Reportaje

Ford Mustang: Ok, pero también tienes estas 6 alternativas

Luis Guisado

08/09/2015 - 10:44

El nuevo Ford Mustang con motor V8 es una leyenda que se puede comprar algo más de 40.000 euros. ¿La mejor opción por este precio? Lo enfrentamos a seis alternativas que nunca hubieras imaginado (bueno, o sí). Y damos con la respuesta. ¡No te las pierdas al detalle en nuestra galería!

Abarth 500 695 Biposto

Desde 40.900 euros

¿Un Fiat 500 por más de 40.000 euros? ¿Nos hemos vuelto locos? Bueno, no estamos hablando de un 500 cualquiera, sino del Abarth 500 695 Biposto, el más salvaje de la gama: apenas 3,66 metros de puro músculo.

Nunca hasta ahora un Abarth había tenido tanta potencia como este Biposto: 195 CV que propulsan a este pequeño de 0 a 100 km/en apenas seis segundos. 

Puedes añadir elementos que radicalizan aún más el conjunto, como el cambio con embrague heredado directamente de la competición o los discos de freno de policarbonato, pero prepárate para desenfundar la cartera, eso sí.

Los estrechos baquets te aferran, las barras de la jaula de seguridad Titan quedan a la vista y aceleran aún más tus pulsaciones. Y es que este no es un tipo para un uso diario, sino para hacer las mejores vueltas en circuito: algo fácil para un peso ligero como este, de solo 997 kilos.

Nissan 370Z 

Desde 41.400 euros

Os presentamos a un auténtico devoracurvas. Y es que es precisamente por carreteras de montaña donde este Nissan saca a relucir todas sus cualidades. Su comunicativa dirección te fusiona con el asfalto, y su rígido chasis solo filtra los guijarros más pequeños: el resto lo, lo notarás en tus riñones. Y la zaga tiene cierta querencia a danzar a poco que apliques un poco de alegría al acelerador, lo cual es muy divertido, claro, pero tienes que anticiparte y tener algo de manos.

Un deportivo puro y sincero, que no hace concesiones ni al conductor ni a su acompañante. Su 3,7 litros V6 suena  tan espectacular como se espera de un bloque así, y tiene empuje desde el principio, aunque es a partir de las 3.000 vueltas cuando se desata la tormenta. El coche de pruebas montaba el variador de siete relaciones, pero tengo que reconocer que prefiero el cambio manual de seis velocidades, con sus recorridos cortos y precisos. 

Audi TT 2.0 TFSI 

Desde 41.760 euros

El Mustang representa el encanto de lo retro, y el Audi TT el encanto de los rabiosamente actual. Y es que de puro perfecto, tan vez le falte algo de alma, lo cual no es necesariamente malo: dentro, el coupé muestra con orgullo un habitáculo perfectamente acabado al estilo Audi, con esa enorme pantalla tras el volante que marca la referencia de cómo van a ser los puestos de mando del resto de los coches a partir de ahora. 

Pero cuidado: este Audi TT va muy rápido, y sin hacerse notar: ni una vibración, ni un patadón en la espalda, y un sonido incluso discreto. Los 370 Nm del dos litros gasolina reparten su fuerza bruta a las cuatro ruedas, adecentándola. Puedes viajar de Madrid a Barcelona y volver, y bajarte con una sonrisa en la boca, porque este deportivo no genera cansancio y permite circular a velocidades fulminantes con total facilidad. Solo el directo cambio, que permite realizar el punta tacón al reducir, le da algo de sabor ‘racing’ al conjunto. El resto va como la seda. A toda velocidad, pero como la seda.

BMW M135i 

Desde 45.000 euros

El compacto bávaro es fuerza bruta concentrada. Su refinado tres litros de seis cilindros en línea destila los 326 CV por todos sus poros… Y los arroja al eje trasero, como debe ser en todo deportivo que se precie. Y a cada inserción de su preciso e inmediato cambio, la aguja sube con desparpajo hasta la zona de las 6.000 vueltas. Llega con sorprendente facilidad hasta os 250 km/h, y si no existiera un limitador electrónico, aún correría bastante más.

Lo mejor: a todo esto hay que añadir cuatro plazas reales, un maletero más que decente y un consumo por debajo de los 10 litros: además de un deportivo puro, es práctico para el día a día, con una suspensión que filtra los baches con eficacia sin castigar tu espalda. 

Volkswagen Golf R 

Desde 41.715 euros

Veamos las cifras: de 0 a 50 km/h en 1,8 segundos, a 100 km/h en 4,8, 250 km/h de velocidad máxima y un consumo de 9,1 litros. Cifras de auténtico deportivo. ¿Lo mejor? Se lleva con un dedo, es cómodo y a la vez capaz de devorar curvas con absoluta precisión. 

Y todo con la discreción de una carrocería que apenas se diferencia del resto de los Golf. Pocos pueden sospechar que lleva nada menos que 300 CV bajo el capó. Pero claro, cuando el cuatro cilindros turboalimentado comienza a rugir por el escape detrás de ti, y te encuentras en unos baquets deportivos de mullido y agarre perfectos, te das cuenta de que te encuentras al volante de un deportivo muy serio. 

Porsche 911 Turbo (996) 

Desde 40.000 euros

No podía faltar un Porsche en esta comparativa, aunque hemos tenido que tirar del mercado de segunda mano para que cuadren los precios. El serie 996 (1997-2006) se puede encontrar hoy en día en buen estado por poco más de 40.000 euros. Y a cambio obtienes nada menos que un 911 Turbo: dos compresores y 420 CV bullendo en la zaga, y un empuje a partir de las 4.000 vueltas que te incrusta en el respaldo. Y todo aderezado con su irresistible sonido de motor bóxer. 

Un coche que logra ser endiabladamente veloz y eficaz en circuito, y al mismo tiempo más que decente para un uso diario: un superdeportivo para batir récords en Nordschleife o para viajar cómodamente por la Toscana. 

Ford Mustang GT 

Desde 46.000 euros 

Motor de 5,0 litros, V8… Efectivamente: el nuevo Ford Mustang, en esta configuración, hereda el auténtico espíritu muscle-car. Basta con que acaricies un poco el pedal del acelerador para que se te ericen los pelos del brazo. 

Lo mejor: en ningún momento echo en falta el empuje de un turbo: este atmosférico es como los de antes, arroja su potencia a base de cubicaje y cilindros. 

Y de este modo, la aguja del cuentavueltas vuela por las revoluciones, mientras tú disfrutas de lo lindo con su nueva caja manual de seis velocidades, de recorridos cortos y precisos y un tacto insuperable. 

Pero no es un Gran Turismo abonado al carril izquierdo: es aplomado y tiene un frenos potentes y con mordiente, y un chasis que aporta el suficiente aplomo como para superar una carretera de curvas a buen ritmo y con éxito. ¡Un deportivo a la europea! Con todos los asistentes de seguridad que se le puede pedir a un coche actual de este nivel, pero sin perder la esencia del primer pony-car.

Tal vez, por todo esto, el nuevo Mustang es insuperable: una leyenda viviente de 412 CV, a un precio en absoluto desorbitado. Uno de los pocos que resisten a la fiebre del ‘downsizing’. 

Lecturas recomendadas

Todo sobre Ford

Ford

Modelos de Ford más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches