Skip to main content

Noticia

Ahora la etiqueta medioambiental de la DGT se compra: dónde, cuánto cuesta...

¿Has recibido tu etiqueta de la DGT?

Quede claro desde el principio que tenerla no es obligatorio, pero en algunas ciudades te puede costar multa

Fue en primavera cuando hablamos por primera vez de las etiquetas medioambientales de la DGT: pegatinas de diferentes colores con las que Tráfico se propuso clasificar los coches que circulan por nuestras carreteras en función de sus emisiones.

No te pierdas: Euro 6d, la normativa medioambiental que viene

Dicho y hecho. Seis meses después del anuncio, los carteros de toda España se afanaban por entregar las pegatinas a 16 millones de conductores.

Tras el susto inicial (ver una carta de la DGT en el buzón aunque no sea certificada siempre supone un sobresalto), los titulares abrían el sobre y encontraban una pegatina de color azul, verde, azul y verde... Aunque ya hemos hablado de ellas, antes de seguir vamos a repasar el significado de cada etiqueta medioambiental:

Cero emisiones

 

La etiqueta de color azul es para clasificados como 'Cero Emisiones', esto es, eléctricos de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida (REEV), eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros y vehículos de pila de combustible.

Etiqueta ECO

 

Se reserva a vehículos híbridos enchufables con autonomía de menos de 40 km, híbridos no enchufables (HEV) y vehículos propulsados por gas natural,(GNC y GNL) y GLP (Aquí tienes todos los coches de GLP que se venden en España). La pegatina asignada es de color azul y verde.

Etiqueta C

 

La pegatina verde de la D G T la lucirán los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Será también para los vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014.

Dicho de otro modo: los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4, 5 y 6 y los diésel, la Euro6.

Etiqueta B

 

El distintivo amarillo queda reservado a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005.   

A la venta en Correos, por cinco euros

Hace unos días, la DGT anunció que dejaba de enviar las pegatinas que catalogan los coches en función de sus emisiones contaminantes. Eso quiere decir que todos los coches de nueva matriculación se quedan sin etiqueta aunque cumplan los requisitos para tenerla.

A partir de ahora, los conductores que quieran tener su etiqueta DGT (hay 14 millones que no la han recibido), tendrán que comprarla. Las dos preguntas clave son:

  1. ¿Dónde? 
    En cualquier oficina de Correos
  2. ¿Cuánto cuestan?
    Cinco euros, sin importar qué tipo de coche etiquetan

La pegatina no es obligatoria... menos si circulas por Barcelona

Con las etiquetas ecológicas, Tráfico ha buscado crear un clima de  'discriminación positiva' hacia los más limpios. El código de pegatinas pretende ser un apoyo a las medidas que cada administración vaya poniendo en marcha para premiar a los vehículos menos contaminantes: aparcamiento en zona ORA gratuito, uso libre del carril BUS VAO, entrada permitida en zonas de tráfico restringido, libre circulación en episodios de alta contaminación, ventajas fiscales... 

Londres y París implementarán test de emisiones reales

Al mismo tiempo que anunciaba el inicio de la venta de las etiquetas medioambientales, la DGT recordaba a través de su Twitter que no es obligatorio ni tener la etiqueta medioambiental ni ponerla en el parabrisas.

En Barcelona es diferente. Con la entrada en vigor de su protocolo anticontaminación, en episodios de restricciones queda prohibida la circulación a los coches que no tengan la pegatina que identifica sus emisiones. Los que no la tengan serán sancionados con multa de 100 euros (50 euros por pronto pago), es por eso que las oficinas de Correos de Barcelona han sido las primeras en poner a la venta las etiquetas. Estos son los coches prohibidos en Barcelona si hay contaminación.

Lecturas recomendadas