Práctico

Seis ventajas y un inconveniente de conducir un coche de GLP

Opel Corsa GLP toma depósito
Noelia López

Hemos encontrado seis ventajas y solo un inconveniente, es para pensárselo...

La alternativa al coche de combustión y al coche eléctrico existe y es (con permiso de los híbridos enchufables) el coche de GLP.

Con los protocolos anticontaminación de ciudades como Madrid y Barcelona amenazando la circulación de los vehículos de gasolina y gasóleo, cada vez son más los conductores que se plantean buscar una nueva vía de movilidad. Lo hacen pensando en comprar un coche nuevo, sí; pero ya no uno de combustión que tendrán que dejar en casa en episodios de alta contaminación sino un vehículo que puedan usar con independencia de la calidad del aire.

Llegados a este punto, la primera opción suele ser comprar un coche eléctrico. Pero surgen los inconvenientes que normalmente están encabezados por la autonomía y la escasez de puntos de recarga.

La segunda opción entonces son los híbridos enchufables que tienen las ventajas de los coches ECO, pero no las limitaciones de la autonomía y carga. Nosotros queremos calentar un poco este debate y sumamos los coches de GLP como una opción que por precio y beneficios pueden luchar frente a frente con modelos como el Mitsubishi Outlander PHEV, por poner un ejemplo.

Antes de seguir... ¿conoces las diferencias entre los híbridos y los híbridos enchufables?

 Los coches de GLP son los que se mueven con Gas Licuado del Petróleo, también conocido como Autogás. Son una opción que cada adeptos cada día. De hecho, se calcula que en Europa hay unos 15 millones de vehículos de GLP en funcionamiento de los que más de 53.000 están en España. En lo que va de año se han matriculado 3.165 vehículos de GLP.

No voy a entrar en detalles de cómo funciona un coche de GLP, mejor te lo enseño en vídeo y seguimos...

Ventajas de conducir un coche de GLP 

  1. Ahorro del ¿40%?
    Desde la Asociación de GLP (AOGLP) aseguran que el uso de Gas Licuado del Petróleo permite ahorrar hasta un 40% en cada repostaje con respecto a los carburantes tradicionales, esto es diésel y gasolina.
    Otro dato: dicen que con 25 euros es posible recorrer 200 kms más con un vehículo de autogás que con uno de gasolina.
  2. Bajas emisiones que se transforman en concesiones
    Un coche de GLP emite hasta un 96% menos de dióxido de carbono que un vehículo diésel y hasta un 14% menos de CO2 que un coche de gasolina.
    Es por eso que la DGT les ha concedido la etiqueta ECO que permite circular en episodios de alta contaminación por el centro de la ciudad (incluso cuando en Madrid se prohíbe la circulación a las matrículas pares los días pares y a las impares los días que terminan en número impar). 
    En algunas ciudades exime del pago de las tasas por aparcar en las zonas de estacionamiento regulado (SER).
    También son hasta un 50% menos ruidosos.
  3. Bonificación en algunos impuestos
    Como coches ecológicos que son, los que se mueven con Autogás quedan libres del pago del impuesto de matriculación. Hay lugares en los que además tienen descuentos de hasta el 75% en el impuesto de circulación.
  4. Carriles Bus-VAO y peajes
    Este punto sería en realidad un añadido al 2. Algunas ciudades permiten que los coches de bajas emisiones, entre los que se encuentran los de GLP, puedan usar los carriles de alta ocupación incluso cuando no viajan en ellos el mínimo de pasajeros exigidos.
    También hay ciudades que les permiten pasar por los peajes sin pagar.
  5. La oferta es muy amplia
    Aunque te parezca increíble, a día de hoy tienes casi más coches de GLP que híbridos enchufables a elegir. Aquí tienes la lista de todos los coches de GLP que se venden en España.
    La diferencia de precio entre la versión de GLP y la de gasolina de un mismo modelo no es demasiado elevada. Por poner un ejemplo: el Ford Fiesta 1.4 GLP 92 CV Trend 5p cuesta 10.475 euros, mientras que el más similar con motor de combustión (y 100 CV) se vende por poco más de 11.000 euros.
    Eso sin contar que muchos coches de combustión se pueden adaptar a GLP por un módico precio.
  6. Entran en las ayudas del Plan Movalt
    El nuevo plan gubernamental a la compra de coches nuevos contempla descuentos de entre 500 y 1.000 euros para los coches de Autogás a los que hay que sumar otros 1.000 euros que descuenta el concesionario.

Inconvenientes de los coches de GLP 

Esto va a quedar muy desigualado, pero solo encontramos una posible desventaja de conducir un coche de GLP: los puntos de repostaje.

Actualmente en España hay 550 gasolineras que cuentan con surtidor de GLP. No son muchos, pero tampoco pocos. Además, es importante recordar que en caso de que te quedes sin autogás tu coche emitirá una señal acústica y empezará a funcionar como un coche de combustión.

Lo sentimos, pero no se nos ocurren más desventajas.

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees