Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Ford Focus Active Wagon/Seat León ST/Kia Ceed Tourer

Comparativa familiares compactos

Están hechos para el día a día: los familiares compactos circulan con mucho espacio interior, medidas exteriores manejables y precios accesibles. Y aquí llega el nuevo Ford Focus Active Wagon, en su primer enfrentamiento contra dos rivales que no se lo van a poner nada fácil. ¿Dará la talla el último en llegar? Lo comprobamos en esta comparativa del Ford Focus Active vs Seat León ST y Kia Ceed Tourer.

No te pierdas: Novedades 2019

En los tres ejemplares que hemos elegido para la prueba, se mezclan el placer y la razón. Los motores de gasolina con turbo de en torno a los 150 CV garantizan una respuesta dinámica. Y, en lo que respecta a la cabeza, los amplios maleteros con portón mantienen la practicidad.

VÍDEO: El Ford Focus Active Wagon en acción

El nuevo Ford Focus Active Wagon 1.5 EcoBoost se enfrenta a dos tipos duros de la categoría. El Kia Ceed Tourer 1.4 TGDI ya ha vencido a todo un Golf, nada menos, en su variante normal. Y los coreanos quieren volver a ponerse en la cúspide del segmento con este familiar.  El Seat León ST 1.5 TSI es casi un Golf, porque el español utiliza, por supuesto, la tecnología de caja de plataforma modular común a los más vendidos de Wolfsburgo. Estos dos rivales no se lo van a poner nada fácil al recién llegado. 

Un formato perfecto

No falta espacio en ninguno de los tres familiares. En la parte posterior, las personas adultas de gran talla también irán cómodas, y en las plazas delanteras, la cinta métrica certifica unos centímetros de ventaja para el Seat. Pero mucho más importante es que el español sea el más cómodo a la hora de sentarse. Su postura es la más confortable. En Kia y Ford nos sentamos un poco más alto de lo que nos gustaría, y la sensación al volante es menos deportiva. 

Por otro lado, el asiento ergonómico en el Focus brilla con muchas opciones de ajuste, incluso el soporte extensible para los muslos y el sello de calidad AGR, pero sinceramente, no lo siento así. El mullido es simplemente demasiado flojo, apenas agarra en el área del hombro. Lo mismo puede decirse de este último aspecto en los asientos del Seat, y eso que los de nuestra unidad de pruebas llevaban la etiqueta de "deportivos". 

En el Ceed uno se siente más recogido. Sus asientos deportivos sí que merecen dicho marchamo, con un mullido firme y un buen agarre lateral. Y detrás también destaca con su respaldo abatible en tres partes, 40/20/40 (en el Ford y el Seat, solo 60/40), y su volumen para equipaje de hasta 1.700 litros (en el Ford 1.653, y en Seat, 1.470). Por no hablar del compartimiento adicional para la persiana enrollable del espacio de carga, un gran detalle por parte de los coreanos. 

Comparativa familiares compactos

Al Ford le bastan tres cilindros. En cuanto al rendimiento y las prestaciones, no hay problema. El turbo de 1.5 ya está muy despierto desde poco después del ralentí, y gira con ganas hasta la zona roja del cuentavueltas. Y es que el de Colonia empuja que da gusto, aunque eso sí, también se hace más patente en el interior en cuanto al ruido y las vibraciones. 

El Seat y el Kia miman más a sus ocupantes en ese sentido. Sin embargo, el 1.5 del León actúa, en la parte superior e inferior, más inhibido que el juguetón 1.4 del Ceed. Por eso no pierde nunca de vista a sus rivales, a pesar de sus 10 CV de déficit.

Sin embargo, el Ceed debería afinar más el confort de filtrado. Especialmente en la ciudad y sobre baches los amortiguadores traquetean torpemente. Y si practicas una conducción decidida, el ruido del chasis llega a poner nervioso, y su dirección resulta demasiado ligera y poco comunicativa. 

En el Ford, sin embargo, la dirección comunica demasiado. En la posición intermedia responde muy directa, y a partir de ahí se vuelve un tanto nerviosa. La suspensión transmite sensación de aplomo y es la más equilibrada de los tres, con un buen filtrado de las irregularidades por tramos de asfalto en mal estado. Solo cuando los baches son pronunciados sale a relucir cierto nerviosismo en el chasis. 

En el León, especialmente el eje delantero tiembla en carreteras en mal estado, y también el eje posterior se revuelve un poco. A su favor, la dirección está maravillosamente equilibrada, y si tuviera que competir con alguno de estos tres en circuito, el León sería mi primera opción.

Puestos

1
Ford Focus Active Wagon
Potente, aunque solo tenga tres cilindros. Está bien conectado y es espacioso.

2
Kia Ceed Tourer
Mucho espacio y la mejor garantía, pero suspensiones torpes y mantenimiento cada año.

3
Seat León ST
Sigue siendo un coche atractivo. Pero el maletero más pequeño, y eje delantero algo rebotón

Comparativa familiares compactos

Conclusión

Es asombroso que los familiares no sean muy populares en la clase compacta. Los chicos realmente pueden llevar ocupantes y equipaje con holgura,  no cuestan un mundo, y se manejan bien. Recomendamos los tres candidatos cualquier lector que tenga familia. Con cuál quedarse, ya es cuestión de gustos. 

¿Cuál es tu coche ideal?
 

Lecturas recomendadas