Noticia

Los 7 mejores Porsche de la Historia

Aarón Pérez

Aquí te traigo los 7 mejores Porsche de la Historia, los siete mejores vehículos de un fabricante transcendental para la evolución de la industria automotriz, una firma que para muchos surgió a la sombra de Volkswagen pero que ha sido capaz de desvincularse, de crear un producto fiel a sus principios, a la visión de un genio, de uno de los mejores en su área del siglo XX: Ferdinand Porsche.

No te pierdas: Los famosos más fieles a Porsche

Aquí te traigo los 7 mejores Porsche de la Historia, los siete mejores vehículos de un fabricante transcendental para la evolución de la industria automotriz, una firma que para muchos surgió a la sombra de Volkswagen pero que ha sido capaz de desvincularse, de crear un producto fiel a sus principios, a la visión de un genio, de uno de los mejores en su área del siglo XX: Ferdinand Porsche.

Vamos a centrarnos en los vehículos de calle, pasando por alto las versiones de competición de Porsche, ya que daría para otro artículo completo. Detrás del fabricante con sede en Stuttgart se esconde una historia de superación en una de las empresas familiares más importantes del panorama, de logros en el ámbito deportivo, de avances técnicos para la industria, de principios y de valores que han sabido mantenerse con el paso de los años.

Los más puristas están frotándose las manos en este momento, y no es para menos. Seleccionar los 7 mejores Porsche de la Historia es tarea sencilla si conoces su trayectoria, aunque puede ser complicada si no te centras en esos modelos que han permitido que Porsche esté en el punto exacto en el que se cuenta. Además, vamos un paso más allá del siempre legendario nueveonce. Vamos a conocerlos.

Porsche 356

Nada puede estar completo si obviamos sus orígenes. El Porsche 356 puede ser considerado el primer Porsche de producción de forma oficial y vio la luz en 1948 con carrocerías coupé y roadster. Basaba su chasis en una versión derivada de la de Volkswagen y sentó las bases de lo que hoy es el Porsche 911. Su motor bóxer de cuatro cilindros refrigerado por aire, también adoptado de Volkswagen, se asentó justo delante del eje trasero y enviaba la potencia al tren posterior. Con el paso de los años, la mayor parte de las piezas heredadas de Volkswagen fueron perfeccionadas con el objetivo de desvincularse de la marca alemana en aras de crear algo realmente grande y único. La primera piedra había sido puesta y se sentaban los pilares la compañía.

Porsche 911

Sin generación en concreto ni versión en particular, el Porsche 911 es el modelo más icónico que Porsche ha sido capaz de desarrollar y mantener en el tiempo durante más de 50 años. El primer modelo (bautizado inicialmente como Porsche 901 pero cambiada la denominación posteriormente por problemas con Peugeot) vio la luz en 1963 y ya presentaba una configuración que ha perdurado con el paso de los años. Un motor bóxer trasero refrigerado por aire, una carrocería de tipo coupé y toda la potencia derivada al tren posterior. Con los años, el 911 ha presentado diversas versiones -Turbo, Cabrio, Targa, GT3, etc.- y siempre ha competido en la liga de los deportivos de primer nivel como uno de los referentes a batir por la gran mayoría de rivales.

Porsche 928

Si hablábamos de mantenerse fiel a un principio, en la década de los 70 y parte de los 80, un cambio en la directiva de la compañía dio lugar a una serie de coches gran turismo con motor delantero en V que rompía con una trayectoria legendaria. De esta serie de coches nace el Porsche 928, un gran turismo de cuatro plazas que ve la luz en 1978 con un potente motor V8 refrigerado por agua con cilindradas comprendidas entre 4.5 y 5.4 litros. Efectivo, potente y cómodo, así como con un diseño atemporal que estuvo en activo casi dos décadas completas. Pero fueron los seguidores incondicionales del 911 quienes sentenciaron a la gama de modelos Porsche con motor delantero y quienes evitaron que el nueveonce desapareciera pese a los caprichos de un ejecutivo sin visión que no confiaba en el mítico coupé.

Porsche 959

Hasta hace apenas tres años, el Porsche 959 representaba el máximo exponente de la capacidad operativa de la compañía con sede en Stuttgart. Considerado el mejor deportivo Porsche de todos los tiempos, el 959 llegó en 1986 y desapareció dos años más tarde por sus elevados costes de fabricación. Era tan avanzado para su época que se posicionó enseguida como el vehículo de producción más rápido del mundo gracias a su motor bóxer de seis cilindros y 2.85 litros biturbo con 444 CV de potencia y una velocidad punta de 317 km/h. Se basaba en el 911, pero llevaba un paso más allá la aerodinámica, contaba con un sistema de tracción total y una transmisión manual de seis velocidades. También llegó a participar en competición (incluso en el Rally Dakar) y sirvió como base para muchos prototipos de carreras exitosos de Porsche.

Porsche Cayenne

Si, el Porsche Cayenne es uno de los mejores Porsche de la Historia. Antes de que los puristas se me echen encima, es conveniente saber que el Cayenne es uno de los responsables de que Porsche no fuera a la quiebra en una de sus numerosas ocasiones (el Porsche Boxster lo había hecho menos de una década antes). Cuando nadie apostaba por los SUV de lujo deportivos, Porsche decidió lanzar su versión, un superventas exitoso que presentaba parte del ADN de la compañía y es considerado responsable de la actual fama y aceptación de los todocamino. Se instalaron potentes motores diésel y gasolina en la parte frontal y se dotó de un estilo exterior y un habitáculo a la altura de un Porsche.

Porsche Carrera GT

El Porsche Carrera GT es considerado como el último superdeportivo puro fabricado por Porsche. Llegó en 2004 y rompió con todos los esquemas dentro de la compañía. Su motor, un potente V10 de 5.7 litros y aspiración natural, había sido desarrollado para tomar parte en Le Mans de forma oficial, pero el proyecto fue cancelado y se decidió instalar este propulsor en un modelo de calle. Fruto de ello nace el Carrera GT con motor central, una bestia de 612 CV de potencia y aerodinámica activa con un sonido que pondría los pelos de punta a los más reticentes. Lo mejor es que se ofrecía con una caja de cambios manual como única opción, lo que realmente le permitió conseguir adeptos.

Porsche 918 Spyder

Ya en 2013 llega el que es considerado el primer Porsche de nueva generación, el primer hypercar de su historia, el Porsche 918 Spyder. Con una potencia total de 886 CV, el 918 Spyder equipa un sistema de propulsión híbrido compuesto por un motor V8 de 4.6 litros y 608 CV, así como dos motores eléctricos conectados a la transmisión, uno en el eje trasero y otro en el delantero, que ofrecen 280 CV extra de potencia. Hasta el momento, es el coche de producción que ha conseguido dar una vuelta en el menor tiempo en Nürburgring, es de lo más avanzando tanto en prestaciones como en rendimiento fuera y dentro de la pista. Por muchos considerado el sucesor espiritual del Porsche 959, para muchos otros, un hito en el camino de la evolución de Porsche. 

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria