Skip to main content

Reportaje

Motor

Electrolineras: Qué son y cómo funcionan

Electrolineras, Qué son y cómo funcionan

Todo lo que tienes que saber.

El desarrollo de los coches eléctricos trae consigo la incorporación de nuevos términos que cada vez son más frecuentes en el habla de las personas, como las electrolineras. Te explicamos qué son y cómo funcionan.

Una electrolinera no es más que una estación provista de varios puntos de recarga para coches eléctricos, donde los usuarios pueden conectar el cargador eléctrico a su vehículo para recargar la batería. 

Dicho de otro modo, es una estación de suministro de electricidad para repostaje de baterías, tanto de vehículos eléctricos como híbridos enchufables. 

 

Actualmente, la red de electrolineras en España sigue siendo bastante escasa, aunque esto cambiará en los próximos años. Como ocurre con las gasolineras, estas estaciones disponen de otros servicios como áreas de descanso, cafeterías y tiendas de alimentación. 

Este tipo de servicios son aún más necesarios en el caso de las electrolineras, ya que los tiempos de espera para el repostaje son mayores. Además, algunas electrolineras disponen de diversos adaptadores para enchufes de carga, así como asesoramiento durante el proceso.

¿Qué diferencias existen entre repostar un coche eléctrico y uno de gasolina?

Electrolineras, Qué son y cómo funcionan

Lo único en que coinciden es que, cuando se agota la energía, independientemente de cuál sea, hay que acudir al lugar específico para repostar. A partir de aquí, existen algunas diferencias entre reportar un coche eléctrico y uno de gasolina.

Lógicamente, la primera diferencia es que en un caso se suministra electricidad y en otro combustible de origen fósil. Pero, más allá de esta obviedad, la gran diferencia entre uno y otro está en el tiempo de repostaje.

Llenar un depósito de gasolina o diésel puede tardar unos minutos, mientras que recargar una batería al 100% puede llevar mucho más tiempo, hasta horas, dependiendo del tipo de cargador que se utilice. 

Utilizando un enchufe doméstico de carga alterna, el tiempo de recarga puede ser de hasta 24 horas. Lo más habitual es utilizar un sistema Wallbox, ya sea en casa o en un punto público. En este caso, el tiempo estimado oscila entre las seis y ocho horas.

Mediante un punto de carga rápida con corriente continua, el tiempo se reduce considerablemente, hasta una hora, en función de la potencia de carga. En uno 20 minutos se puede recargar una autonomía de más de 100 kilómetros.

Electrolineras, Qué son y cómo funcionan

Otra diferencia importante es el precio. Actualmente, tanto la gasolina como la electricidad están por las nubes. Sin embargo, el coste por kilómetro es más bajo en un coche eléctrico

Igual que, para calcular cuánto cuesta llenar el depósito de gasolina hay que multiplicar el precio del litro por la capacidad del depósito, para saber cuánto cuesta recargar un eléctrico hay que tener en cuenta la capacidad de la batería y el precio de la electricidad.

La fórmula es: capacidad de la batería (kWh) multiplicado por precio de la luz (euros/Kwh). Según la web tarifaluzhora, el precio medio de la luz hoy es de 0.35556 euros/kWh. Si tomamos como ejemplo el coche más vendido el pasado mes de julio, el Citroën ë-C4, cuya batería es de 50 kWh, nos sale que recargar la batería cuesta 17,778 euros

En cambio, la versión de gasolina del C4, cuyo depósito combustible es de 50 litros, teniendo en cuenta el precio de la gasolina hoy, a 1,903 euros/litro de media, sale que llegar el depósito cuesta 95,15 euros. 

Eso sí, la diferencia de autonomía es también importante: el C4 eléctrico, con 100 kW (136 CV), homologa una autonomía de 357 kilómetros, mientras que el C4 de gasolina de 130 CV puede superar los 900 kilómetros, atendiendo a su consumo medio homologado de 5,4 litros/100 km

Cómo funciona una electrolinera

Electrolineras, Qué son y cómo funcionan

Hoy en día, además de las electrolineras propiamente dicha, existen puntos de recarga distribuido por diferentes lugares de las ciudades, como restaurantes o supermercados. Suelen ser puntos de carga lenta o semi rápida, pero, normalmente, gratuita. 

En una electrolinera no hay puntos de carga lentos, ya que no tendría sentido. En este caso, encontramos puntos de carga semi rápida (22 kW), rápida (50 kW), súper rápida (150 kW) y ultra rápida (350-400 kW), lo que permite recargar la batería en un tiempo que oscila entre los 20 y 30 minutos. Aunque esto dependerá de la potencia que pueda soportar el vehículo.

Para realizar la recarga, basta con aproximar el coche eléctrico al punto de carga, igual que lo harías en una gasolinera, asegurándote de que el puerto de carga del vehículo está cerca. 

A continuación, enchufas la manguera y listo. Tras realizar la recarga, solo tienes que pagar con cualquier método o, en algunos casos, también mediante aplicaciones móviles que, además, te permiten localizar, reservar y pagar las recargas con antelación.

Cuánto cuesta repostar en una electrolinera

Electrolineras, Qué son y cómo funcionan

El precio por repostar en una gasolinera varía en función del coste de la luz y la potencia de carga, pero, de media, los precios oscilan entre los 0,20 y los 0,79 euros/ kWh

Por ejemplo, la red Endesa X dispone de puntos de recarga con potencias a 22, 43 con conectores Mennekes y 50 kW, estos últimos mediante conectores CCS y CHAdeMO. El precio de la recarga es de 0,35 euros/kWh en corriente AC a potencias de 22 kW a 43 kW y 0,40 euros/kWh en corriente DC a potencias desde 50 kW. 

Iberdrola, por su parte, cuenta con puntos con potencias de 22 a 43 kW en conector Mennekes Tipo 2, 50 kW en conector CCS y CHAdeMO y 150 kW en conector CCS, con precios de 0,25 euros/kWh a potencia de hasta 22 kW, 0,45 euros/kWh a potencias de hasta 50 kW, 0,45 euros/kWh a potencias de 150 kW y 0,69 euros/kWh a potencias de hasta 350/400 kW.

Por otro lado, la red de Repsol dispone de puntos de recarga con potencias de 22 a 43 kW, 50 y hasta 350 kW, con precios que parten desde 0,35 euros/kWh hasta 0,45 euros/kWh a potencias de hasta 350 kW.

Otra de las redes más extendidas es Ionity, cuyos puntos de recarga cuentan con una potencia mínima de 150 kW con conector CCS, a un coste de 0,79 euros/kWh. No obstante, la empresa ofrece un servicio de suscripción que puede abaratar el coste, entre 0,29 euros/kWh y 0,35 euros/kWh.

Tipos de carga

Electrolineras, Qué son y cómo funcionan

Actualmente, existen cuatro modos de carga disponibles en España. Son las siguientes:

Modo 1

Se trata de un tipo de carga genérica destinada a múltiples usos, en la que no existe ninguna comunicación entre la toma de corriente, que es doméstico de tipo Schuko, y el vehículo. 

Es lenta (puede llevar más de ocho horas completar la recarga), monofásica, de corriente alterna y con una intensidad máxima de 16 Amperios (A) y voltaje de 230 V. Así, la potencia máxima de carga es de 3,7 kW.

Modo 2

Igual que el anterior, pero incluye un cable equipado con un sistema de protección y un interruptor del diferencial para evitar problemas de conexión con la red.

Aquí también se trata de una recarga lenta con las mismas propiedades que la de Modo 1.

Modo 3

En este caso, ya hablamos de un tipo de carga semi rápida, conocido como Wallbox, que utiliza un conector de tipo Mennekes o SAE J1772, dependiendo del vehículo. Incorpora varios sistemas de protección necesarios para la seguridad de la instalación eléctrica y del vehículo.

La corriente es alterna y, normalmente, monofásica, con una intensidad habitual de 32 A y una potencia máxima es de 7,4 kW. No obstante, si la carga es trifásica, la intensidad puede ser de hasta 63 A y hasta un máximo de 43 kW.

Modo 4

Por último, el Modo 4 es el de carga rápida en corriente continua. Para ello, utiliza un transformador y es el habitual en las electrolineras de España y en algunos lugares públicos. 

Cuenta con un cable de conexión y la potencia es de al menos 50 kW, aunque también puede ser ultra rápida, hasta los 350 kW. Los conectores aptos son el CCS Combo y el CHAdeMO.

El tiempo estimado de carga para completar el 80% suele ser de unos 30 minutos, dependiendo del tipo de vehículo y de la batería. 

Y además