretende convertirse en un rival de LG, CATL o Panasonic. Que, hoy por hoy, son los mayores fabricantes de baterías en el mundo. Según su CEO, se ven como una 'compañía de materiales', dedicada por completo al electrolito sólido, no a la batería en su forma final. Y, aunque ahora van a empezar a producir un pequeño número de estas para los tests de Ford y BMW, en el futuro cuentan con dejar el aspecto de la fabricación a terceros, en lugar de llevarlo a cabo directamente.

Volkswagen se enfrenta a un problema de abastecimiento de baterías

Pero lo importante es que estas dos marcas se están posicionando ya con rapidez en esta revolución. Lo mismo que Toyota, que recientemente ha anunciado una inversión de casi 12.000 millones de euros en el desarrollo de distintos tipos de baterías innovadores. Y que lleva probando en carretera su propia solución de estado sólido desde el año pasado. También Volkswagen y Audi han invertido en la estadounidense QuantumScape, y el grupo alemán ha asegurado que espera poder utilizar estas baterías en los coches que ponga a la venta ya en 2025.

Entre las numerosas ventajas del estado sólido se cuentan un menor tamaño y peso, unos menores costes, mayor vida útil y autonomías que podrían superar fácilmente los 800 km. Pero el CEO de Solid Power, Doug Campbell, también cita como una de las grandes virtudes de la tecnología su seguridad. Sobre todo, en lo que se refiere a incendios como los que han sufrido distintos coches eléctricos de Hyundai, Chevrolet o Tesla. Y que han obligado a llamar a revisión muchas unidades. Porque, según indica, el líquido que sirve como electrolito en las baterías de ion-litio funciona como "la chispa que provoca la reacción térmica". Parece que está servida la batalla por llegar antes las baterías en estado sólido. Ford y BMW se posicionan, al parecer, en el grupo de cabeza. Por el momento.

BMW

Modelos populares

Ver todos los modelos

Etiquetas:

batería

Y además