Skip to main content

Prueba

Coche eléctrico

Prueba Volvo XC40 híbrido: ¿vale la pena invertir más de 46.000 euros como mínimo?

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020 AB
Nota

8

Gracias a su autonomía en eléctrico puro de mínimo 47 km, consigue la etiqueta Cero Emisiones de la DGT

Prueba del Volvo XC40 híbrido enchufable. Denominado internamente Volvo XC40 T5 Twin Engine Recharge, se trata del primer híbrido enchufable de Volvo. Cabe destacar que el apellido Recharge será el que acompañe a partir de ahora a todos los modelos electrificados de la marca sueca. No obstante, solo el primer eléctrico puro de la marca sueca, el Volvo XC40 Recharge, lo lleva en la denominación desde el principio.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

El Volvo XC40 híbrido se diferencia de un XC40 normal por pequeños detalles. Por ejemplo, en el exterior, lo más destacado es que cuenta con una segunda trampilla de repostaje, en este caso, de carga eléctrica, situada entre el paso de rueda delantero izquierdo y el pilar A.

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020
Esta es la boca de carga eléctrica del Volvo XC40 híbrido enchufable.

Otro detalle diferenciador se halla en el portón trasero del Volvo XC40 PHEV, donde se encuentra la nomenclatura Twin Engine.

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020

Asimismo, otras diferencias entre el Volvo XC40 híbrido y sus hermanos de gama radica en el hecho de que no está disponible con el suelo del maletero plegable (opcional) y que el volumen del tanque de combustible es de 48 litros, en vez de los 54 de un XC40 de combustión interna.

En este sentido, las diferencias se hallan en el interior del Volvo XC40 híbrido, concretamente, en el apartado mecánico. El primer híbrido de Volvo –que está basado también en la plataforma CMA– consta de dos motores: un propulsor gasolina 1.5 tricilíndrico de 180 CV, combinado con un motor eléctrico de 60 kW (82 CV), con lo que la potencia total del Volvo XC40 híbrido es de 262 CV. 

El Volvo XC40 plug-in hybrid, en principio solo disponible con tracción delantera, entrega la potencia a través de una transmisión automática de doble embrague de 7 relaciones shift-by-wire (sin conexión mecánica).

Todo lo que tienes que saber del primer Volvo eléctrico

La batería del Volvo XC40 híbrido –situada bajo el túnel central– consta de 90 celdas y tiene una capacidad de 10,7 kWh, lo que posibilita una autonomía en eléctrico puro de entre 42 y 46 kilómetros –depende del tamaño de las llantas– en ciclo WLTP. Gracias a ello, el Volvo XC40 híbrido enchufable se hace acreedor de la etiqueta cero de la DGT. Para cargar íntegramente las baterías del XC40 híbrido, por su parte, se tardan entre tres horas (cargador de 16 amperios) y seis horas (6 amperios).

Prueba Volvo XC40 híbrido

Para probar el Volvo XC40 híbrido me he ido hasta las frías y siempre desafiantes carreteras de los Alpes alemanes, en Baviera. Como en otros coches híbridos, hasta que no aprietas el botón de arranque no eres consciente de que te encuentras al volante del Volvo XC40 PHEV, pues no hay ningún detalle que lo delate.

Ahora, eso sí, una vez pulsas el botón de arranque, todo cambia. Primeramente, el más absoluto silencio, como en cualquier otro coche eléctrico. El Volvo XC40 PHEV arranca siempre en híbrido, independientemente de que las baterías del motor eléctrico estén cargadas o vacías.

En la pantalla de la instrumentación, uno de los relojes, el derecho, pone de manifiesto que se trata del primer híbrido de Volvo. Por una parte, muestra sobre el indicador de la autonomía, una pequeña pila con la autonomía en modo eléctrico. En este sentido, el Volvo XC40 T5 Twin Engine cuenta con tres modos de conducción: Pure (eléctrico puro), Hybrid (híbrido) y Power (cuando solo funciona el motor de combustión interna).

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020
Detalle de la instrumentación del Volvo XC40 híbrido.

Inicio la marcha con la suavidad y el silencio que proporciona el módulo electrificado. Como en otros híbridos enchufables o eléctricos puros, el motor eléctrico del Volvo XC40 plug-in hybrid ha sido concebido para ejercer de freno de motor, así como para recuperar la energía de la frenada, en varios niveles de intensidad.

Dado que nos encontramos en una carretera de montaña y vamos a encontrarnos muchos repechos pero también muchas bajadas, activo el modo más conservador y con mayor capacidad de recuperación de la frenada. Para ello, basta con mover la palanca de la transmisión automática hacia ti y colocarla en B, y para aumentar o reducir la capacidad de recuperación o bien moverla hacia la derecha (más) o hacia la izquierda (menos). Aquí se echan de menos unas levas para realizar esta operación, deseo que se hace realidad en el acabado R Design.

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020

Entre el frío que hace fuera –estamos a 0 grados y ha empezado a nevar con intensidad y tengo la calefacción activada, así como el asiento calefactable– y los repechos que estoy atacando, lo cierto es que la autonomía de las baterías cae con suma rapidez. Por suerte en la bajadas, voy recuperando kilómetros poco a poco.

