Prueba

Prueba: Ford Fiesta 2017

Redacción Auto Bild

04/07/2017 - 12:05

Más dinámico, refinado y tecnológico

El nuevo Ford Fiesta 2017 da un gran paso adelante en calidad, en parte, para distanciarse del Ford Ka+. Lo hemos comprobado al volante. Prueba: nuevo Ford Fiesta.

Se nota nada más entrar: materiales son de mayor calidad, el equipamiento es considerablemente mejor. Se basa en la plataforma Global B, y eso implica siete centímetros más de longitud, con una batalla que crece en cuatro milímetros, las vías delanteras en tres centímetros y las traseras, en uno.  El diseño varía sutilmente: mantiene las líneas maestras del anterior, pero ahora estrena faros y parrilla, y unas puertas que varían sutilmente, para darle en general un aspecto más elegante y deportivo.

El mayor cambio está detrás: los pilotos adoptan ahora una posición de horizontalidad, dando más presencia a la zaga. Y podrá llevar llantas de 18 pulgadas. Estrena una estabilizadora transversal más rígida y nueva dirección, que acentúa aún más el dinamismo de este modelo. Interior más refinado No solo las superficies transmiten más calidad. La consola central dispone ahora de una pantalla que, según versión, puede ir de las 4,2 a las 8 pulgadas, y sustituye muchos botones, una de las taras del anterior modelo. Los ajustes también se ven más sólidos, con menos fugas entre componentes. La visibilidad sigue siendo mejorable, especialmente hacia atrás, debido a su pequeña luna. Y no se siente que sea más espacioso.

Detrás, por ejemplo, un Opel Corsa ofrece más espacio para las piernas.

¡En marcha!

Con el motor de 100 CV Ecoboost, el nuevo Ford Fiesta empuja con ganas, más si tenemos en cuenta que lleva solo tres cilindros bajo el capó. Tiene un tarado del chasis firme, por eso su respuesta es deportiva, balancea poco en curvas y permite una conducción decidida con mucha sensación de seguridad. Sin duda, es uno de los más ágiles de su segmento.

Conectividad

Gracias al infotainment SYNC 3, la conectividad está garantizada. El audio, la navegación y el Smartphone se puede manejar por voz. Opcionalmente, puede llevar un excepcional equipo de música B&O, una marca que antes se reservaba a las berlinas del segmento superior.

Variantes

Desde el más lujoso Vignale, con llantas de aleación ligera de 18 pulgadas e inserciones de cuero en el interior, hasta el deportivo ST, con un chasis dinámico, mayores discos de freno y asientos deportivos con costuras en rojo, pasando por el bien equipado Titanium, la oferta es amplia. También veremos el primer 'crossover' del Fiesta, con la carrocería un tanto elevada y protectores en los bajos, que le dan un aspecto aventurero. Se llamará Active.

Tecnológicamente, podrá llevar hasta 12 sensores, dos cámaras y tres radares, al servicio de un nuevo ejército de asistentes, y puede reconocer peatones, aparcar solo o leer las señales de tráfico, así como mantener la distancia con el coche de delante. En total, ofrece 15 asistentes nuevos. Los motores gasolina serán los tres cilindros Ecoboost, de 100 a 140 CV, y un 1,1 litros muy ahorrador con potencias de 70 y 85 CV. La oferta diésel la cubren los 1,5 litros de cuatro cilindros, de 85 a 120 CV. Todos ofrecen función Start Stop. Habrá una versión ST, claro, con 140 CV, y otra tope de gama que llegará hasta los 200 CV.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Rivales del Ford Fiesta

Buscador de coches