Si no fuera porque quiero saber qué tal es la gestión de la batería del Volvo XC40 híbrido, lo cierto es que hubiera desconectado el modo puro eléctrico y reservado la carga eléctrica para entrar, por ejemplo, en una zona de bajas emisiones de una gran ciudad. Para ello, basta con acceder a través de la pantalla del sistema de infotainment en la consola central y buscar en el menú 'Modos de conducción', y en Pure y pulsar el botón 'Hold', con lo que se desactiva el modo eléctrico puro. Además, si se pulsa 'Charge', el motor de combustión interna cargará las baterías. Para gustos, los colores, pero yo agradecería que esta gestiones pudieran realizarse a través de un botón junto al cambio, en vez de tener que acceder a través del menú del display.

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020

Una vez desactivado el modo eléctrico puro –solo está disponible hasta 125 km/h; por encima de esa velocidad entra en funcionamiento el motor de gasolina– se disfruta más al volante del Volvo XC40 híbrido, pues no estás pendiente de que la batería se desplome y más del placer de conducción. Y aunque el XC40 es algo corto, lo cierto es que un SUV estable y muy cómodo para el pasaje. Sin olvidar de que goza de todas las virtudes de sus hermanos de gama, especialmente en lo que a seguridad se refiere (City Safety, Pilot Assist, sistema BLIS...).

Prueba del XC40 híbrido por la sierra de Madrid y alrededores

Esta semana he tenido la oportunidad de ponerme otra vez a los mandos del Volvo XC40 T5 Recharge, esta vez por la sierra de Madrid y alrededores, y me reafirmo en las primeras impresiones que me llevé cuando lo probé por primera vez hace unos meses. Pero sobre todo destaco el gran aislamiento acústico. Parece mentira que estemos hablando de un motor tricilíndrico, no solo porque resulta más desahogado de lo que se pudiera pensar, sino sobre todo porque no destila el típico sonido enlatado que delata a toda mecánica de tres cilindros. Obviamente no es el sonido de un V6, pero el gran trabajo de aislamiento acústico llevado a cabo por el equipo de Volvo es soberbio.

En cuanto a los consumos, y teniendo en cuenta la agradable temperatura imperante estos días en la capital de España, me ha permitido circular sin el aire acondicionado activado. Con todo, largas cuestas a la sierra, adelantamientos y dando alegría al motor donde se podía (ya con velocidad limitada a 180 km/h, como prometían en la casa sueca), he logrado un consumo de 6,4 l/100 km tras más de 100 km de recorrido. Un dato francamente bueno.

Prueba Volvo XC40 PHEV 2020 AB

Precios del Volvo XC40 híbrido enchufable

Todo tiene un precio, y Volvo, no nos olvidemos, es una marca premium. El Volvo XC40 híbrido –que ya está a la venta y las primeras unidades llegarán en verano– tiene un precio de partida desde 46.350 euros. Y aunque al igual que ocurre en el Volvo XC40 eléctrico, la marca sueca devolverá al propietario todo el gasto de electricidad correspondiente a la carga de las baterías durante el primer año, es un picazo.

  • XC40 T5 Twin Recharge Inscription Expression: 46.350 €
  • XC40 T5 Twin Recharge Inscription: 50.706 €
  • XC40 T5 Twin Recharge R-Design Expression: 49.000 €
  • XC40 T5 Twin Recharge R-Design: 51.420 €

 En el caso que te esté planteando la opción de renting para particulares, el Volvo XC40 plug-in hybrid con 48 meses y un tope de 15.000 km al año tiene los siguientes costes: 

- con 7.570 euros de entrada tiene una cuota mensual de 357 euros (IVA incluido). Esta oferta de renting es válida hasta el 30 de junio 2020 o fin de existencia en Península y Baleares. 

Conclusión: ¿interesa o no interesa?

La tranquilidad de que pase lo que pase en los próximos meses –e incluso años– vas a contar con un coche con etiqueta 0 y con el que poder entrar en el centro de las ciudades, es un factor a tener muy en cuenta. Si, además, se terminan aprobando ayudas del Gobierno a la compra de un vehículo electrificado, dolerá menos. Sea como fuere, es un coche válido para ciudad y para irte de viaje sin estar agobiado con la carga de la batería...

 

 

 

Conclusión

Lo mejor

Al diseño, la exclusividad y el despliegue de seguridad del XC40, ahora se une la versión híbrido enchufable, con la etiqueta cero emisiones incluida

Lo peor

Precio alto, pues se parte de una tarifa de partida de más de 46.000 euros. La autonomía en eléctrico puro se desploma si no la gestionas bien

  • Tipo de Motor

    Híbrido enchufable

  • Cilindrada

    1.477 cc

  • Par motor

    425 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    179 cv /5.800 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1.336 L

  • Aceleración 0-100

    7,3 s

  • Velocidad máxima

    205 km/h

  • Consumo oficial

    2.0 l/100km

  • Precio

    49.506

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Volvo XC40 Todo sobre Volvo XC40

Y además

Más de Coches híbridos